MENÚ
domingo 13 octubre 2019
21:43
Actualizado

Presos del “procés” denuncian “mofas” de la Guardia Civil en sus traslados a Madrid

Se quejan de unas condiciones “más propias de reclusos de alta peligrosidad” que de “pacíficos parlamentarios”

  • Independentistas muestran su apoyo a los presos durante su traslado a Madrid el pasado día 1
    Independentistas muestran su apoyo a los presos durante su traslado a Madrid el pasado día 1 /

    EFE

Tiempo de lectura 4 min.

05 de febrero de 2019. 08:53h

Comentada
Ricardo Coarasa 4/2/2019

La defensa de los ex consellers de Puigdemont Jordi Turull y Josep Rull y del ex presidente de la ANC Jordi Sánchez ha denunciado el trato “degradante” y “humillante” que sufrieron por las “burlas” y “mofas” de agentes de la Guardia Civil durante su traslado a Madrid el pasado viernes. En un escrito remitido al tribunal que juzgará la “causa del procés” a partir del próximo día 12, el abogado Jordi Pina reclama para ellos “medidas cautelares distintas de la prisión provisional” para evitar “nuevas humillaciones” en sus traslados desde el centro penitenciario de Soto del Real hasta la sede del Tribunal Supremo (TS).

Los acusados se quejan de que uno o varios agentes captaron imágenes de ese traslado entre “risas de mofa” y las difundieron posteriormente en las redes sociales (un agente ya ha sido suspendido en sus funciones por grabar supuestamente ese vídeo). Es evidente, se queja su abogado, de que los agentes “no pueden captar imágenes, y menos con fines de burla y humillación, de aquellas actuaciones en las que intervienen”, lo que según denuncia menoscaba sus derecho a la dignidad.

Los políticos presos, añade, hicieron el viaje “encerrados en compartimentos muy reducidos”, unas condiciones “más propias de reclusos de alta peligrosidad que no de pacíficos parlamentarios”. Y recuerda que se trata de una actuación reincidente, pues cuando la Audiencia Nacional ordenó su ingreso en prisión fueron conducidos a la cárcel esposados y sin cinturones de seguridad, “recibiendo por ello diversos golpes”.

El letrado también pone de relieve las recientes manifestaciones de Irene Lozano, secretaria de Estado responsable de la campaña “España Global”, dependiente de Exteriores, quien en una entrevista a la BBC se refirió a los acusados como líderes políticos que han “cometido delitos penales”, lo que, según expone, lesiona su derecho a la presunción de inocencia. Pina anuncia además su intención de denunciar los hechos ante Estrasburgo, el tribunal europeo al que los independentistas fían su última batalla judicial.

En su escrito, los tres acusados recuerdan a los siete magistrados que integran el tribunal que son ellos “los garantes de que los procesados sean tratados con todo el respeto y dignidad que merecen”. El pasado jueves, el presidente del TS, Carlos Lesmes, se comprometió a que los presos sean conducidos a la sede del juicio “con la máxima dignidad” y evitando cualquier “componente de penosidad” y su “exposición pública para no generarles la más mínima incomodidad”.

Últimas noticias