Noticias destacadas

Congreso

El PSOE acelera vivienda y Podemos y ERC frenan

Los socialistas dicen que el acuerdo está "prácticamente hecho" dentro de la coalición, mientras Podemos eleva el choque y lo desmiente

El PSOE está decidido a continuar la agenda legislativa que resta durante este año a pesar de que en los últimos días la tensión haya escalado en Moncloa a causa de la reforma de la ley del «solo sí es sí», que ha acabado por romper la unidad entre los partidos que conviven en el Ejecutivo, a la par que dinamitar la mayoría de la investidura. Los socialistas defienden que aun con las diferencias con Podemos, «hay muchas más cosas que los unen» y que el mandato es «centrarse en eso». Así, la orden que ha llegado a los ministros es la de rebajar la tensión con los morados, a la par que tratar de dar la imagen de una coalición centrada en mejorar la vida de la gente.

Así, el PSOE busca acelerar su agenda legislativa. En este sentido, ayer se mostraron dispuestos a desencallar la ley de vivienda. Se entiende que es la manera ideal para «contribuir a rebajar el tono». La proposición del PSOE es la de elevar el tope a los alquileres al 3 por ciento en 2024 y después definir un nuevo límite. Algo que no fue rebatido entre los principales socios como Podemos o ERC. Ambos reconocen que esa posibilidad les gusta, aunque todavía quedan «flecos» más técnicos que resolver. No se les escapa que hasta ahora el ministerio de Economía no cedía en la negociación y justo después de la tensión con Igualdad, el PSOE desbloquea los aspectos más generales de Vivienda. Hay otras cuestiones sobre las que todavía no hay acuerdo, como el índice de los precios de alquiler. Fuentes parlamentarias explican que la ley estatal «no puede estar por debajo de la catalana» y es por eso que frenan el optimismo del PSOE.

En Podemos, conscientes de que el Ejecutivo busca rearmar el bloque de legislatura, ha optado por desmentir que haya un acuerdo cerrado mientras que la propia ministra de Hacienda lo confirmaba. Los morados buscan estirar el conflicto. La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, y proponente de la ley alejó este escenario. "La ley de vivienda es muy urgente para nuestro país pero sobre todo es urgente para que sea una buena ley que incluya una regulación de alquileres efectiva y contribuya a ampliar el parque público de vivienda. por desgracia, hoy no estamos más cerca que ayer de un acuerdo", censuró en Twitter. La intención del Ejecutivo era la de desbloquear la ley en este mismo mes de marzo, después de que vivienda lleve ya casi dos años en negociaciones, a pesar del compromiso de PSOE y Unidas Podemos de desbloquearla hasta en la negociación de dos presupuestos generales del Estado. El hecho de que los morados desmintieran a la parte socialista del Gobierno, no sentó bien ayer. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reivindicó que "prácticamente ya hay acuerdo en el Gobierno de coalición sobre cómo va a resultar el texto de vivienda", a falta de flecos.

Los morados elevan de nuevo la tensión con sus socios y, para ello, el domingo la ministra Ione Belarra protagonizará un acto temático. "Vivir, no sobrevivir. La vivienda es un derecho". En el acto buscarán la presión pública para desencallar la ley, aunque en privado fuentes del partido reconocen que se puede llegar a un acuerdo en los próximos días.