MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
09:10
Actualizado

Puigdemont avisa: El candidato es él o nuevas elecciones

Tras mantener la incógnita sobre su paradero lanza un mensaje en las redes

  • Carles Puigdemont aparece en un vídeo en el que ofrece un discurso a los jóvenes seguidores del partido Nueva Alianza Flamenca (N-VA) en Lovaina, Bélgica. Efe
    Carles Puigdemont aparece en un vídeo en el que ofrece un discurso a los jóvenes seguidores del partido Nueva Alianza Flamenca (N-VA) en Lovaina, Bélgica. Efe

Tiempo de lectura 2 min.

31 de enero de 2018. 04:16h

Comentada
Andrés Bartolomé Bruselas. 30/1/2018

Carles Puigdemont, el más nombrado y esperado ayer, tras guardar silencio a lo largo de toda la jornada y en medio del cruce de reproches entre Junts per Catalunya (JxCAT) y ERC, sólo se dejó ver a través de un vídeo en las redes sociales a última hora de la tarde. Y lo hizo para redoblar el pulso al Estado y dejar asomar un horizonte de nuevas elecciones.

El líder de JxCAT, que no ve «otro candidato posible» salvo él mismo, atacó el «golpe de Estado» del Gobierno a través del artículo 155 de la Constitución con la connivencia de las instancias judiciales. Según dijo, el Ejecutivo «pretende ganar en los despachos aquello que no ha ganado en las urnas».

Puigdemont fue tolerante con el presidente del Parlament, Roger Torrent, que «lamentablemente» optó por aplazar el Pleno de investidura y dijo «respetar» su decisión, pero advirtió de que no hay «ningún otro candidato posible» ni «otra combinación aritmética posible» para elegir al titular de la Generalitat: o él o elecciones, vino a aventurar.

El ex president afirmó que la «voluntad democrática es la que surge del Parlament, no de un Tribunal Constitucional interferido y dirigido por La Moncloa», y que los catalanes «ya dieron su respuesta» el 1-O y el 21-D. Una «decisión inapelable expresada en las urnas», dijo, que legitima su resistencia: «No queremos el 155, no queremos que se nos siga reprimiendo y persiguiendo por nuestras ideas». Según Puigdemont, para hacer frente a la aplicación del 155 [que se mantendrá si no hay un nuevo Govern], la mayoría soberanista debe dar una «respuesta unitaria y coordinada».

Desde Bruselas, el líder fugado resaltó que «la democracia ni se aplaza ni se suspende» y avisó de que aceptar que «se dicten presidencias desde Madrid» sería «hipotecar para siempre los resultados electorales» en Cataluña.

En este sentido, denunció que el Gobierno central está haciendo «chantaje» al plantear que sólo puede haber «el president que les guste a ellos» o, si no, se mantiene la aplicación del 155.

Puigdemont, huido de la Justicia desde octubre, destacó que «el camino más rápido» para acabar con el 155 es la «investidura y la formación de Govern». Por eso, incidió en que ayer, Cataluña, a través del pleno de investidura aplazado, «tenía la oportunidad e empezar a construir el país que los ciudadanos quieren», pero lamentó que deberá esperar «por la parálisis a la que obligan los que han perdido las elecciones». En este contexto, llamó al soberanismo a no perder la «unidad», que es, recalcó, «lo que sueñan los que nos quieren en prisión o en el exilio por años», en alusión al Gobierno. Por último, lanzó un mensaje de resistencia: «Si nos mantenemos juntos, firmes, dignos, democráticos y pacíficos, iremos avanzando hasta la plenitud de nuestra libertad. Porque tenemos derecho, y porque nos la hemos ganado».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs