Política

Radicales independentistas atacan a simpatizantes de VOX en Barcelona

Un grupo de encapuchados ha quemado contenedores y ha lanzado objetos contra los simpatizantes de la formación de Abascal.

Radicales independentistas intentan boicotear un acto de Vox
Radicales independentistas intentan boicotear un acto de Vox

Vox ha congregado a varios miles de personas en Barcelona, 15.000 según el partido y 5.000 según la Guardia Urbana, en un acto celebrado frente a las fuentes de Montjuïc.

Vox ha congregado este sábado a varios miles de personas en Barcelona, 15.000 según el partido y 5.000 según la Guardia Urbana, en un acto celebrado frente a las fuentes de Montjuïc de Barcelona en una concentración donde su presidente, Santiago Abascal, ha pronunciado un discurso en el que ha arremetido contra "los enemigos de España".

Mientras, la manifestación convocada por grupos independentistas y por los Comités de Defensa de la República (CDR) contra el acto se ha saldado con siete detenidos, varios heridos y numerosos incidentes entre manifestantes y Mossos d'Esquadra en los alrededores de la plaza de España.

Thumbnail

Un grupo de manifestantes, convocados por los Comités de Defensa de la República (CDR) y otros grupos del independentismo, como Arran o el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans, han tratado de boicotear el acto. Los radicales han tirado contenedores y objetos en las cercanías del lugar donde el partido había convocado la concentración.

Una parte de los activistas -algunos, encapuchados- han lanzado objetos y han quemado contenedores y vallas, formando una hoguera en la calle Tarragona, que está en uno de los extremos de la plaza España. Asimismo, algunos simpatizantes de la formación política que lucían banderas de España han sido atacados e insultados tras acabar el acto.

Ha habido momentos de tensión con los Mossos d'Esquadra y los agentes han tenido que realizar varias cargas después de que los independentistas convocados por los CDR y Arran lanzasen piedras y otros objetos contra ellos. Los activistas han encendido una gran Hoguera que corta la calle mientras un cordón policial los mantiene alejados del acto de Vox. Los incidentes se han saldado con varios detenidos.

Tras topar con un cordón de Mossos en la calle Tarragona, a la altura de la plaza Espanya, y después de lanzar varios objetos como huevos o piedras, los concentrados han utilizado material de obra de las calles aledañas para formar una barricada.

Posteriormente se han desplazado por las calles de la zona, derribando contenedores de basura y obstaculizando el paso a vehículos colocando en la calzada vallas de obras y otros objetos.

Esta tarde, a las 17.00 horas, se celebrará una manifestación en la capital catalana convocada por la plataforma Unidad contra el Fascismo y el Racismo, bajo el lema "STOP Vox".

Abascal ha hecho pivotar su parlamento sobre varios ejes: la condena a los postulados independentistas y la, a su juicio, inacción de "la izquierda desleal", la "derechita cobarde"del PP y la "veleta naranja"de Ciudadanos, proclamas contra los migrantes en situación irregular y enardecidas críticas a la Unión Europea.

Los concentrados, que portaban numerosas banderas españolas -algunas de ellas con simbología franquista- y de la Guardia Civil, han lanzado gritos como "Golpistas a prisión", "Puigdemont a prisión", "Torra a la mazmorra"o "Cataluña es España".

Abascal ha prometido que si es elegido presidente del Gobierno suspenderá nuevamente el autogobierno catalán, "disolverá"a los Mossos d'Esquadra e instará a la Fiscalía a detener al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Ha afirmado que "los enemigos de España estarán más pronto que tarde fuera de las instituciones democráticas", en referencia a unos partidos independentistas "a los que hay que expulsar de la legalidad de una vez por todas", y ha dicho que "Cataluña no es una nación, es algo mucho más importante: es una región de España".

Ha aseverado que "España ni se discute, ni se dialoga, ni se negocia", sino que "se defiende hasta las últimas consecuencias".

Además de Abascal han tomado la palabra, entre otros, el secretario general de la formación de extrema derecha, Javier Ortega Smith, y el cabeza de cartel por Barcelona el 28A, Ignacio Garriga.

Ortega Smith, abogado de la acusación contra los líderes independentistas en el juicio del Tribunal Supremo, ha asegurado que los acusados "muy pronto sabrán de las sentencias condenatorias e irán a cumplir prisión muchos años", porque "vencerá la justicia, la libertad, el Estado de derecho, vencerá Cataluña y vencerá España".

Cerca de las Torres Venecianas de la plaza España, dos manifestantes han increpado a un par de Mossos d'Esquadra que vigilaban el perímetro, a los que han insultado y han acusado de ser "una policía vendida".

Vox ha denunciado en redes sociales los ataques violentos de los radicales independentistas.

Autobús del amor contra VOX

Por su parte, el PSC ha hecho circular por Barcelona un "autobús del amor"para mostrar las ansias de "tolerancia, democracia, libertades y respeto a la diferencia"de la ciudadanía y como rechazo a la concentración organizada por Vox en las fuentes de Montjuïc.

Así lo ha explicado en declaraciones a los medios en el parque de la Ciutadella el candidato del PSC a la Alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, que ha indicado que los socialistas quieren así "contraponer"sus valores a los que se pregonarán en dicha concentración, convocada bajo el lema "Cataluña por España".

"Somos una sociedad abierta, tolerante y diversa, orgullosa de ser como es y que planta cara a aquellos que quieren volver a la España, la Cataluña y la Barcelona de hace 40 años", ha aseverado el dirigente del PSC.

Los comunes también han mostrado su rechazo a la concentración organizada por Vox y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participa en el acto reivindicativo con el título "En Barcelona el amor gana al odio", impulsado por Women's March Barcelona.