MENÚ
martes 17 septiembre 2019
01:43
Actualizado

Rajoy hace un guiño a la situación política y dice que se necesita de "la paciencia" de quien cosecha vino

Admite que se refiere "a alguien" al desear prudencia y paciencia ante el panorama político en la lectura del pregón de la Fiesta de la Vendimia de Leiro (Ourense)

  •  Mariano Rajoy, Alberto Núñez Feijóo, Ana Pastor y Manuel Baltar durante la romería dedicada a la vendimia/Efe
    Mariano Rajoy, Alberto Núñez Feijóo, Ana Pastor y Manuel Baltar durante la romería dedicada a la vendimia/Efe

Tiempo de lectura 2 min.

25 de agosto de 2019. 18:01h

Comentada
25/8/2019

ETIQUETAS

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha deseado "para todos" las virtudes de "la prudencia y la paciencia de quien sabe cuidar y esperar la cosecha", en un guiño a la situación política española. Además, ha admitido que se refiere "a alguien" al pronunciar estas palabras.

Así se ha expresado durante su lectura del pregón de la 30 edición de la Fiesta de la Vendimia de Leiro (Ourense), en el que se ha mostrado agradecido y lo considera "un inmenso honor". De hecho, a pesar de haber ocupado casi todos los cargos posibles en el mundo de la política, "en muy pocas ocasiones" ha tenido que "actuar como pregonero", ha manifestado.

Asimismo, Mariano Rajoy ha señalado que para ser pregonero "la distancia a las tribunas políticas y parlamentarias" es la "mejor condición", fundamentalmente "en el momento que vivimos hoy en España y en muchos otros mundos".

A lo largo de todo su pregón, ha hecho continuas alusiones a Galicia y el significado que tiene para él, sus "mejores recuerdos y referencias" están en la Comunidad. "Las mejores palabras del diccionario, mucho de lo que vivido y aprendido se lo debo a esta tierra", ha declarado.

"Me siento gallego por encima de todo y más orgulloso de eso que de casi cualquier cosa", ha expresado el expresidente del Gobierno, quien cree que "ser gallego no cambia con lo que se hace, sino que condiciona lo que se es".

A su vez, ha hecho mención a los primeros tres años de su vida pasados en O Carballiño (Ourense) y ha dicho que "nunca vivió mejor". "Nadie se metía conmigo y yo tampoco me metía con nadie, digamos que estaba en otro momento de mi vida", ha reflexionado.

Sin perder el hilo de lo que lo llevó hasta Leiro, le ha rendido homenaje al vino de O Ribeiro al decir que siempre supo leer y ver el "esfuerzo incondicional de todos los paisanos que saben que el fruto sólo llega después de la cosecha" cuando se encontraba una botella de este vino tanto dentro como fuera de España.

Antes de despedirse, al grito de '¡Viva Leiro!, ¡Viva el vino del Ribeiro!', ha querido desear "una pronta recuperación al rey emérito Juan Carlos", después de su última operación.

Ep

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs