MENÚ
domingo 16 diciembre 2018
20:46
Actualizado

La Guardia Civil requisa documentación y un ordenador del semanario El Vallenc

La Guardia Civil sospecha que los partidos secesionistas y el entramado de grupos afines podrían ocultar los materiales para llevar a cabo el 1-O. Aliados proetarras de los radicales también están siendo investigados

  • Agentes de la Guardia Civil en el antiguo local del semanario El Vallenc, en Valls
    Agentes de la Guardia Civil en el antiguo local del semanario El Vallenc, en Valls

Tiempo de lectura 4 min.

09 de septiembre de 2017. 19:19h

Comentada
J.M.Zuloaga Madrid. 9/9/2017

La Guardia Civil ha finalizado ya el registro en un antiguo local del semanario El Vallenc, en Valls (Tarragona), en el marco de su actuación para detectar si se está confeccionando material susceptible de ser utilizado en el referéndum de independencia del 1-O.

Tras cinco horas de registro, los agentes de la Guardia Civil han abandonado el local y han finalizado el registro que han efectuado por orden de la Fiscalía, con la intención de averiguar si en este lugar se está elaborando material electoral para el referéndum, han explicado fuentes de la investigación.

Según ha apuntado el semanario El Vallenc en un comunicado, los agentes "se han llevado el ordenador principal de la empresa, documentación de la empresa y han hecho una copia de todo el correo electrónico, tanto de la empresa como el privado del director del semanario", Francesc Fàbregas.

El semanario ha asegurado además que, una vez finalizado el registro a las 16.36 horas, Fàbregas ha sido citado a declarar hoy mismo a las 20 horas en las dependencias de la caserna de la comandancia de la Guardia Civil de Tarragona.

"¡No hay derecho, porque dicen que hemos hecho unas papeletas! ¡No hay derecho! No hemos hecho ningún delito. Y si las hemos de imprimir para que se vaya a votar, nosotros las volveremos a imprimir", ha señalado Fàbregas en declaraciones a los medios. "No se han llevado ninguna papeleta porque no han encontrado ninguna".

Frente al semanario, protegido por media docena de agentes de la Guardia Civil, se han congregado cerca de un centenar de personas con banderas independentistas y de la ANC, en protesta por la actuación policial.

Los concentrados han cantado el himno catalán "Els Segadors, han coreado lemas como "¡Votaremos!" y "Fuera las fuerzas de ocupación" y han exhibido en sus manos papeletas de votación del eventual referéndum del 1-O.

Y se han manifestado detrás los agentes de la Guardia Civil cuando éstos se dirigían a pie hasta sus vehículos aparcados en una calle cercana, antes de abandonar el lugar entre abucheos. EFE

Con anterioridad a la actuación de hoy los agentes registraron ayer la imprenta de Constantí (Tarragona), por si podría estar preparando documentación relacionada con el referéndum del 1 de octubre. En esta empresa se imprime precisamente El Vallenc.

Naves industriales

La Guardia Civil sospecha que las urnas para intentar celebrar el referéndum, declarado ilegal, del 1-O, están escondidas en naves industriales controladas, directa o indirectamente, por partidos separatistas, grupos afines o personas que están dispuestas a prestarles estas instalaciones. La CUP y sus «aliados» proetarras del País Vasco son objeto de las pesquisas. Según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación, se está procediendo a un minucioso examen de las naves, o instalaciones similares, propiedad o alquiladas por esos grupos o personas.

Ante la mínima sospecha de que se pudiera estar cometiendo una ilegalidad, se solicitará de la autoridad judicial la correspondiente orden de entrada y registro. Por lo que respecta a la fabricación o adquisición de dichas urnas, los agentes tratan de determinar cómo han podido llegar a Cataluña, si es que ya están en este territorio. No se descarta que se encuentren aún en una zona fronteriza cercana (Andorra, Francia...) convenientemente escondidas, o en otras zonas de España, como el País Vasco.

Vigilancia en el puerto

El puerto de Barcelona, con el gran movimiento de mercancías que tiene, también ha sido objeto de pesquisas, de las que, en este caso, no se pueden dar más detalles. La Guardia Civil cuenta con que los separatistas, al haber interiorizado que se hallan incursos en varios casos de ilícito penal, traten de sorprender a la Justicia y a las Fuerzas de Seguridad en el último momento.

En la estrategia estaría jugando un papel destacado la CUP, dada la concepción de desobediencia y desestabilización de Estado que preside algunas de sus actuaciones. Los investigadores, al contar con el respaldo de las órdenes de la Fiscalía, confían en dar con el paradero de la nave o locales en las que están escondidas las urnas, y la imprenta.

Una de las hipótesis es que, en ambos casos, podrían estar en el extranjero, en una zona cercana a la frontera, tanto la industria donde se imprime el material necesario para el referéndum declarado ilegal, y la nave o naves donde se esconde las urnas.

Se trata, según las citadas fuentes, de pesquisas complicadas ya que los responsables del movimiento secesionista-separatista sabían que judicialmente se iba a llegar a este punto y habrán planeado todas las opciones posibles para sortear la acción de las Fuerzas de Seguridad. En el caso de que los agentes sorprendan a quienes fabrican o encubren los materiales para la consulta, se trataría de un presunto delito cometido «in fraganti» y debería ser la Fiscalía la que propusiera al juez las medidas oportunas aunque la legislación vigente es muy clara al respecto.

Si fuera en el extranjero, se deberían cursar, con la lógica urgencia, las correspondientes órdenes internacionales y comisiones rogatorias.

Hay un dato que no olvidan los investigadores y son las conexiones de la CUP con todos los movimientos del mundo proetarra en el País Vasco, tanto en España como en Francia. Cuentan con instalaciones, imprentas, infraestructuras que están plenamente operativas.

Últimas noticias