MENÚ
domingo 19 mayo 2019
09:23
Actualizado

Rivera, el más bronco, exhibe a Rato, el Falcon y el chalé en el debate de RTVE

El líder de Cs fue sin duda alguna el que mostró más ganas durante el primer debate electoral.

  • Rivera sacó y colocó sobre su atril una foto del presidente durante su encuentro con Quim Torra para denunciar su complicidad
    Rivera sacó y colocó sobre su atril una foto del presidente durante su encuentro con Quim Torra para denunciar su complicidad

Tiempo de lectura 2 min.

23 de abril de 2019. 03:26h

Comentada
Andrés Bartolomé 23/4/2019

En la campaña electoral de los indecisos, alguno de los momentos de tensión que se vivieron anoche bien puede decantar la balanza por uno de los contendientes. Sin duda, el más bronco y con ganas fue Albert Rivera, ducho además en estas lides.

Pedro Sánchez buscó amagar los golpes en el bloque de política fiscal al advertir de que habría que usar un «detector de verdades de la derecha». Rivera inquirió entonces sobre su tesis doctoral y atacó luego a Pablo Casado: «Usted ha votado a favor de la mayor subida del IVA y del IRPF. El milagro económico del Partido Popular está en la cárcel», dijo esgrimiendo una fotografía de Rodrigo Rato detenido. «Baje del Falcon», le dirá después al presidente del Gobierno cuando es el Estado del Bienestar el protagonista del debate. El problema catalán fue recurrente. Para Rivera, a Sánchez no le preocupa que se rompa la unidad. «Yo quiero un presidente que no se arrodille ante los que quieren romper España», señaló colocando en su atril una foto del encuentro con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Y Pablo Casado abundó en esta idea: «Los que quieren romper España tienen a Sánchez de candidato». El líder de Ciudadanos y el del PP apretaron a Sánchez sobre si indultará a los independentistas procesados. Se evadió de primeras: «Prefiero responder todas las mentiras de la derecha a la vez». Pablo Iglesias terció pidiendo «por respeto a España dejar de mostrar fotografías y lanzarnos papelitos en este debate». Y se llevó un dardo –Rivera, una vez más– sobre «el chalé» [de Galapagar].

Pedro Sánchez fue duro con sus contendientes «de la derecha», especialmente cuando se dirigió a Casado: «Dígales a sus amigos ausentes de la ultraderecha que el vientre de una mujer no es un taxi». Y a continuación, a Rivera: «Y a usted que no se alquila». Ante lo que respondió el líder de Cs: «¿Decide usted por las mujeres? No sea carca».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas