MENÚ
sábado 19 octubre 2019
19:02
Actualizado

Moncloa no incluye la bandera en un tuit y luego rectifica

Sánchez dedica un mensaje en catalán a las víctimas sin la enseña por un «error humano»

  • Reproducción de la secuencia de los tuits de Pedro Sánchez
    Reproducción de la secuencia de los tuits de Pedro Sánchez

Tiempo de lectura 2 min.

18 de agosto de 2018. 05:36h

Comentada
Aurora G. Mateache Barcelona. 17/8/2018

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiso lanzar un mensaje de apoyo a las víctimas del 17-A ayer, día de duro recordatorio, que resultó más leído por la polémica que por el contenido, como hubiera sido su deseo. A las ocho de la mañana publicó dos versiones, una en castellano y otra en catalán, con el mismo mensaje: «La unidad de toda la sociedad española nos hace fuertes contra el terror y la barbarie. Este 17-A y siempre, estaremos en Barcelona junto a las víctimas, solidarios con su dolor, unidos en el recuerdo. Firmes ante la sinrazón del terrorismo. BCNciutatdepau, España es país de PAZ». Mismo mensaje con una salvedad: en el castellano se incluía la bandera española, y en la catalana, no. Dos horas después, la enseña aparecía también junto al tuit catalán.

Las reacciones de la clase política y de los ciudadanos no se hicieron esperar, llenas de críticas contra el líder del Ejecutivo enfocadas a su dependencia respecto a los secesionistas tras la moción de censura. El acaloramiento provocó que Moncloa informara de que se trató de «un error humano», que se subsanó en cuanto se percataron de él. Y zanjó que hubiera «ningún tipo de intencionalidad política» detrás. El hecho de que en Facebook y en Instagram saliera correctamente desde el principio refuerza la argumentación, señalan fuentes del Ejecutivo, que basan los hechos en un problema informático.

Este periódico ya informó de que el objetivo del Gobierno ha sido impedir que los actos de ayer en memoria de las víctimas de Barcelona y Cambrils derivasen en un conflicto entre el sector constitucionalista y el soberanista, y que las concentraciones y homenajes discurriesen con normalidad, desde el «blindaje» a los Reyes para impedir el hostigamiento del año pasado hasta controlar las acciones violentas de los más radicales. Bajo esta premisa, el ayuntamiento catalán lideró los actos, con la aprobación de la Generalitat y la delegación del Gobierno en la región. En este contexto, el Ejecutivo es consciente de que, debido a que la moción que condujo a Sánchez a La Moncloa necesitó el apoyo de los soberanistas, cualquier gesto o error como en el caso de ayer se analiza con lupa desde los distintos partidos para comprobar si ha sido una cesión o un guiño al independentismo. Prueba de ello fue el tuit de la diputada del PP, Pilar Marcos: «La amoralidad del relativismo moral de Sánchez gracias a una moción de censura que apoyaron los separatistas».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs