Generalitat

Sánchez mantendrá una reunión institucional con Pere Aragonès el 21 de diciembre en Barcelona

En el encuentro, que se celebrará en el Palau de la Generalitat, se abordarán cuestiones de "interés común para ambos gobiernos"

Pedro Sánchez y Pere Aragonés
Pedro Sánchez y Pere AragonésAgenciasfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantendrá una reunión institucional con el president de la Generalitat, Pere Aragonès, el próximo 21 de diciembre en Barcelona, el primer encuentro entre ambos tras la investidura del líder socialista y la presentación de la ley de amnistía que abarca el grueso del "procés":

La cita ha sido confirmada este mediodía prácticamente al unísono tanto por la Generalitat como por la Moncloa, una fecha marcada en rojo en el calendario que llegará, eso sí, después de una primera reunión entre los socialistas y Junts en Ginebra este próximo sábado 2 de diciembre confirmada por el propio Santos Cerdán, negociador del PSOE con Carles Puigdemont.

En el encuentro entre Sánchez y Aragonès, que se celebrará en el Palau de la Generalitat en vísperas de las vacaciones navideñas, se abordarán cuestiones de "interés común para ambos gobiernos", según confirmaron fuentes oficiales.

Con este encuentro, el Ejecutivo de ERC trata de marcar perfil propio, otorgarle un carácter oficial a la negociación -la cita será en el Palau de la Generalitat- y poner el acento en la continuidad del diálogo con el Gobierno. "Será una reunión de trabajo entre presidentes y, en principio, sin ninguna otra figura", ha asegurado esta tarde la vicepresidenta Laura Vilagrà en referencia a la figura del verificador.

Sobre el orden del día, el Govern tiene previsto poner sobre la mesa tres exigencias: empezar a debatir sobre un hipotético referéndum en el marco del "conflicto político" -algo a lo que el PSOE se niega de plano-, el traspaso de Cercanías y un modelo de financiación propio para Cataluña con el que la Generalitat aspira a recaudar todos los impuestos.

Vilagrà ya avisó de que Aragonès quiere "ir al grano" en el encuentro, y señaló que tiene que servir para crear, a su juicio, el "marco efectivo de la negociación" en el que se consigan concretar las tres carpetas que serán los temas centrales de la reunión.

"Hemos trabajado ya juntos desde hace mucho tiempo, por tanto, lo que tenemos que hacer es dar velocidad de crucero a la negociación en tres carpetas que para nosotros son fundamentales", reiteró sobre el foro de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat habilitado ya a lo largo de la pasada legislatura.

De hecho, el gabinete del presidente catalán busca desmarcarse de Junts y arrogarse la mayoría de contrapartidas que el independentismo pretende arrancar a Sánchez en la eterna lucha con Junts y Carles Puigdemont. Por ello, desde el Govern de Esquerra ponen en acento en la mesa de diálogo y en la puesta en escena del "marco efectivo de la negociación" entre la Moncloa y la Generalitat para abordar los acuerdos de investidura.

El último contacto entre Aragonès y Sánchez fue el pasado 31 de octubre, cuando fueron los encargados de cerrar por teléfono el acuerdo entre ERC y el PSOE para la investidura con la ley de amnistía en el centro del pacto político.

Es más, la oficialidad de la cita llega justo horas después de que el PSOE y Junts desvelaran la reunión que se celebrará este sábado previsiblemente en Suiza, la primera mesa con un mediador internacional para atender a las demandas de los de Carles Puigdemont. El verificador sigue siendo uno de los máximos secretos en estos momentos, aunque el presidente del Gobierno se ha comprometido a informar sobre su entidad.