MENÚ
lunes 24 septiembre 2018
04:18
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Los «pesos pesados» que apoyaron a Cospedal fichan por Casado

El equipo de la ex secretaria general recluta compromisarios para el ex portavoz.

  • Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado compartieron mesa ayer en una cena con diputados populares . David Mudarra/PP
    Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado compartieron mesa ayer en una cena con diputados populares . David Mudarra/PP
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de julio de 2018. 03:46h

Comentada
C. Morodo.  Madrid. 10/7/2018

Los rostros más significativos del PP que apoyaron a la ex secretaria general María Dolores de Cospedal empezarán a retratarse al lado de Pablo Casado, cuya candidatura pasó la votación de los afiliados en segundo lugar, por una ajustada diferencia respecto a la ganadora, Soraya Sáenz de Santamaría. Cospedal se quedó fuera de la batalla, pero como era previsible en la misma noche electoral su equipo está trabajando ya codo con codo con el de Casado para intentar imponerse sobre la candidatura de la ex vicepresidenta.

En esa estrategia conjunta se valora que por distintas vías los principales apoyos de Cospedal, se signifiquen ahora del lado del ex portavoz. La candidatura de Cospedal la respaldaron ex ministros como Rafael Catalá, Juan Ignacio Zoido, Dolors Montserrat e Isabel Tejerina. Zoido y su «segundo» en el Ministerio de Interior, José Antonio Nieto, acompañaron ayer a Casado a una cena con diputados populares. Un acto en el que coincidió con Sáenz de Santamaría. Este gesto busca desestabilizar el apoyo mayoritario que se da por hecho que tiene en Andalucía la lista que se impuso en la votación de las bases a nivel general, y también en esa comunidad. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, ha tomado partido por Saénz de Santamaría, y con él está otro de los «pesos pesados» en la organización andaluza, Javier Arenas. Pero Zoido, ex alcalde de Sevilla y ex presidente regional, tiene todavía su grupo de afines.

Cospedal también acudió a la cena. Foto: Jesús G. Feria
- Cospedal también acudió a la cena. Foto: Jesús G. Feria

Aunque no está previsto un acto general de apoyo a Casado, en la estrategia de su lista sí prevén que por declaraciones, tuits o actos públicos se vaya produciendo un goteo de pronunciamientos a favor de ellos. Hoy está en Galicia con Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta no se ha señalado oficialmente, y puede que tampoco lo haga hoy hasta que reciba también la visita de Sáenz de Santamaría en esta campaña de la segunda vuelta. Pero las señales que ha emitido han llevado al PP a interpretar que está más cerca de Casado que de quien fue «mano derecha» de Rajoy en el Gobierno. Lo mismo ocurre con el presidente madrileño, Ángel Garrido. Cospedal le respaldó frente a la operación de Génova para relevarle durante la crisis por la caída de Cristina Cifuentes. Y Garrido pagó a Cospedal con su apoyo interno. Una vez que su valedora ya no está en la carrera sucesoria, su entorno empieza a situarle al lado de Casado, dentro de una organización regional en la que el ex portavoz se impuso en la votación.

La repercusión de todos estos pronunciamientos públicos en el voto de los compromisarios está por ver. De momento sirven para mantener viva la sensación en el PP de que la batalla está muy abierta y de que en el Congreso puede suceder cualquier cosa. En paralelo, la candidatura de Saénz de Santamaría también está trabajando intensamente para consolidar sus apoyos entre los compromisarios de los feudos que por representación serán determinantes en el cónclave de julio.

Finalmente ayer por razones de agenda no se celebró la reunión formal entre los dos candidatos a la sucesión de Rajoy. La promueve Sáenz de Santamaría, y aunque Casado no se niega, sí anticipa el resultado de esa entrevista. Pese a la preocupación en el «aparato» del PP por la división interna, él seguirá defendiendo su candidatura hasta el Congreso y, al mismo tiempo, tampoco renunciará a su pretensión de que se celebre un debate. Desde el equipo de la ex vicepresidenta le señalan por su «radicalidad» y por estar ocupando el espacio que en su día representó José María Aznar, pero que hoy «no es el presente ni el futuro del partido».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs