Díaz, candidata para que «el PSOE vuelva a ganar las elecciones»

Reivindica el orgullo de ser socialista y pide el voto de quien "no esté en el rencor y el resentimiento"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (3d), los expresidentes del Gobierno, Felipe González (2i) y José Luis Rodríguez Zapatero (2d), el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra (d), y el exsecretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, desde hoy oficialmente precandidata a las primarias del PSOE, reivindica el orgullo de ser socialista y pide el voto de quien "no esté en el rencor y el resentimiento".

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, es desde hoy oficialmente precandidata a las primarias del PSOE. "Me siento contenta y feliz, porque tengo el orgullo de anunciar mi candidatura a la Secretaría General", ha dicho al inicio de su intervención, despertando el júbilo de los asistentes que coreaban al unísono: "Susana, Susana". Díaz ha exhibido músculo ante unas 9.000 personas. El recinto inicial -el pabellón 1 de Ifema de Madrid- se quedó pequeño y la organización se vio obligada a habilitar uno anexo para albergar a los asistentes que no pudieron pasar al principal.

En su discurso, Díaz ha reivindicado el orgullo de ser socialista y la historia del partido ante los totem de la formación desde el 78. La presidenta ha logrado visibilizar la reconciliación entre Felipe González y Alfonso Guerra y ha estado arropada por José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y los presidentes autonómicos de su órbita. "Esto es el PSOE".

Ya en clave interna, Díaz ha explicado que presenta su candidatura con "pasión y emoción para volver a gobernar, para ganar las próximas elecciones"y ha pedido una campaña "limpia y respetuosa", que no sea "una carrera de marketing". "Os pido que habléis bien de todos los compañeros, hay que recuperar la fraternidad", ha dicho. En este sentido, la presidenta ha anticipado que comenzará a recorrer "todos los rincones de España, agrupación por agrupación"para pedir el voto, pero sólo a aquellos que no estén instalados en "la nostalgia y el resentimiento". "Quiero ganar las primarias y las elecciones, pero no quiero el poder a cualquier precio", ha dicho, en alusión a "los populismos que siembran rencor y enfrentan a los ciudadanos".

Díaz ha sostenido que si obtiene la confianza mayoritaria de los militantes, reivindicará "un partido autónomo, porque una cosa es pactar y otra entregar al PSOE o imitar el modelo de otros", en alusión a Podemos. "Juntos vamos a escribir el futuro del país, queremos volver a ser lo que hemos sido, volver a ganar", ha concluido.