MENÚ
martes 16 octubre 2018
22:04
Actualizado
  • 1

Tardà pedirá en el Congreso el acercamiento de los presos «políticos»

Esquerra exige a JxCat una alternativa a Sánchez antes del viernes y un Pleno la semana que viene

  • Imagen de archivo dell diputado de ERC, Joan Tardá, en los alrededores del Tribunal Supremo
    Imagen de archivo dell diputado de ERC, Joan Tardá, en los alrededores del Tribunal Supremo

Tiempo de lectura 4 min.

14 de marzo de 2018. 04:04h

Comentada
14/3/2018

«Voy a pedir al presidente del Gobierno que traslade los presos a cárceles catalanas. Por humanidad y por abrir espacios de distensión que hagan posible arbitrar una solución al conflicto catalán». El que así se expresa es Joan Tardà, el presidente del grupo parlamentario de ERC en el Congreso de los Diputados, y esta petición la formalizará hoy en la pregunta que le hará en la sesión de control al presidente Mariano Rajoy.

Joan Tardà ha visitado recientemente en Estremera a Oriol Junqueras. «Ha perdido nueve kilos y lleva muy mal su situación por la familia. Es muy complicado estar separado de tus hijos, y más si son pequeños», comenta el líder republicano que espera, como verbalizó ayer la propia secretaria general de ERC, Marta Rovira, que «Junts per Catalunya proponga un candidato y podamos formar un gobierno efectivo y levantar el 155».

En los ambientes republicanos, el lenguaje se agria ante el núcleo de Junts per Catalunya. «Puigdemont y su grupo han enloquecido y tienen un carácter prepolítico», es decir, su forma de hacer política es lineal: «O estás conmigo o está contra mí». Para ilustrar esta formulación recuerdan su «O Puigdemont o elecciones», y otros eslóganes que no buscan «puntos de encuentro sino ensalzar la discrepancia». Marta Rovira ayer afirmó que los republicanos no pondrán «ninguna objeción» a un candidato propuesto por Junts per Catalunya y esperan que la propuesta se plantee esta misma semana.

Tardà planteará a Rajoy un acercamiento de los presos para buscar esta distensión, justo lo contrario del ambiente que se respira en la reunión que Puigdemont mantendrá en un hotel de Bruselas con su grupo parlamentario. De hecho, la reunión se debía realizar en el hotel HUSA de la capital belga, propiedad del empresario Joan Gaspart. El propio empresario llamó a Puigdemont para comunicarle que el hotel estaba lleno y que JxC debería buscarse otro sitio, y se ofreció a encontrar una solución, aunque le manifestó al ex presidente catalán que «se estaba equivocando» en su forma de actuar, según manifestó a LA RAZÓN el propio Gaspart. A pesar de esta discrepancia, Gaspart encontró un hotel con espacios libres para que Puigdemont reúna a sus incondicionales.

Mientras tanto, en Cataluña sigue el tira y afloja entre JxCat y ERC. Los republicanos apremiaron ayer a la candidatura de Carles Puigdemont que proponga esta semana un nuevo candidato que permita un Pleno de investidura «efectivo» la próxima semana, pero fuentes de JxCat explicaron a este diario que de la reunión del grupo parlamentario de hoy en Bruselas no saldrá un nuevo nombre, ya que esperarán a que el abogado de Jordi Sánchez agote todas las vías legales para que su defendido pueda acudir a la sesión plenaria.

En todo caso, lo que sí pone en aprietos a ambos partidos es la posición de la CUP, ya que se mantiene en sus trece y no variará su abstención, lo que impediría que ERC y JxCat sumaran mayoría para apoyar al candidato a ser investido –ni Carles Puigdemont ni Toni Comín siguen en disposición de renunciar a sus actas de diputado–. Los anticapitalistas insistieron ayer que el nuevo acuerdo de JxCat y ERC sigue siendo «autonomista», y por tanto, por ahora no se plantean cambiar su posición. Por ahora, según explicaron, están manteniendo contactos con las dos formaciones y esperan sentarse a negociar un nuevo acuerdo en los próximos días, pero este debería someterse después a los procesos internos de decisión de la CUP, lo que alargaría la incertidumbre. Este sábado, precisamente, celebran un Consejo Político, y en el orden del día, por ahora, no figura que se aborde la propuesta. En cualquier caso, de seguir las conversaciones, será difícil que alcancen un acuerdo entre las tres formaciones por las evidentes diferencias de rumbo.

Si no hubiera Pleno de investidura la semana que viene, Ciudadanos ya ha registrado la celebración de una nueva sesión en la que todos los partidos estarían de acuerdo en que sirviera para activar la cuenta atrás para unas nuevas elecciones en Cataluña.

Últimas noticias