MENÚ
sábado 17 agosto 2019
12:19
Actualizado

Tenso encuentro entre un caza español y dos aviones rusos en el Báltico

El F-18 del Ejército del Aire se acercó a identificar la aeronave en la que viajaba el ministro de Defensa de Rusia y fue apartado peligrosamente por su escolta

  • Un caza español y dos aviones rusos protagonizan un tenso encuentro en el Báltico
    Un caza español y dos aviones rusos protagonizan un tenso encuentro en el Báltico

Tiempo de lectura 2 min.

13 de agosto de 2019. 18:43h

Comentada
Fernando Cancio 13/8/2019

El Ministerio de Defensa de Rusia ha denunciado hoy que un caza español, que forma parte de la Policía Aérea del Báltico de la OTAN, ha intentado acercarse al avión de transporte en el que viajaba el ministro ruso Serguéi Shoigú, mientras sobrevolaba aguas “neutrales” del Mar Báltico. En concreto, según esta queja, la aeronave del titular de Defensa regresaba de Kaliningrado a Moscú escoltada por dos cazas Su-27, los cuales habrían impedido el acercamiento, según la versión dada por el Ministerio ruso.

En un vídeo grabado desde el avión de Shoigú y distribuido a la agencia rusa Sputnik, puede verse a un F-18 español del Ala 12, con base en Siauiliai (Lituania), cerca del avión del ministro, a una distancia de seguridad, como es habitual en este tipo de interceptaciones. En un momento dado, el caza español gira bruscamente y se aparta al interponerse peligrosamente uno de los Su-27 entre el caza español y la aeronave del ministro.

No es la primera vez que se produce un incidente similar con el avión del titular de Defensa ruso, pues en 2016 y 2017 otros cazas españoles también vivieron una situación similar sobre el Báltico. Y no sólo ocurre con las autoridades rusas, ya que si un caza español despega tras una alerta (“scramble” en el argot militar) es porque el avión que tiene que identificar vuela sin plan de vuelo ni transpondedores, por lo que en los radares aliados aparece como una posible amenaza. Una vez alcanzado e identificado, suelen acompañarle durante un tiempo prudencial para evitar que entre en el espacio aéreo de los países bálticos, pues por aguas internacionales sí que pueden volar, aunque debería hacerlo con todos los sistemas de identificación activados.

En la actualidad, España tiene desplegados en Lituania cinco cazas F-18 y 140 efectivos, que llegaron en abril y concluirán su misión el próximo 31 de agosto. Forman parte de la Policía Aérea del Báltico de la OTAN, que en esta rotación número 50 cuenta también con aviones de Hungría y Reino Unido. El objetivo es proteger el espacio aéreo báltico de las incursiones de aviones rusos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs