MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
14:35
Actualizado

Bildu «dispara al facha» en Navarra en el «Día del inútil»

Sin periodistas. Siguiendo las consignas de Otegi, los organizadores no permitieron la presencia de los medios en un acto contra las instituciones del Estado

  • Localidad de Echarri Aranaz y cartel del “Día del Inútil”
    Localidad de Echarri Aranaz y cartel del “Día del Inútil”

Tiempo de lectura 4 min.

10 de agosto de 2019. 09:54h

Comentada
C.S. MacíasJ.M.Zuloaga 9/8/2019

Vuelven las fiestas de los bastiones abertzales y con ello la burla a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el enaltecimiento a los miembros de la banda terrorista. En esta ocasión, los proetarras están más envalentonados que nunca después de saber la semana pasada que «la llave» del Gobierno de Navarra dependerá de las decisiones de EH Bildu.

En los pueblos de la Sakana norte no solo han incrementado su acoso a la Guardia Civil con su tradicional «Día del inútil» –«Inutiyan egune»– si no que han recuperado para las fiestas el «tiro al facha», para lo que han elegido unas dianas particulares. En concreto, colocaron un gran mural en un lugar céntrico del municipio en el que se ven las fotografías del Rey Don Felipe con su uniforme pintado; del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez como si llevara dos maracas y bailara al son de alguien; la imagen del líder de Vox, Santiago Abascal, a quien le han pintado un caballo; la del líder del PP, Pablo Casado, su número tres, Ana Beltrán y su portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo; el líder de Ciudadanos Albert Rivera –con un cuerpo pintado y corbata naranja–; o el líder de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza. En ellos, los vecinos de Echarri Aranaz lanzarán sus dardos. Era la culminación de una gincana que se celebró ayer con motivo de la fiestas patronales de la localidad navarra. Con el «tiro al facha» los abertzales tratan de ridiculizar a las instituciones del Estado.

El año pasado no se llevó a cabo por miedo a una posible denuncia, pero este año, el magistrado José de la Mata, de la Audiencia Nacional, autorizó su celebración, según se explica en la página siguiente.

Además, en la imagen se aprecian manchas de pintura, lo que hace sospechar que se han tirado botes de pinturas contra estas imágenes.

Siguiendo las consignas que el líder de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegui (si no hubiera medios de comunicación en los actos y homenajes no pasarían algunas cosas) el municipio navarro, para festejar los actos cerró el pueblo a los coches y los periodistas no pudieron acceder para dar cuenta de lo que allí estaba ocurriendo.

El concejal de Echarri Aranaz, Manuel Leal, de Navarra Suma, aseguró a LA RAZÓN que «la gente de ahí lo que prefieren es salir corriendo». «Están crecidos, recuerdan a sus viejos tiempos. Hoy sacar el tiro al facha es una clara amenaza».

Y es que en el programa oficial no figuraban estas actividades que realizan siguiendo un programa «alternativo».

Leal destaca que los abertzales lo que buscan es amedrentar al pueblo y dejar claro «quién manda y nadie se salga de la línea». Destaca como prueba de ello que ningún otro partido, salvo Navarra Suma, se presenta en el municipio para las elecciones.

El grupo parlamentario de esta formación registró en el Parlamento foral dos preguntas destinadas a conocer si el Gobierno de María Chivite «ha tomado alguna medida para impedir que se celebre en la localidad de Echarri Aranaz, la jornada de acoso a la Guardia Civil» y, en el caso de que así sea, «que especifique cuáles han sido».

En opinión de la coalición, «este acto, que cuenta con un programa de actividades propio que corre parejo a las fiestas de esta localidad gobernada por Bildu, constituye un claro acto de acoso, hostigamiento y falta de respeto a la Guardia Civil».

Según fuentes antiterroristas consultadas por este periódico, actos como los de Echarri forman parte del «precalentamiento» de
la Izquierda Abertzale para el «ospe Eguna» de Alsasua.

Atacadas las placas de víctimas en San Sebastián

Las primeras placas que el Ayuntamiento de San Sebastián colocó este mismo año en memoria de cinco víctimas del terrorismo fueron saboteadas por parte de desconocidos, que taparon con aerosol negro las inscripciones de todas ellas.
El Memorial de Víctimas del Terrorismo y asociaciones como Covite y la AVT se hicieron eco de lo ocurrido a través de las redes sociales de este ataque, que condenaron «rotundamente» por el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia. Estas placas, colocadas en la acera, a la altura del número 7 de la avenida de la Libertad el pasado 23 de marzo, recuerdan al que fuera presidente de la diputación de Guipúzcoa, Juan María Araluce, asesinado por ETA en 1976 junto con su chófer, o José María Elícegui y sus tres escoltas, entre otros.

En la página oficial de las fiestas no incluyen actos que puedan ser constitutivos de una prohibición, por lo que esta fiesta, deriva en contra de todo lo que suene a español, no se le considera prohibida.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs