MENÚ
martes 15 octubre 2019
00:36
Actualizado

Torrent: “Tengan presente que volveremos a votar”

El presidente del Parlament asegura que “hubiese hecho lo mismo que Forcadell” al admitir a trámite las leyes de desconexión

  • Torrent, a su llegada al Supremo
    Torrent, a su llegada al Supremo /

    Efe

Tiempo de lectura 4 min.

04 de marzo de 2019. 17:56h

Comentada
Fernando Cancio 4/3/2019

La primera testifical de la tarde -tras las cuatro horas de comparecencia del ex secretario de Estado de Seguridad- ha sido la del presidente del Parlament, Roger Torrent, quien tenía que haber declarado la pasada semana. Apenas ha estado 35 minutos declarando, en los que ha dejado claras dos ideas: ha reconocido que “hubiese hecho lo mismo” que la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell, admitiendo a trámite las leyes de desconexión, y ha lanzando una amenaza: “Por mucho que se juzgue a estos doce demócratas no vamos a cambiar. Volveremos a votar”.

Con un lazo amarillo en la solapa junto a la insignia de la Generalitat, Torrent, al igual que ya hicieran algunos de los acusados y testigos, ha comenzado su intervención con un ataque al juicio que se celebra en el Tribunal Supremo: “Once de los doce acusados son o han sido diputados en el Parlament. Que estén en prisión es una grave distorsión del normal funcionamiento de la Cámara”. Y tampoco se ha olvidado de cargar contra Vox: “Ellos están en el banco de los acusados y la extrema derecha ejerce de acción popular en este juicio”.

Tras esto, ha negado en todo momento que el presidente del Parlament pueda inadmitir una iniciativa parlamentaria amparándose en que “cualquier presidente que lo impidiera lo que haría sería censurar el derecho de los grupos parlamentarios”. Según ha explicado, sólo pueden inadmitirse por motivos de forma, pero no de fondo, como por ejemplo ante una resolución del Tribunal Constitucional. “Pero con carácter general, no hay propuestas de grupos que se puedan censurar. Nunca las hemos censurado, ni tampoco Forcadell”, momento en el que ha dejado claro que él, “en su lugar, hubiera hecho lo mismo, proteger el parlamentarismo y el derecho de participación de los grupos”.

“No vamos a renunciar a decidir nuestro futuro”

Y ha insistido apuntando que aunque una iniciativa cuente con el rechazo de los letrados de la Cámara, tampoco es un motivo para inadmitirla: “Los informes de los letrados no son vinculantes. Una mesa es un órgano político que toma decisiones políticas y no entra a valorar el fondo de las propuestas, por muy inconstitucionales que sean”. Lo mismo ha dicho en relación a la Mesa: “Supondría convertirla en un órgano censor”. Acto seguido ha hecho hincapié en que a pesar del juicio contra los políticos secesionistas, “nunca vamos a renunciar a la voluntad mayoritaria de Cataluña a decidir nuestro futuro. Fueron ellos los que nos permitieron votar el 1-O. Tengan presente que volveremos a votar. Volveré a votar. El conflicto con el Estado sólo se solucionará con un referéndum”, ha señalado tajante.

A preguntas de la Abogacía del Estado sobre el fin de la Ley de Transitoriedad, Torrent ha apuntado que “tenia por objeto buscar una solución política al conflicto con el Estado español, plantear un espacio de diálogo. Y buscaba sobre todo una seguridad no sólo para la ciudadanía, sino también para las instituciones”. Eso sí, ha dejado claro que “la ley de transitoriedad nunca tuvo efectos jurídicos”. Su declaración ha concluido con una especie de alegato muy similar al que hizo la pasada semana la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau: “Si de lo que se acusa es de haber organizado un referéndum o manifestarse, aquí teníamos que estar miles, porque fuimos miles los que participamos. Teníamos que sentarnos en el banquillo miles de catalanes y catalanas. Yo el primero”.

Últimas noticias