MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
18:52
Actualizado

Tracking electoral: La división en la derecha da el Gobierno a Sánchez

El PSOE podría volver a gobernar si reedita el pacto de la moción de censura con Podemos, independentistas y nacionalistas. El PP se mantiene en los cien escaños; Cs y Vox, a la baja.

  • Tracking electoral NC Report
    Tracking electoral NC Report

Tiempo de lectura 4 min.

22 de abril de 2019. 12:39h

Comentada
Carmen Morodo 22/4/2019

La fragmentación penaliza a la derecha y no lograría los escaños necesarios para formar una mayoría de gobierno. PP, Ciudadanos (Cs) y Vox suman más votos que PSOE y Podemos, y más escaños, pero no los suficientes para asegurarse la mayoría absoluta de diputados que blinde un Gobierno alternativo al de Pedro Sánchez, según el último tracking, del 20 de abril, de NC Report. El candidato socialista podría volver a gobernar con los apoyos de la moción de censura sin necesitar al PdCAT, gracias a la subida de ERC. Los republicanos catalanes van en coalición en estas elecciones con EH-Bildu, el partido de Arnaldo Otegi.

El bloque del centro-derecha alcanza los 11.997.000 votos, más que los que sumaron PP y Ciudadanos en las elecciones de junio de 2016. La movilización de la derecha es histórica, pero la fragmentación les sitúa entre los 163 y los 165 escaños, lejos de la mayoría absoluta situada en los 176 diputados. PSOE y Podemos llegan a los 10.337.000 votos, y en escaños 150-156, aún más lejos de la mayoría absoluta que la derecha. Pero con el apoyo de las minorías de izquierda, de los nacionalistas vascos, de los republicanos catalanes y del partido de Otegi alcanzarían entre 176 y 184 diputados. Sánchez puede seguir en Moncloa con la reedición de la alianza que desalojó a Mariano Rajoy del poder. PSOE y Ciudadanos tampoco alcanzarían la mayoría absoluta, aunque sí suman más escaños que PP, Ciudadanos y Vox. Su pacto daría entre 166 y 168 escaños.

Ver a pantalla completa

La campaña sigue sentando bien al PSOE, que, respecto a la semana anterior, el tracking del 14 de abril, sube cinco escaños hasta situarse en los 116 y 118 diputados. En intención de voto está en el 28,1 por ciento. El partido de Pablo Iglesias también sube entre 3 y 5 diputados para colocarse entre los 34 y los 38. Aunque esta ligera mejoría no tapa el descalabro de la formación morada con respecto a las últimas elecciones generales, cuando obtuvo 71 diputados. Es verdad que la campaña y el regreso de Pablo Iglesias han servido para detener la caída acumulada de los últimos meses, pero siguen estando muy lejos de su poder actual.

Este resultado, de confirmarse, limitaría la fuerza de Iglesias para imponer condiciones en un nuevo Gobierno y para exigir poder dentro del mismo en la negociación de una investidura de Sánchez ya que el PSOE triplica en escaños a Podemos. En el bloque del centro derecha, el PP aguanta en esa barrera de los cien escaños que permite a Pablo Casado salvar los muebles incluso en el caso de que no consiga gobernar. Es la línea roja que se han marcado en Génova y el líder popular lo fía todo a que en esta recta final el voto indeciso, de hasta un 40 por ciento según el último sondeo del CIS, se convierta en voto útil a favor de sus siglas. Este último tracking apunta una participación del 68,9 por ciento, alrededor del límite que todavía sigue favoreciendo en teoría a la derecha. Por encima de ese porcentaje, el incremento de la participación beneficia, también en teoría, a la izquierda.

Cs sigue en caída. En este sondeo, 50 escaños, entre tres y cinco menos que hace una semana. La evolución de la campaña no detiene la debilidad con la que se mueve Albert Rivera en un contexto muy polarizado, que hace que los partidos bisagras tengan siempre más dificultades. Rivera mejoraría en una veintena de diputados sus resultados de las últimas generales, pero muy por debajo de las expectativas que se le abrieron durante el Gobierno de Rajoy. En su última etapa, justo coincidiendo con la moción de censura, volvió a hablarse de la posibilidad del «sorpasso» al PP. Escenario hoy absolutamente descartado.

En la formación naranja confiaban en que los incidentes de Rentería les sirviesen para recolocarse en el escenario político, después de que tuvieron que abjurar de la posibilidad de intentar reeditar el pacto con el PSOE como hicieron en 2015. El PP duplica en escaños a Ciudadanos, mientras que Vox se sitúa entre los 13 y 14. Con respecto al anterior tracking, Santiago Abascal pierde entre 5 y 6 escaños, con un 9 por ciento en intención de voto y 2.264.000 votos, unos 40.000 más que en el sondeo del 14 de abril. Vox pierde por el reparto que beneficia al PSOE y Podemos. La distribución de escaños evidencia el coste para la derecha de la división de sus siglas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs