MENÚ
sábado 17 agosto 2019
09:56
Actualizado

Tras el “no” a Sánchez, ¿ahora qué?

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno se enfrentará el próximo jueves a una nueva votación en la que únicamente necesitará más síes que noes

  • Pedro Sánchez durante la votación para investirle como presidente de Gobierno
    Pedro Sánchez durante la votación para investirle como presidente de Gobierno /

    EFE

Tiempo de lectura 2 min.

23 de julio de 2019. 19:31h

Comentada
C. Lorca 23/7/2019

Ayer lunes 22 de julio se produjo el debate de investidura, ese coloquio entre líderes parlamentarios orquestado en el Congreso de los Diputados para que el candidato a presidir La Moncloa camele a los otros grupos y le entregen su voto afirmativo. Hoy se ha producido una votación, la cual ha salido negativa para Pedro Sánchez (124 síes, 52 abstenciones y 170 noes) con los votos a favor de su partido y de PRC, las abstenciones de Podemos, Bildu, PNV y Compromís y la negativa de PP, Ciudadanos, Vox, Coalición Canaria, Navarra Suma, JuntsxCat y ERC. Sin embargo, Meritxell Batet, presidenta de la Cámara Baja, ha convocado otro pleno para el próximo jueves a las 13:30 horas, en el cual se volverá a votar.

¿Qué diferencias hay con el día de hoy y qué puede pasar ese día?

La primera votación, para que el candidato a la presidencia sea oficialmente investido como Presidente del Gobierno, debe contar con mayoría absoluta. La mayoría absoluta se consigue cuando la mitad de los diputados más uno vota que sí; se entiende, por tanto, que más de la mitad de los diputados está de acuerdo (176 votos) con el candidato propuesto y este es designado como jefe de Gobierno durante los próximos cuatro años. Hoy Sánchez ha obtenido 170 noes y 124 síes, por lo que era imposible que Sánchez saliese victorioso.

El jueves, sin embargo, el sistema funcionará de manera diferente. El artículo 99 de la Constitución lo clarifica: “Si el Congreso de los Diputados, por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros, otorgare su confianza a dicho candidato, el Rey le nombrará Presidente. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple”. La simple se obtiene con más síes que noes, indistintamente del número obtenido: puede salir investido un presidente de Gobierno teniendo únicamente 2 votos a favor, 1 en contra y 347 abstenciones, por exagerarlo más de la cuenta.

Ese mismo día Pedro Sánchez dispondrá de 10 minutos para exponer sus argumentos para ser investido, mientras que los representantes de los partidos políticos contará, cada uno, con 5 minutos de réplica. Si sus argumentos no convencen a los allí presentes y no se encuentra otra solución en dos meses (23 de septiembre), el Rey disolverá las Cortes y se convocarán nuevas elecciones el domingo 10 de noviembre, abriendo un nuevo abanico de posibilidades.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs