Trasladados desde Francia los miembros de ETA, Aguirre Goñi y a Estévez Paz

Agentes de la Policía Nacional han trasladado desde Francia a los miembros de ETA Ekaitz Aguirre Goñi, alias 'Ehun' y Juan Carlos Estévez Paz, "Melli"

Según ha informado la Policía a través de un comunicado, están reclamados por la Audiencia Nacional por delitos de pertenencia a banda armada y estragos con fines terroristas, y por pertenencia a banda armada y tenencia de explosivos, respectivamente.

Ekaitz Aguirre Goñi, nacido el 4 de noviembre de 1981 en San Sebastián (Guipúzcoa), fue detenido en julio de 2007 cerca de la localidad gala de Saint Jean de Pied-de-Port junto a otros dos miembros de la organización terrorista. Aguirre Goñi había huido unos meses antes de su arresto tras la desarticulación del denominado comando Urederra. Está reclamado por los Juzgados Centrales de Instrucción números dos y tres de la Audiencia Nacional.

Según los datos recogidos por Europa Press, 'Ehun' había mantenido una cita días antes de su detención con el jefe del 'comando Donosti', José Angel Lerín, a petición del entonces 'jefe militar' de la banda, Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki', quien quería que Lerín trasladase a 'Ehun' una serie de órdenes. Las fuerzas de seguridad sospechaban de que Goñi pudiese estar dirigiendo otra estructura similar a la del 'Donosti' en el País Vasco.

Por su parte, Juan Carlos Estévez Paz, nacido el 22 de agosto de 1969, también en San Sebastián, ha sido entregado al Juzgado Central de Instrucción número 5 que lo reclama por pertenencia a banda armada

y tenencia de explosivos.

Fue detenido en un apartamento de Hendaya, junto con los también terroristas María Luz Bella Bringas, Francisco Javier Chimeno Inza y Serafín Blanco González, el 9 de agosto de 1995.

Perteneció al 'comando Txomin Iturbe' y huyó a Francia con Francisco Javier Chimeno Inza en marzo de 1994, al sospechar que estaban siendo vigilados por la Policía. Un mes después, las Fuerzas de Seguridad localizaron en el barrio de Burlada, en Pamplona, la vivienda en la que se habían ocultado Chimeno, Estévez y una mujer que formaban el citado comando, el cual presuntamente cometió desde 1991 nueve atentados que costaron la vida a tres miembros de las Fuerzas de Seguridad.

En el interior de este piso fueron encontrados tres kilogramos de amonal, una granada de carga hueca, así como informaciones sobre posibles objetivos para lo que habían contado, según se indicaba en la documentación con los datos aportados en el libro 'La Red Galindo', del periodista de Egin, Pepe Rey. Así, entre la lista de posibles víctimas se encontraba José Manuel Olarte, que fue asesinado en San Sebastián en julio de 1994.

En la documentación encontrada el "comando Txomin Iturbe"se reconocía una serie de atentados terroristas que habían perpetrado sus miembros. Asimismo, este grupo fue autor de la colocación de un artefacto junto a la casa cuartel de la Guardia Civil de Ayerbe, en Huesca, que fue desactivado. El Tribunal Correccional de París condenó el 26 de mayo de 1997 a Estevez Paz a una pena de cinco años de cárcel.

Tras quedar en libertad, las autoridades francesas procedieron la madrugada del 29 de abril de 1999 a su expulsión, siendo conducido por la policía francesa hasta el puesto fronterizo de la Junquera, donde fue detenido por la Guardia Civil. Tras prestar declaración el juez decretó su ingreso en prisión donde permaneció hasta que en el año 2001 quedó en libertad provisional, circunstancia que aprovechó para huir nuevamente a Francia. En junio de 2004 fue de nuevo arrestado en la localidad gala de Limoges.