MENÚ
viernes 24 mayo 2019
09:01
Actualizado

Tres reválidas en cien días para Sánchez en el Congreso

Ocho decretos, los Presupuestos y reformas como la de la Memoria Histórica, en juego.

  • Pedro Sánchez estuvo ayer en la localidad murciana de Puente Tocinos apoyando al candidato socialista a la alcaldía de Murcia
    Pedro Sánchez estuvo ayer en la localidad murciana de Puente Tocinos apoyando al candidato socialista a la alcaldía de Murcia

Tiempo de lectura 4 min.

21 de enero de 2019. 02:37h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 21/1/2019

Pedro Sánchez se comprometió en su primera sesión de control como presidente a «gobernar con el Parlamento y no contra el Parlamento». Una máxima que tendrá que poner en práctica más que nunca en su presente más inmediato, pues de ello, de su capacidad para sostener los apoyos que propiciaron su victoria en la moción de censura, dependerán buena parte de sus opciones de permanecer en La Moncloa y prolongar la legislatura más allá del otoño. Un arduo trabajo en el que Sánchez y sus ministros tendrán que volcarse desde ya.

El periodo de sesiones en la Cámara Baja arranca oficialmente en febrero. Pero esta semana el Ejecutivo se enfrenta a un primer examen que llega en forma de Pleno extraordinario. Los plazos obligan a Sánchez a llevar este martes a la Cámara para su convalidación ocho decretos. Nadia Calviño, María Jesús Montero, Reyes Maroto, Magdalena Valerio, José Luis Ábalos y José Guirao tendrán que defender las medidas del Gobierno. De los ocho, seis ­­–sobre medidas macroprudenciales, tributos y catastro, transporte ferroviario y viajes, salarios en el sector público, minería y cine– pasarán sin mayores complicaciones.

No ocurre lo mismo con los otros dos, relativos a las medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler y en torno a la revalorización de las pensiones públicas. El primero lo defenderá el ministro de Fomento y en ningún caso tiene los apoyos. Al «no» del PP suma el rechazo de Podemos y de ERC. Desde el partido de Iglesias recuerdan que Ábalos incumple con este decreto el 90% de las medidas a las que se comprometió Sánchez en su acuerdo de cara a la aprobación de los Presupuestos. Lo que Podemos reclama es que Moncloa retire del orden del día el decreto y redacte uno nuevo con todas las iniciativas que Sánchez e Iglesias rubricaron en octubre.

El otro decreto sobre el que Podemos tiene dudas es el que permitirá revalorizar en un 1,6 % las pensiones generales y en un 3 % las mínimas y no contributivas. La negociación continuará hasta el final. El partido morado insiste en que el Gobierno ha de blindar por ley la revalorización de las pensiones al IPC para evitar tener que traer este decreto en cada ejercicio. La eventual falta de apoyos de Podemos podría compensarse por la abstención del PP.

Tramitación de las cuentas

Cuando en la segunda semana de febrero el periodo de sesiones retome el pulso habitual llegará la gran reválida de Sánchez. Los días 12 y 13 se debatirán y votarán las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos aprobados por el Consejo de Ministros. La luz verde de la Cámara daría oxígeno al Gobierno al permitir la tramitación de las cuentas y multiplicaría las opciones de negociación con los dos grupos independentistas catalanes. Pero para llegar a ese punto, Sánchez necesita que ni PDeCAT ni ERC apoyen las enmiendas a la totalidad que presentarán el PP y Cs. De momento, estos dos partidos se mantienen en el «no». Si la tramitación encalla aquí, la presión para una convocatoria electoral anticipada se disparará.

Si por el contrario, salva el examen, ganará un tiempo en el que tendrá que trabajar para que al menos ERC –siempre que el PNV vote «sí»– dé su apoyo a las cuentas en la votación final, prevista para finales de marzo o principios de abril, y para que el PDeCAT se abstenga. Y tendrá que volverse a sentar con Podemos. El principal socio de Sánchez denuncia 11 incumplimientos respecto a lo firmado y avisa: si no se cumple punto por punto lo rubricado, Unidos Podemos no votará a favor de las cuentas cuando lleguen al final de su tramitación. Para apoyarlos, los de Iglesias ya han exigido al Ejecutivo que ponga en marcha, antes de la votación final, todas las medidas necesarias para dar marcha respecto a sus 11 incumplimientos. Y para garantizar que se produzca, quiere que Moncloa tramite estas iniciativas como decretos y no como proyectos de ley, con el objetivo de que PP y Cs no se valgan de su mayoría en la Mesa del Congreso para dilatar su votación y, con ello, su entrada en vigor.

Eutanasia y Memoria Histórica

Lo que ocurra con las cuentas no sólo determinará la fecha de las próximas generales, sino también el futuro de la agenda legislativa del Gobierno. Actualmente están en periodo de enmiendas varias leyes a las que Sánchez y el grupo parlamentario del PSOE han querido situar en primera línea del debate político y que responden, además, a compromisos que el propio presidente explicitó en el debate de la moción de censura.

Se trata, por ejemplo, de las reformas de la Ley de Memoria Histórica o la de Estabilidad Presupuestaria, en este último caso para retirar al Senado su capacidad de veto sobre el techo de gasto. También queda por culminar la tramitación por la que se reconocerá en España el derecho a la eutanasia como un servicio de la Sanidad Pública. Junto a ello, hay otras proposiciones de ley cuyos periodos de enmiendas finalizan –con la posibilidad de que se vean ampliados– en las próximas semanas. Abarcan la equiparación salarial de los cuerpos policiales del Estado, las VTC, la a situación de las familias vulnerables en situación de pobreza energética o la modificación de los criterios de aplicación de la regla de gasto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas