Trillo dimite después de que Defensa asuma los errores del Yak-42

El ex ministro asegura que toma la decisión «para no interferir con la acción del Gobierno».

El ex ministro asegura que toma la decisión «para no interferir con la acción del Gobierno».

Trillo anunció ayer que dejaba su cargo como embajador en Londres. A pesar de la tormenta política derivada del informe del Consejo de Estado, el ex ministro no pronunció en ningún momento la palabra «dimisión» durante una intervención de apenas dos minutos en la embajada. Con apenas media hora de antelación en un Londres atascado por la nieve, Trillo convocó a los medios para explicar que hacía tiempo que había comunicado al Gobierno su «intención de ser relevado como embajador en Reino Unido», puesto en el que ha cumplido más de cuatro años. «En los últimos días he pedido que ese relevo se produzca cuanto antes, para no interferir en la acción del Gobierno».

La decisión de Trillo se produce después de que el pasado 3 de enero se divulgase un informe del Consejo de Estado sobre la responsabilidad patrimonial del Gobierno en un siniestro que costó la vida a 62 militares que regresaban de Afganistán el 26 de mayo de 2003. El ex ministro recordó durante sus declaraciones su labor en la celebración de los Juegos Olímpicos en Londres y otros acontecimientos importantes como la celebración de las últimas elecciones generales en Reino Unido, informa Efe. Trillo, ex ministro de Defensa en el Gobierno de José María Aznar (1996-2004), se reincorporará a su «carrera profesional». Aludió a «momentos de gran importancia» en el desempeño de su cargo, que se vivieron posteriormente, como el referendo de Escocia y el del pasado 23 de junio, en el que triunfo la opción del Brexit o salida de Reino Unido de la Unión Europea y los cambios que esto conllevó en el Gobierno británico. En cuanto al Brexit, se refirió a la enorme tarea que ha arrastrado, un hecho que, matizó, «nos ha dado y seguirá dando tanto trabajo». «He trabajado para seguir haciendo de estos dos países, España y Reino Unido, dos grandes amigos, dos grandes socios y dos grandes aliados», subrayó. Se refirió, además, a la «importante y creciente» presencia de trabajadores y empresas españolas en este país que, en su opinión, «demuestra la solidez y la cercanía entre nuestras sociedades, nuestros países y nuestros gobiernos». «He querido estos años que la embajada fuera una casa abierta a todos y estoy seguro de que así seguirá siendo», enfatizó. Finalmente, agradeció a todos los trabajadores de la embajada, a los miembros de la carrera diplomática y a los consejeros «su constante y generoso apoyo», así como la labor de los medios de comunicación presentes en el acto. También deseó «suerte» a su sucesor, al tiempo que anunció su intención de reincorporarse a su carrera profesional.

El Consejo de Ministros abordará hoy la petición de relevo de Federico Trillo como embajador de España en Londres, según confirmaron fuentes de Exteriores, que añadieron que el puesto quedará vacante hasta que se nombre a un nuevo embajador. Las fuentes precisaron que Trillo comunicó en la misma tarde de ayer al titular de Exteriores, Alfonso Dastis, su petición de relevo, minutos antes de hacerla pública en una rueda de prensa en Londres. A la espera del nombramiento de un nuevo embajador, la Embajada de España en Londres quedará a cargo del encargado de negocios, como número dos de la legación diplomática.