MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
20:39
Actualizado

Un «armario» tecnológico para ganar la batalla a los elementos

  • Un «armario» tecnológico para ganar la batalla a los elementos

Tiempo de lectura 8 min.

19 de agosto de 2014. 03:23h

Comentada
19/8/2014

El éxito de un soldado depende de su capacidad de adaptación a entornos hostiles como el frío o el calor extremos. El ejército cuenta con un «ropero» plagado de innovaciones para facilitar esa tarea

1. Contra la localización

En situaciones de combate, el soldado tiene que pasar desapercibido ante el enemigo. Por ese motivo los uniformes y equipos se confeccionan con tejidos estampados, para que el colorido sea similar al del entorno que les rodea... El Ejército emplea la tecnología del camuflado pixelado, basado en el empleo de formas similares a los píxeles de una imagen fotográfica. Estas formas son imperceptibles al ojo humano, tanto a corta como larga distancia, y se aplican a los uniformes de campaña, chambergos –sombreros de ala–, redes miméticas, techos, fundas para equipos, etc. Además, cuando el individuo es ya imperceptible a la vista, se emplean cámaras de visión del infrarrojo cercano, por lo que, para dificultarlo, se fabrican tejidos con inserción de negro de carbono que reflejan la radiación en porcentajes similares a los reflejados por el colorido del entorno. Dependiendo del lugar en el que se desempeñe la misión, la tonalidad de los uniformes y equipos varía: si predominan los tonos verdes, el pixelado es boscoso y, si predominan los tonos pardos, el pixelado es de tonos pardos.

2. Contra la lluvia y la humedad

Para este tipo de circunstancias meteorológicas, el soldado cuenta con un nuevo traje de tormenta ligero, que incluye una «membrana» para protegerle de la lluvia y unos materiales que le confieren muy buena permeabilidad, con el fin de permitir la transpiración del sudor generado por el soldado durante su actividad. El diseño de este uniforme está pensado para evitar que pase el agua, reduciendo al mínimo las costuras y aplicando sobre ellas un termosellado total. El tejido, muy ligero y comprimible, permite guardar la prenda en una pequeña bolsa.

3. Contra el frío

La forma más eficaz de combatir el frío es superponiendo capas de ropa y empleando tejidos especiales, para que retengan mejor el calor corporal. Por ello, el soldado se viste de dentro hacia fuera con prendas de punto como la camiseta de manga corta técnica, la de manga larga técnica y la camisa de campaña técnica –así se denominan oficialmente–. Sobre ellas se pone el uniforme de campaña mimetizado, el forro polar cortaviento y el traje de tormenta. Las prendas de punto están confeccionadas con fibras huecas, de menor peso, que ayudan a mantener la temperatura corporal del soldado evitando pérdidas de calor. La tecnología de protección contra el frío también se aplica al saco de dormir –que soporta temperaturas extremas de -20º C y que tiene un peso inferior a 2 kg–.

4. Contra el calor

El exceso de calor no es bueno para el rendimiento físico del soldado, por lo que es fundamental que el tejido de los uniformes facilite la correcta eliminación del sudor corporal. Con esta finalidad, se confeccionan prendas de punto, con fibras denominadas hidrofílicas y polilobulares, que transportan rápidamente la sudoración hacia el exterior, y que se secan rápidamente y bajan la temperatura corporal. Además, estos tejidos incorporan iones de plata que proporcionan a la prenda propiedades antibacterianas permanentes. El objetivo es que el soldado se sienta confortable con su «segunda piel», en todo momento.

5.Acabados especiales

En los últimos tiempos, las nuevas tecnologías han permitido vestir al soldado con prendas técnicas que mejoran la comodidad en varios aspectos. Además de los ya citados acabados hidrófilos –que ayudan a evacuar el sudor y los antibacterianos que actúan contra el mal olor– están los componentes antiestáticos que disipan la carga electrostática de las prendas, mediante la inserción de hilos de carbono, la protección contra los rayos ultravioleta en el uniforme de campaña –con niveles de hasta 50, el máximo– y, para ambientes con alto índice de riesgo por picadura de insectos, incluido el acabado anti mosquito, en el uniforme de campaña tipo selva.

6. Calidad asegurada

Los uniformes y el Equipo de Protección Individual de los soldados deben cumplir las especificaciones recogidas en los Pliegos de Prescripciones Técnicas (PPT), documentos del Ejército que las empresas suministradoras tienen que cumplir al presentarse al concurso para confeccionar estos equipos. Las empresas deben obtener, de ciertos parámetros, las acreditaciones oficiales de calidad emitidas por entidades certificadoras independientes, como el Instituto Tecnológico Textil AITEX, de Alcoy (Alicante).

Prendas militares

106 prendas componen el Equipo Básico de los soldados españoles, muchas de ellas pensadas para las misiones en el exterior

BOLSA DE MANO CON MOCHILA DESMONTABLE Y RUEDAS

De diseño novedoso, tipo trolley, con asas de la mochila escamoteables que pueden ocultarse para poder cargarla a la espalda. Incluye una pequeña mochila fijada con cremallera al cuerpo principal de la bolsa.

CAMISETAS DE MANGA CORTA Y MANGA LARGA TÉCNICAS

Acabado especial contra el calor.

Combate el calor gracias a su tejido transpirable, permeable al aire y su poder hidrófilo, que permite un secado rápido y una buena evacuación del sudor; tiene poder anti bacterias; resistente a los lavados; alta protección frente a los rayos ultra violeta.

CAMISA DE CAMPAÑA TÉCNICA DE MANGA LARGA

Acabado especial contra el frío.

Camisa térmica con poder permanente anti bacterias y antiestático. Protección ultravioleta y buena evacuación del sudor.

CAMISA LIGERA PARA CHALECO ANTIFRAGMENTOS

Acabado especial contra la localización y contra el calor.

Muy cómoda al contacto con el cuerpo, gracias a las fibras naturales de su confección. Combina el tejido de punto con el pixelado en las mangas.

FORRO POLAR

Acabado especial contra la localización y el frio.

Nuevo diseño de tejido de tres capas cortavientos con acabado hidrofugado y alta permeabilidad al vapor de agua. Buena resistencia a la tracción y al desgarre; con protección infrarroja.

GUANTES DE COMBATE

Con acabado especial resistente a la abrasión, perforación, corte y rasgado. No arde, ni se funde, ni se inflama, ni se desprenden restos inflamados.

SACO DE DORMIR

Acabado especial contra el frio.

Protege de temperaturas extremas de -20ºC. Pesa menos de 2 kg y está confeccionado con tejidos ligeros con prestaciones antibacterianas y acabados infrarrojos.

SUDADERA PARA DEPORTE

Acabado especial contra el frío.

Tiene un nuevo diseño ergonómico, con costuras planas y tejido transpirable de tacto muy agradable.

TRAJE PARA DEPORTE

Acabado especial contra el frío.

Nuevo traje de deporte ligero con diseño innovador, compuesto por chaqueta desmontable cortavientos y pantalón. Tejido muy ligero, transpirable, y con cierta repelencia al agua.

TRAJE DE TORMENTA

Acabado especial contra la localización, la lluvia y la humedad. Consta de chaquetón y pantalón de tejido ligero pixelado, con protección infrarroja inherente a la fibra, y con una membrana de altas prestaciones ferente a la lluvia, así como muy buena permeabilidad al vapor de agua.

UNIFORME DE CAMPAÑA

Acabado especial contra la localización. El tejido combina ligereza con buenas resistencias a la tracción y al desgarre; tiene protección infrarroja, antibacteriana y contra la radiación ultravioleta.

El nuevo camuflado, con formas similares a los píxeles de una imagen fotográfica, consigue ser más imperceptible al ojo humano, tanto a corta como larga distancia.

BOTA IMPERMEABLE Y TRANSPIRABLE

Acabado especial contra la lluvia y la humedad.

Se compone de una piel serraje vacuno y membrana impermeable y transpirable bicomponente de politetrafluoroetileno con poliuretano. Cuenta con una suela antideslizante de gran resistencia a la abrasión y de buena dureza que lo hace perfecto para internarse en zonas de orografía compleja.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs