MENÚ
sábado 16 noviembre 2019
20:18
Actualizado

Un estudiante, un abuelo, un militar y el familiar de una enferma, las historias detrás del discurso de Sánchez

  • El teniente Muñoz Castellanos, muerto en Mostar hace 26 años, y Ángel Hernández Pardo, que en abril ayudó a morir a su mujer.
    El teniente Muñoz Castellanos, muerto en Mostar hace 26 años, y Ángel Hernández Pardo, que en abril ayudó a morir a su mujer.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de julio de 2019. 21:55h

Comentada
Susana Campo .  22/7/2019

Durante las casi dos horas de duración de su discurso de investidura, el candidato Pedro Sánchez quiso adornar su alocución, llena de reformas, pactos de estados y cifras, con historias humanas que le sirvieron para presentar su plan de Gobierno y provocar cierta risa entre algunos diputados, disgustados con su ocurrencia. Las cuatro historias las protagonizan Carlos, Arturo, Ángel y un abuelo del que no ha transcendido por el momento su nombre. Todos ellos, hombres. El gobierno socialista de Sánchez que se autodefine como progresista, ecologísta y feminista, olvidó en su relato incorporar a una mujer. Sánchez, que empezó su discurso recordando que hace 40 años se permitía fumar en el hemiciclo y que apenas había mujeres parlamentarias, cometió un error al obviar a las mujeres en sus historias.

La primer historia ante la que Sánchez admitió que se “había emocionado” es la protagonizada por Carlos Rodríguez, un joven que sacó un 10 en Selectividad y que en vez de decantarse por una ingeniería o una carrera de matemáticas, ha decidido estudiar arte dramático, dejándose llevar por sus sueños y no por los índice de empeabilidad. “Me emociona que, con las máximas calificaciones en Selectividad, quiera estudiar Arte Dramático en vez de cualquier carrera con una baja tasa de desempleo”, subrayó Sánchez.

En otro momento de su discurso y tras ser interrumpido por algunos diputados que le espetaron, “¿otro?”, Sánchez volvió a admitir su emoción al leer la historia de un hombre que empezó a trabajar con 7 años en el campo. A pesar de ello, caminaba 15 kilómetros diarios para ir a una escuela nocturna y así obtener su graduado. “Ese mismo hombre, ya jubilado y cuidando de su nieta, ha aprobado la ESO. Esto es España, señorías”, argumentó Sánchez, que no reveló la identidad de este anciano.

Continuó enumerando sus propuestas, principalmente económicas, entre las que incluyó un sorprendente aumento del presupuesto de Defensa. Para introducir este tema volvió a emocionarse, recordando que “en 2018, se cumplieron 25 años de la primera baja sufrida por nuestras Fuerzas Armadas en misiones internacionales de paz, cuando el teniente Muñoz Castellanos fue mortalmente herido mientras llevaba medicamentos a la ciudad de Mostar, en Bosnia”.

Por último, el candidato trajo al hemiciclo la historia de Ángel Hernández Pardo, que el pasado mes de abril, ayudó a morir a su mujer, María José Carrasco, diagnosticada desde hace 30 años de esclerosis múltiple. Con su historia, Sánchez introdujo una de sus propuestas más controvertidas que es la regulación de la eutanasia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs