MENÚ
miércoles 16 enero 2019
17:46
Actualizado

Un «MIR» completaría la formación del profesorado castellano y leónes

  • Juan José Mateos junto a Alfonso González y Pilar González durante una jornada en Valladolid
    Juan José Mateos junto a Alfonso González y Pilar González durante una jornada en Valladolid

Tiempo de lectura 2 min.

18 de febrero de 2014. 21:34h

Comentada
18/2/2014

La Consejería de Educación trabaja ya en la posible implantación de una prueba tipo MIR, al igual que ocurre con Medicina para complementar la formación del profesorado castellano y leonés. Así lo avanzaba el consejero Juan José Mateos, quien indicaba que su departamento ya ha comenzado a trabajar con las universidades de la Comunidad, aunque descartó que sea un proceso que se vaya a realizar de inmediato, sino que tiene un carácter más «a largo plazo».

«Se trata de que nuestros profesores tengan la mejor formación posible y que sea permanente. En definitiva, mejorar su vocación», indicaba Mateos, quien resaltaba que se va apostar por la docencia desde la base, perfeccionando el sistema educativo desde la universidad, y que ello no significa que «se vayan a hacer las cosas más difíciles sino que hacerlo mejor para obtener óptimos resultados».

El consejero de Educación realizaba estas declaraciones momentos antes de presentarse el borrador de Competencia Digital Docente del Ministerio de Educación a las comunidades autónomas, que se desarrollaba en la capital vallisoletana. Mateos corroboró que, en estos momentos, Castilla y León destaca en la «competencia digital» y que en estos momentos se hace primoridal que los profesores se involucren en este apartado para «ver las necesidades reales que tienen estos alumnos». En el ámbito nacional, apuntó, se va a trabajar para que todas las Comunidad autónomas trabajen en un proyecto común.

En esta jornada estuvo presente el director general de Cooperación Territorial, Alfonso González, quien advertía que España es el tercer país con más ordenadores en las aulas pero que en la clasificación de la utilización óptimas de las nuevas tecnologías, se encuentra en un escaló por debajo de la media. «Existe una desintonía entre los métodos docentes y se debe producir un cambio en la metodología, atender a los alumnos de una manera más individualizada, por ejemplo», dijo.

En el último Plan de Formación deasarrollado en Castilla y León, se han llevado a cabo más de 1.200 actividades formativas relacionadas con el ámbito del conocimiento, ofertando casi 21.000 plazas de formación a los profesores interesados. En los últimos años se ha producido un incremento medio del 18 por ciento en este tipo de cursos en el ámbito regional.

Últimas noticias