MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
05:31
Actualizado

Un texto redactado en España y precipitado por Alsasua

Además del juicio, la presión de los presos y la de Francia influyen en la celeridad de los pasos

  • El diario «Gara» y «berria» reproducían ayer en su edición en papel el comunicado de ETA
    El diario «Gara» y «berria» reproducían ayer en su edición en papel el comunicado de ETA / AP

Tiempo de lectura 2 min.

21 de abril de 2018. 14:06h

Comentada
J.M.Zuloaga 21/4/2018

ETIQUETAS

A ETA le han entrado las prisas por escenificar cuanto antes un desarme o disolución, que nunca será total ya que, según sus documentos internos, quedará una «comisión técnica» para preservar la «marca» de la banda, entre otros asuntos.

Según expertos consultados por LA RAZÓN, los motivos de esta actitud, que tiene sus pros y sus contras para los terroristas, habría que buscarlos en tres factores: el efecto demoledor que el juicio por los sucesos de Alsasua está teniendo en la opinión pública, con la ruptura de la imagen de buenismo y pacifismo que quiere dar el mundo de ETA; la inquietud de los presos, que ven pasar el tiempo sin que se adopte ninguna medida que les beneficie; y la presión de Francia, que está jugando un papel muy importante en esta última fase de la banda, si es que es la última.

El comunicado, que, según las mismas fuentes, podría haber sido escrito en España por miembros del «aparato político» que se mueve en la legalidad, está fechado el pasado día 8, como si quisieran desvincularlo del citado juicio que se celebra estos días.

Este tipo de decisiones tomadas sobre la marcha, recuerdan los mismos expertos, pueden provocar «voces altisonantes» entre los que están en contra de los pasos que supuestamente se van a dar. Las posturas disidentes podrían conocerse en los próximos días o esperar a que se anuncie la disolución.

En cualquier caso, la estrategia de filtrar primero la celebración de una rueda de prensa; la publicación de un comunicado; las noticias que se generan en torno a estos asuntos, permiten a ETA mantener una atención mediática, que hace desaparecer el «efecto Alsasua», al menos con la fuerza que se mantenía en el panorama mediático.

De hecho, con el juicio por los graves sucesos acaecidos en la citada localidad en octubre de 2016, ha salido a la luz lo que es una realidad en muchas zonas del País Vasco y Navarra: el mantenimiento del miedo y la presión sobre los que no son separatistas. Justamente lo que no querían los proetarras en estos momentos en los que pretenden dar una imagen de buenismo y pacifismo en su estrategia para lograr concesiones del Gobierno central a favor de los presos y los llamados «refugiados» (huidos de la Justicia) para que puedan volver a sus casas sin pasar por los tribunales.

El comunicado y la nota explicativa están redactados por alguien con muchos años dentro del mundo de ETA. El texto incluye palabras muy medidas, como si quisiera contentar a todos dentro de ese mundo, lo que resulta muy difícil.

La estrategia de una disolución, como pasó con el falso desarme, por capítulos, que generan grandes expectativas que después quedan frustradas, resulta muy peligrosa estando los presos de la banda por medio.

Últimas noticias