MENÚ
lunes 26 agosto 2019
01:01
Actualizado

Una detención que resarce a las víctimas, por Marimar Blanco

  • Marimar Blanco en un homenaje a su hermano Miguel Ángel, asesinado por ETA
    Marimar Blanco en un homenaje a su hermano Miguel Ángel, asesinado por ETA /

    Gonzalo Pérez

Tiempo de lectura 2 min.

16 de mayo de 2019. 12:47h

Comentada
Marimar Blanco Garrido *.  16/5/2019

Una operación conjunta de la Guardia Civil y de la Dirección General de Seguridad Interior francesa (DGSI) ha permitido hoy la detención de José Antonio Urrutkoetxea Bengoetxea, alias Josu Ternera, en la localidad de Sallanches, Departamento de Alta Saboya (Francia). Dirigente histórico de la banda terrorista ETA, huido de la justicia desde 2002, era hasta su detención el militante de la organización terrorista ETA más buscado por los servicios policiales tanto españoles como franceses. Contra el que pesaba una Orden Internacional de Detención dictada por la Interpol.

Una magnífica noticia para la memoria y dignidad de las víctimas del terrorismo. Y por ello, quiero aprovechar en primer lugar estas líneas para hacer llegar, una vez más, mi agradecimiento a la Guardia Civil, incansable en su trabajo, al igual que el resto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para hacer posible la derrota incuestionable de los asesinos.

Agradecimiento que hago extensivo también a las Fuerzas de Seguridad, Judicatura y demás autoridades francesas, ejemplares durante las dos últimas décadas en la colaboración contra la banda terrorista ETA. De corazón, gracias

Una detención la de Josu Ternera largamente solicitada por las víctimas del terrorismo, que ahora ven con satisfacción como uno de los dirigentes históricos de ETA va a responder ante la justicia por sus actuaciones criminales. Porque no podemos olvidar que aunque la banda terrorista haya depuesto su actividad armada, haya desaparecido como tal, no desaparecen las consecuencias penales de las que fueron sus actuaciones sangrientas.

Una actividad terrorista de ETA que provocó la muerte de 856 personas inocentes y ocasionó casi 2.600 heridos a lo largo de 50 años de una historia criminal que fue posible gracias a personajes como, entre otros, Josu Ternera, responsable con sus decisiones de convertir a ETA en un grupo terrorista que intensificó sus actuaciones criminales al mismo ritmo que las libertades crecían en España.

Una detención, en definitiva, que resarce a las víctimas del terrorismo y reafirma su creencia, largamente demostrada, en un Estado de Derecho firme en la aplicación de la Ley.

(*) Presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo

Últimas noticias