Una web llama torturadores a los policías de la verja de Gibraltar y publica sus datos personales

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha considerado hoy un ataque "intolerable"a las Fuerzas de Seguridad del Estado la publicación, por parte de una web, de fotos de policías y guardias civiles que prestan servicio en la verja de Gibraltar y que "incita a la realización de acosos en sus domicilios".

La Confederación Española de Policía denunció ayer la existencia de esta web en la que aparecen los rostros de agentes nacionales y guardias civiles en servicio en la Verja y que invita a los ciudadanos de La Línea a identificarlos y a localizar sus domicilios particulares para realizar escraches.

"Es un ataque a las Fuerzas de Seguridad y al Estado de derecho intolerable", ha dicho Fernández Díaz, quien ha añadido que los "policías y guardias civiles cumplen con su deber de manera ejemplar", y que no consentirá "que se les pretenda denigrar de manera tan cobarde y ruin".

La polémica se ha suscitado poco después de que el Gobierno de Gibraltar enviara un informe a la Comisión Europea en el que denunciaba las colas que, el pasado fin de semana, se produjeron en la frontera con España, una situación de la que culpaba a las autoridades españolas.

Sin embargo, Exteriores ha manifestado que Gibraltar no forma parte del espacio Schengen y, al no ser un territorio aduanero comunitario, los controles en la verja del Peñón son "irrenunciables"para España porque realizarlos es su "responsabilidad".

Tras conocerse que una página web promovía la publicación de imágenes de los funcionarios españoles y animaba a realizar "escraches"en sus domicilios, el ministro del Interior ha señalado que se trata de un ataque que "vulnera su intimidad y pone en peligro la seguridad de los agentes".

Fernández Díaz ha declarado: "Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias en la defensa de nuestros Cuerpos y de la legalidad".

En el mismo tono se ha expresado hoy la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) que reclama a los ministerios del Interior y de Exteriores que "averigüe quién o quiénes"están detrás de la web.

En un comunicado, la asociación solicita al Gobierno que actúe con "contundencia"contra los promotores de la página, al denunciar que la publicación de fotografías de los agentes y sus direcciones "no sólo vulnera su derecho de imagen, sino que está poniendo en serio peligro su seguridad personal y la de sus familias". EFE