MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
21:13
Actualizado
  • 1

Unidos Podemos adelanta al PSOE en número de votos y empata en escaños

La encuesta apunta a que Podemos e IU suman sus electorados y mejorarían su resultado en hasta diez escaños.

  • Unidos Podemos adelanta al PSOE en número de votos y empata en escaños
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

16 de mayo de 2016. 17:26h

Comentada
Madrid. 16/5/2016

El primer estudio de intención de voto de NC Report que incluye a Unidos Podemos –la coalición electoral que sellaron con un abrazo en la Puerta del Sol de Madrid Pablo Iglesias y Alberto Garzón esta misma semana– arroja un empate técnico en número de escaños entre la lista de la izquierda emergente y el partido que ha sido la referencia progresista en España desde la Transición, el Partido Socialista. El empate técnico, no obstante, se dará en el futuro hemiciclo porque en lo que a número de votos se refiere, más que de un adelantamiento o «sorpasso», se puede afirmar que Unidos Podemos desbanca con claridad al PSOE con más de 909.000 votos de diferencia.

El estudio encargado por LA RAZÓN a NC Report concede a Unidos Podemos y a sus confluencias en Cataluña, Galicia y Valencia (En Comú, En Marea y Compromís, respectivamente) entre 76 y 81 escaños. El PSOE, según el último sondeo, lograría 80/84. Es decir, la mejor de las perspectivas de los de Iglesias superaría en un escaño la peor de las de los socialistas. La diferencia en número de votos es mucho más abrumadora, como ya se apuntó anteriormente. Entre los 5.758.000 votos de Unidos Podemos y los 4.849.000 que la encuesta concede a la lista encabezada por Pedro Sánchez se abre un abismo de más de 909.000 votos. En cuanto al porcentaje de votos válidos, Podemos aventajaría al PSOE por 3,9% puntos. Los datos son especialmente reveladores si se comparan con lo acontecido el 20 de diciembre, cuando Podemos, confluencias e IU (por separado) sumaron 71 escaños y los socialistas lograron 90. En la última cita electoral las fuerzas que hoy componen Unidos Podemos lograron casi 600.000 votos más que el PSOE. Esa distancia se ampliaría en 309.000 sufragios más de cumplirse lo pronosticado por el estudio de intención de voto de NC Report. Pero es en el número de escaños donde se produce el gran salto: debido al sistema electoral español y al tamaño de las circunscripciones, juntos Iglesias y Garzón podrían sumar hasta 10 escaños más. La mayor parte del voto que tendría hoy Unidos Podemos tiene su origen en un 90,9% en los votantes de los partidos que forman la coalición. Otro 3,6% procede de la abstención del 20-D o de los que estrenan mayoría de edad y solo el restante 5,5% es sustraído a otros partidos políticos, por lo que podemos descartar el efecto multiplicador de la coalición, pero también las predicciones pesimistas que afirmaban que juntos iban a restar. Los datos del sondeo nos confirman que por una vez se ha cumplido aquello de que dos más dos son cuatro, tan extraño en política.

Por su parte, el Partido Popular mantiene la tendencia al alza que lleva registrando desde las pasadas elecciones, sin que se haya visto afectada su intención de voto ni por los escándalos de corrupción en Valencia, ni por la dimisión de José Manuel Soria ni por la estrategia política llevada a cabo por Mariano Rajoy. Si hoy hubiera elecciones, los populares volverían a ser la fuerza más votada con un 30,2% de los votos, lo que les llevaría a ocupar 125/130 escaños en el hemiciclo que se formará tras el 26-J. Esto supondría un incremento de entre dos y siete diputados entre ambos comicios. No obstante, los de Rajoy perderían un cuarto de millón de votos que no se traduciría en pérdida de escaños debido a la menor participación. La subida acumulada del PP desde las elecciones hasta el último «tracking» es de un punto y medio. La ventaja que los populares tienen con la segunda fuerza política –el conglomerado Podemos, IU y confluencias– es de 5,3% puntos, una distancia significativa que hace difícil –aunque no imposible– que la maquinaria de campaña de Podemos gane las elecciones.

Ciudadanos no levanta cabeza y pierde 3 décimas más respecto al último «tracking», que LA RAZÓN publicó el 6 de mayo. La formación que lidera Albert Rivera se deja 120.000 respecto a las elecciones del 20 de diciembre y obtendría 14,7% de los votos. Este resultado, de confirmarse, le permitiría tener entre 39 y 41 escaños, es decir, repetiría prácticamente los 40 escaños de los que disfruta actualmente. En cuanto al número de escaños que tendría un hipotético pacto entre Ciudadanos y el Partido Popular tampoco hay grandes cambios: en la peor de las perspectivas abiertas por el sondeo tendrían 164 y en la mejor 171, lo que les dejaría a 5 escaños de la mayoría absoluta. Este resultado permitiría la investidura de Rajoy con la abstención del PNV y los socialistas podrían votar en contra.

El resto de fuerzas políticas con representación en el Congreso serían ERC, que perdería un escaño respecto al 20-D y se quedaría con 8, DyL, que perdería 2 de los 8 que tiene ahora. Los demás partidos repetirían resultado: PNV, 6; EH Bildu, 2; Coalición Canaria, 1.

En cuanto a la fidelización de los votantes, el PP sigue yendo a la cabeza: un 87,3% de los españoles que votaron a Rajoy volverá a hacerlo el 26-J. La principal fuga de votos de los populares tendrá como destino la abstención, concretamente un 7,4%. El transvase de sufragios a Ciudadanos pierde intensidad ya que sólo un 2,9% de los votantes del PP votarán esta vez a Rivera. El PSOE mantiene al 78,1% de sus votantes y pierde un 13,5% por la abstención y un 3,8% por Ciudadanos. Sólo un 2,6% se pasa a las filas de Iglesias. La abstención también castiga a Podemos con una fuga del 10,4% de sus votos. Los de Rivera son los que fidelizan a sus votantes con menos eficacia: pierde casi un cuarto de su electorado. Nada menos que un 9,3% de los que votaron naranja el 20-D votará esta vez a Mariano Rajoy.

En cuanto a la segmentación por edades, se repite el aspa en el gráfico de intención de voto: Podemos gana entre los más jóvenes con la misma contundencia con la que el PP reina entre los más mayores. La abtención es especialmente alta, concretamente un 46,1%, entre los votantes comprendidos entre 18 y los 29 años. En este mismo segmento de edad Podemos logra un 22,2% de los sufragios frente al 8,6% del PP. Los de Iglesias, entre los mayores de 65 años sólo logran el 7,3%.

El estudio encargado por LA RAZÓN a NC Report consistió en 1.500 entrevistas realizadas telefónicamente a españoles mayores de edad repartidos en 93 municipios distintos de las 17 comunidades autónomas. Las entrevistas tuvieron lugar entre el 9 y el 12 de mayo, es decir, cuando el pacto entre Izquierda Unida y Podemos ya había sido hecho público.

Últimas noticias