Libertad sin fianza para Urdangarín

La Audiencia de Baleares le obliga a comparecer cada mes en un juzgado en Suiza hasta que decida el Supremo

Iñaki Urdangarin, a su llegada a la Audiencia de Palma.

El tribunal del «caso Nóos» pide que comparezca ante un juzgado en Ginebra una vez al mes hasta el fallo definitivo

Iñaki Urdangarín seguirá en libertad a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre su condena a seis años y tres meses de cárcel en el «caso Nóos», lo que previsiblemente tardará al menos un año. La Audiencia de Baleares decidió ayer no acordar el ingreso en prisión de Urdangarín y su antiguo socio Diego Torres eludible mediante el pago de una fianza de 200.000 y 100.000 euros, respectivamente, como pedía el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, y mantener la situación de libertad provisional de ambos.

Tras celebrar una vistilla de apenas media hora, en la que la Abogacía de Baleares se adhirió a la petición del fiscal, el tribunal de «Nóos» impuso al marido de la Infanta Cristina y a su ex socio medidas cautelares mucho menos gravosas de las que solicitaba el Ministerio Público. Urdangarín deberá comparecer una vez al mes (cada día 1) ante la autoridad judicial competente en Suiza, país donde reside, y tendrá que comunicar cualquier viaje fuera de la Unión Europea y un posible cambio de domicilio, aunque sea para irse de vacaciones. A Torres, además de esas comparecencias mensuales en el juzgado más cercano a su domicilio, se le retira el pasaporte y se le prohíbe salir de España sin autorización judicial, unas medidas adicionales que las magistradas justifican en la mayor pena, ocho años y medio de prisión, a la que ha sido condenado (a los delitos de prevaricación, fraude a la Administración, tráfico de influencias y contra la Hacienda Pública suma otro de blanqueo del que fue absuelto Iñaki Urdangarín). En menos de diez folios, la sección primera de la Audiencia de Baleares refuta los argumentos esgrimidos para solicitar la prisión de los dos ex responsables del Instituto Nóos, en quienes no aprecia riesgo de fuga que justifique esa medida de privación de libertad.

La Fiscalía sustentó su petición de prisión eludible bajo fianza en el supuesto riesgo de fuga aparejado a la gravedad de las penas impuestas, en los caracteres de los delitos por los que han sido condenados (contra la Administración Pública) y en el hecho de que los indicios incriminatorios contra los dos ex socios «se han confirmado en la sentencia», aseguraron fuentes fiscales.

Sin embargo, para las magistradas Samantha Romero, Eleonor Moyá y Rocío Martín, la gravedad de los delitos «no puede operar como único criterio» para ponderar de forma «puramente mecánica» el riesgo de fuga, sino que aquél debe ponerse en relación con las circunstancias personales de los dos ex socios. Y más teniendo en cuenta, añaden, que los años de condena responden «a la suma del total» de las penas impuestas (es decir, que no se han impuesto por un único delito) y que las acusaciones no han acreditado «circunstancia o marcador de riesgo distinto al de la pena».

Urdangarín y Torres, hace hincapié el tribunal, «en ningún momento han tratado de eludir la acción de la Justicia» y pese a las penas de prisión a las que se enfrentaban «han comparecido a cada uno de los llamamientos, en todas las instancias, y en el día de hoy (por ayer), a la hora indicada».

Por otra parte, continúa la Sala, los dos tienen en España un «suficiente» arraigo familiar, social y laboral, «especialmente» el marido de la Infanta Cristina, añade, «cuyas particulares circunstancias, sobradamente conocidas, nos eximen de su pormenorizado análisis».

Ambos extremos, según las magistradas, aminoran un posible riesgo de fuga y hacen innecesaria, en su opinión, la medida de prisión aunque sea eludible con el pago de una fianza, que optan por sustituir por medidas «menos gravosas».

La Audiencia de Baleares recuerda que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos enumera, entre otros requisitos a tener en cuenta para apreciar el riesgo de fuga, la ausencia de arraigo, la carencia de vínculos afectivos o de integración social en su país, la capacidad de transferencia de fondos al extranjero, los posibles contactos con otros países y, «como dato significativo», la actitud del acusado.

El tribunal advierte a los dos condenados de que si incumplen alguna de las medidas cautelares impuestas, se podrían dictar contra ellos otras más severas, incluida la prisión provisional. Al mismo tiempo, ordena que la resolución se comunique a la autoridades suizas «de fronteras y policiales» para garantizar su efectiva ejecución en el caso de Urdangarín.

Las magistradas difieren para otra resolución, al no ser objeto de la comparecencia de ayer, la petición de la Abogacía del Estado –que no se sumó a la solicitud de prisión eludible bajo fianza de la Fiscalía Anticorrupción– de que se adopten medidas (del embargo de sus bienes hasta la retención de posibles devoluciones tributarias) para garantizar que Diego Torres hará frente a las responsabilidades civiles a las que ha sido condenado (las multas e indemnizaciones a las que debe hacer frente suman 2,2 millones de euros).

La resolución no es firme, por lo que las acusaciones disponen de tres días hábiles para recurrir en súplica, pero no parece probable que la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía de Baleares, las únicas que han instado la prisión eludible bajo fianza, vayan a dar ese paso, dado que en cualquier caso sería el mismo tribunal de «Nóos» el encargado de resolver el recurso, confirmando lo ya acordado.

Horrach, sobre la resolución: «Me parece correcta, pero no la comparto»

El fiscal Anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, tras conocer que el tribunal del «caso Nóos» mantiene libertad provisional para Urdangarín señaló ayer que le parece que esta decisión está tomada desde un punto de vista «correcto», pero añadió: «otra cosa es que lo comparta». Para Horrach el tribunal tenía «varias opciones» y entendió que «no existe riesgo de que se sustraigan de la acción de la justicia», ya que han comparecido ante el tribunal y «se prevé que sigan estando a disposición del tribunal. Por lo tanto, desde este punto de vista me parece correcto», continuó, «otra cosa es que lo comparta». Sobre que Torres no pueda salir de España y Urdangarín sí, consideró que las «circunstancias son diferentes» y precisó también que pidió una fianza más elevada porque «se tienen que valorar las circunstancias económicas de cada uno, según dice la Ley».