MENÚ
sábado 16 noviembre 2019
18:24
Actualizado

«Vosotros, fascistas, sois los terroristas»

Los abertzales preparan un boicot ante el acto que Rivera celebrará hoy para apoyar a los guardias civiles y que contará con representantes del PP y Vox. Ayer tomaron las calles como demostración de fuerza

  • Manifestación de esta tarde en Alsasua/Foto: Luis Díaz
    Manifestación de esta tarde en Alsasua/Foto: Luis Díaz
Alsasua.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de noviembre de 2018. 04:28h

Comentada
C.S. Macías Alsasua. 3/11/2018

Los vecinos del municipio navarro de Alsasua esperan con tensión el acto de «España Ciudadana», organizado por la plataforma del presidente de la formación naranja, Albert Rivera, para el día de hoy. Y es que, en el aire se respira hostilidad y tensa calma. De hecho, ayer, los vecinos, miles, recorrieron las calles del pueblo para protestar por la presencia de lo que ellos consideran «fascistas». Uno de los cánticos que pronunciaron al llegar a la plaza de los Fueros y en parte del recorrido fue: «Vosotros, fascistas, sois los terroristas», un lema que repitieron solo en euskera. Y es que, la mayoría de los vecinos de esta localidad navarra sigue considerando inocentes a los agresores de dos guardias civiles y sus parejas hace dos años.

Entre los manifestantes se encontraba la diputada de Bildu en el Congreso de los Diputados, Marian Beitialarrangoitia, que participó con los alsasuarras en la protesta vecinal. A la altura donde se divisaba a lo lejos el cuartel de la Guardia Civil surgió un nuevo cántico: «Fascistas canpora» –Fascistas, fuera– o «fuera de aquí, dejadnos en paz», siempre pronunciado en euskera. También, al paso del bar Koxka, –local donde se produjo la agresión– repitieron la consigna «vosotros, fascistas, sois los terroristas».

«Esto es por lo de los guardias civiles» le explicaba un niño a otro al paso de la marcha vecinal. «¿Papá, por qué hay tanta gente? o ¿qué es esto?, preguntaba otro niño unos metros más adelante. El padre, percatado de la presencia de los periodistas y fotógrafos guardaba silencio. «¿Por, qué, por qué se manifiestan?», volvía a insistir el pequeño que se quedó sin respuesta en ese momento. Otros padres enseñaban a sus hijos el lema de la marcha y les ayudaban a cantarlo. Todos los bares del pueblo permanecieron cerrados el tiempo que duró la marcha en la que, otras vecinas del pueblo leyeron un comunicado donde agradecían al pueblo su presencia en el día de ayer.

«Hemos sabido responder como pueblo compartiendo nuestro hartazgo y esperanza». «El anuncio de Ciudadanos, VOX y Partido Popular lo entendemos como un agravio más, en ese camino sembrado de agresiones, pero con nuevos elementos y objetivos; con unas dosis de ensañamiento» que, consideran, difícilmente pueden entenderse más allá de «oscuros intereses con claras reminiscencias fascistas». Los alsasuarras que apoyan a los agresores de los guardias civiles y sus parejas creen que «se está utilizando el sufrimiento de todo un pueblo» para el particular interés electoral de los partidos que hoy llegarán a este municipio de cara a las elecciones municipales y autonómicas. «Es indecente que quieran convertir al pueblo en el símbolo sobre el que asentar la negación de derechos y libertades», justificaban.

La asamblea de vecinos aseguró en su manifiesto que tal vez los partidos que vengan estén preocupados porque «quizá no les vayamos a proporcionar la oportunidad de jugar el papel de víctimas» y advertían de que «las cosas nos les van a salir como pretenden». Y es que hoy, grupos de antifascistas se han organizado en la zona del cementerio del pueblo con el fin de tratar de impedir la llegada de los autobuses del acto de la plataforma ciudadana. Aunque se mantienen en silencio, algunos lanzaban la hipótesis de que podrían organizar una cadena humana o cortar la carretera. En el anuncio de este acto previo estaban tachados los logos de los tres partidos políticos, Ciudadanos, Partido Popular y VOX con el lema: «Miles de vueltas, miles de colores contra el fascismo». «Frente al fascismo en todos los frentes». En cualquier caso, la asamblea de vecinos que leyó el comunicado trató de desvincularse de lo que pueda ocurrir. Aunque «tendríamos toda la legitimidad para no dejarles entrar en nuestro pueblo a quien viene a provocarlo, generar tensión o agredirlo», aseguraron que «comprenden» a aquellos que, desde la misma idea de no entrar en enfrentamientos, haya otras posturas y formas de manifestar la repulsa «aunque no las compartamos».

Lo cierto es que en el pueblo de Alsasua las miradas de odio a los guardias civiles se repiten. Aunque por las paredes no hay pintadas contra los agentes salvo el «fuera de aquí» , ellos y sus familias no van ya a comprar a las tiendas del pueblo y prefieren hacer la compra a las afueras.

La sentencia de la Audiencia Nacional que condenó a los agresores de los guardias civiles y sus parejas ha hecho que los abertzales escenifiquen que están «algo más contenidos», pero solo en apariencia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs