MENÚ
domingo 18 agosto 2019
11:45
Actualizado

La célula del 17-A buscó «discotecas de gays en Sitges»

Un testigo confirmó que la Sagrada Familia era también objetivo: «Vi a uno de los terroristas. Me pidió una foto con el móvil, pero no miraba a cámara»

  • Turistas en las cercanías de la basílica de la Sagrada Familia / Efe
    Turistas en las cercanías de la basílica de la Sagrada Familia / Efe

Tiempo de lectura 8 min.

05 de agosto de 2018. 08:50h

Comentada
Nacho Abad 5/8/2018

«Vengo a colaborar. Vi a uno de los terroristas en la Sagrada Familia días antes de los atentados», con esta frase lapidaria se presentó en el puesto de la Guardia Civil de Alcocebre, provincia de Castellón, Didier (nombre ficticio para proteger su identidad). Eran las 11:40 del día 25 de agosto del pasado año, pocos días después del atentado de Las Ramblas. Inmediatamente un agente le sentó frente a un escritorio y comenzó a tomarle declaración. LA RAZÓN ha tenido acceso a su contenido íntegro. «El pasado día 13 –cuatro días antes de los atentados– acudí con mi familia a visitar la Sagrada Familia de Barcelona. Estábamos admirándola cuando un joven se me acercó y me dijo: “¿Te importaría hacerme unas fotos con mi móvil?”. Le respondí que sin problema. Fue extraño porque en vez de mirar a cámara se dio la vuelta. Es decir, posaba de espaldas, mirando al monumento. En algunas ocasiones posaba con los brazos en jarras y en otras con el brazo derecho levantado y el índice derecho estirado. A mí me pareció que señalaba a la Sagrada Familia. Le hice seis fotografías. Todas ellas en el lateral que da a la calle Sadenya, que es la parte de detrás del monumento. Más concretamente le hice dos en la puerta de la fachada trasera, 2 en las proximidades de Serdenya con la calle Proveca y las dos últimas en la confluencia con la calle Mallorca. Se las hice todas precisamente en este orden», concluyó su relato.

La célula del 17-A buscó «discotecas de gays en Sitges»

El agente, sin embargo, todavía tenía preguntas que hacerle: «“¿A qué hora dice que ocurrió esto?”. “Serían las 13:14 del día 13 de agosto. Lo recuerdo porque en ese momento llegaba el autobús rojo descapotable, ese autobús turístico de Barcelona», explicó Didier. «¿Se fijó si iba acompañado y recuerda como vestía?», continuó el guardia civil. «Hasta donde yo me fijé, iba solo. De ropa, vestía camiseta negra y pantalones oscuros hasta el tobillo. Hubo otra cosa que me asqueó», recuerda de repente Didier, «cuando acabé de hacerle las fotos, sin darme las gracias, y de forma apresurada, me quitó el teléfono de las manos y se fue caminando rápido hacia la calle Sardenya en dirección a la calle Mallorca». «¿Recuerda algún detalle del móvil con el que le hizo las fotografías?», le espetó el agente. Después de pensarlo un poco, Didier sólo pudo decir: «Únicamente recuerdo que era de color negro, de grandes dimensiones y pantalla grande. Nada más. Lo siento». «No se preocupe», le animó el guardia. «¿Hubo algo en el comportamiento de este individuo que le llamara la atención?». Sí, hubo algo que el ciudadano francés explicó así: «En un primer momento pensé que se podía tratar de un ladrón, porque me extrañó que me pidiera que le sacase las fotografías estando él de espaldas. Estuve alerta porque creí que pudiera ser la excusa para distraerme mientras algún compinche suyo me robaba».

El móvil, clave

El agente colocó delante de él 14 fotografías de individuos muy similares. Entre ellos Younes Abouyaaqoub, el terrorista que conducía la furgoneta de Las Ramblas y que dejó un reguero de 16 víctimas mortales y otras 131 personas heridas.

Los datos del sumario al que ha tenido acceso LA RAZÓN, hacen pensar que la Sagrada Familia podía ser uno de los objetivos de los terroristas. Más allá de la declaración de Didier, al analizar el teléfono de Mohamed Houli Chemal, cuyo pasaporte se encontró en la furgoneta de Las Ramblas y que resultó herido en la explosión de Alcanar (de las ruinas se rescató el aparato), según el informe de los especialistas de los Mossos d´Esquadra, desde ese móvil se hicieron numerosas búsquedas en Internet: «El día 8 de agosto de 2017, se usó para consultar cómo estaba construida la Sagrada Familia, también la estación de metro de este monumento, Lloret de Mar Clubs and bars, monumentos bonitos en Barcelona... en esta ocasión ampliando los posibles objetivos del atentado. Se hace constar por su relevancia que según se extrae de los datos del teléfono, la búsqueda del texto “Sagrada Familia 2017” se realizó cuarenta y tres veces en un lapso de 25 minutos. En estas búsquedas se ve claramente el interés por dicho monumento».

La célula del 17-A buscó «discotecas de gays en Sitges»

Continúa el informe, «resaltando además las búsquedas específicas sobre cómo está construida la Sagrada Familia y acerca de la parada de metro que se encuentra más cerca de dicho lugar. El hecho de interesarse por el modelo arquitectónico sobre el que se encuentra construido el templo, añadido a la cantidad de explosivos que se habían fabricado (alrededor de los 100 kilogramos) dan a entender que los terroristas pudieran pretender colocar los explosivos en puntos críticos de la estructura, con el fin de demolerla, o al menos de causarle los máximos daños estructurales posibles».

Por otra parte, se incide al respecto en el informe policial, la búsqueda relativa a la estación de metro de la Sagrada Familia «también indica que los terroristas pudieran valorar el hecho de colocar explosivos en dicha estación, ya sea para causar víctimas entre los usuarios de dicho medio de transporte, así como tal vez para intentar afectar al mismo tiempo la estructura del templo, que se haya próxima a los túneles de metro».

No era el único objetivo. Del análisis del teléfono también se extrae que los terroristas hicieron gestiones para conocer el aforo de la discoteca «Colossos», situada en la localidad de Lloret de Mar: «Es relevante esta consulta ya que esta discoteca tiene un aforo muy alto, de unas 1.800 personas. Para hacer una comparación con un local similar, cabe destacar que, la noche de los atentados en París del 13 de enero de 2015, la sala de conciertos Bataclan contaba con unos 1.500 asistentes, por lo que podrían asemejarse en cuanto a tamaño. Podría haber servido este ejemplo (de Bataclan) para inspirar a los terroristas a buscar objetivos del mismo calibre. En todo caso, la discoteca “Colossus” sería un objetivo válido contra el que atacar por el mismo motivo que se atentó contra la Sala Bataclan: como crítica hacia el modo de vida occidental, que mediante la música y los espectáculos distraen a los musulmanes de sus verdaderas preocupaciones como musulmanes».

La célula del 17-A buscó «discotecas de gays en Sitges»

Discotecas gays

El informe de los Mossos es mucho más extenso y asegura que el 12 de agosto, 5 días antes de los atentados, se hacen nuevas búsquedas de objetivos en los que atentar: Sala Bagdad, Razzmatazz Barcelona, próximos partidos que se jugarán en el Camp Nou, estadio de Girona, estadio del Español, las discotecas gay de Sitges más grandes, discoteca Pachá Barcelona, las discotecas más grandes de Barcelona... El informe de los investigadores va analizando uno por uno todos los posibles objetivos para los atentados y asegura: «Se realizan dos búsquedas generales sobre “las discotecas gay Sitges” y “las discotecas gay Sitges la más grande”», objetivos que estarían plenamente en la línea de las directrices del grupo terrorista Estado Islámico (Daesh)».

El 25 de noviembre de 2014, se añade en el informe, «el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) registró la primera ejecución por lapidación, por parte de ejecutores de Daesh, de una persona acusada de ser homosexual. El ataque más significativo llevado a cabo por un seguidor de esta organización terrorista fue el ataque a la sala “Pulse” en Orlando (EEUU), muy popular de la comunidad LGTB de dicha población, en junio de 2016. Dicho ataque causó cincuenta muertos y un número similar de heridos».

La célula del 17-A buscó «discotecas de gays en Sitges»

Respecto a los estadios de fútbol los Mossos consideran que podían ser también objetivo de los yihadistas «los tres estadios por los que consultaron pertenecen a equipos catalanes que jugarán en la Primera División en la temporada en curso. Obviamente la mayor repercusión y el mayor número de víctimas se conseguirían en el Camp Nou, el estadio del F.C. Barcelona, por repercusión internacional y por aforo del campo; pero no por ello no se dejaron de consultar información de los campos del RCDE Español y del CE Girona».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs