Zapatero anuncia por carta que viaja ahora al Sáhara

Margallo dice que el ex presidente y Sánchez «tendrán que responder» por un foro declarado ilegal por la Unión Africana

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero

Apenas unas semanas después de su polémica visita a Cuba, en la que se reunió con Raúl Castro sin avisar previamente al Gobierno español, el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha escrito una carta al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, para avisarle de que esta semana participará en un foro internacional que organiza una ONG suiza pro marroquí en Dajla (sur del Sáhara Occidental).

Así lo confirmó García-Margallo en rueda de prensa conjunta con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la que recordó que la Unión Africana ha pedido cancelar el foro al considerar que celebrar reuniones internacionales en territorios ocupados es «ilegal conforme al Derecho Internacional» y está «en contradicción con los esfuerzos para resolver el conflicto del Sáhara Occidental».

Dicho esto, el jefe de la diplomacia española aprovechó para reiterar que España defiende para el Sáhara Occidental una «solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de las disposiciones y conforme a los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas».

De esta manera quiso resaltar que el desplazamiento de Zapatero a Dajla responde a un viaje privado y que, por tanto, con su presencia allí no representa a España. «Es una decisión del ex presidente y de la que tendrán que responder los que hacen la visita y han autorizado la visita o se han dado por enterados», señaló el ministro. El jefe de la diplomacia aludía al líder del PSOE, Pedro Sánchez, al que cree enterado de la participación de Rodríguez Zapatero en el foro. «No quiero pensar otra cosa», deslizó.

El Foro Crans Montana se celebrará entre el jueves y el sábado próximos en Dajla. Para Marruecos, la celebración en esta ciudad de una reunión internacional dedicada a África y a la cooperación al desarrollo entre los países del sur refuerza su tesis sobre la «marroquinidad» del Sáhara Occidental.

Durante su etapa como presidente del Gobierno, Zapatero se mostró a favor de la propuesta de autonomía para el Sáhara promovida por Marruecos y defendió que debía servir de «base» para las negociaciones que Rabat retomó con el Frente Polisario en 2007.

El PP, entonces en la oposición, criticó con dureza al ex presidente al considerar que, con esa postura, se alejaba de la «neutralidad activa» que había caracterizado la posición española hasta la fecha.

El portavoz adjunto del PSOE en la Comisión de Exteriores del Congreso, Álex Sáez, mostró su respeto por el viaje del ex presidente y garantizó que no ha cambiado la posición del partido sobre este contencioso. Sáez explicó que la dirección del PSOE había sido informada de ese viaje, al tiempo que aseguró que respeta las visitas que Zapatero considere oportunas. «Hay una posición común, que es la que mantiene Naciones Unidas con respecto al Sáhara Occidental y ésa es la posición del PSOE. Nuestro respeto, pero no hay ningún cambio», insistió.

El partido emitió un comunicado en el que la secretaria de Relaciones Internacionales, Carme Chacón, reiteró que la posición del partido sobre el Sáhara «no ha cambiado».

La Unión Europea ha confirmado que no enviará representante alguno al encuentro de Dajla. La delegación del Frente Polisario en Canarias expresó su más «enérgica» condena y rechazo al viaje.