MENÚ
jueves 20 septiembre 2018
12:34
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Zarzuela limita los actos de la Reina a lo «escrupulosamente» constitucional

Unos Reyes pegados a la Constitución

Felipe VI asumirá en exclusiva los actos que reserva para él la Carta Magna y Doña Letizia le acompañará en los que sean de Estado o supongan un activo para «estar cerca de la gente»

Fuentes de la Corona afirman que la comentada ausencia de la Reina en la jura de Rajoy y de los ministros responde a una decisión «coordinada y estudiada» por los órganos de la Casa

  • La Reina Letizia, junto a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, en el acto de apertura de las Cortes Generales
    La Reina Letizia, junto a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, en el acto de apertura de las Cortes Generales / Ap
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de noviembre de 2016. 03:51h

Comentada
Aurora G. Mateache.  Madrid. 20/11/2016

Hace más de dos lustros ya, cuando Don Felipe anunció su compromiso con la entonces periodista Letizia Ortiz, se fijaron las obligaciones que asumiría desde que se convirtiera en Princesa de Asturias hasta su papel de Reina en la actualidad como consorte: ocuparse de los hijos que tuviera el matrimonio, intentar sumar un activo a la Corona y acompañar a Don Felipe cuando se considerase conveniente. Pero, ¿qué se considera «conveniente»? Desde que, tras casi un año sin Ejecutivo, Mariano Rajoy jurara su cargo en La Zarzuela ante el Rey sin la presencia de la Reina, Doña Letizia ha estado en el foco de las informaciones por no figurar ese día, así como tampoco en la posterior jura de ministros y, una semana más tarde, por no acompañar a Don Felipe en el viaje oficial a Arabia Saudí, en el que suponía el despegue de la agenda internacional de su Majestad, después de estar colapsada durante meses. Las imágenes de hemeroteca de Doña Sofía junto a Don Juan Carlos en momentos similares reforzaron la polémica.

Lo cierto es que, en junio de 2014, cuando el Rey Emérito consideró necesario un «relevo generacional» y traspasó la Corona a su hijo, los portavoces de la Casa del Rey ya explicaron que el reinado del nuevo Monarca sería continuista respecto al de Don Juan Carlos, pero abierto a los cambios necesarios para adecuar la Corona a la actualidad y conectar con la sociedad. Con este fin, Zarzuela ha abordado reformas como hacer públicas las cuentas, someter el presupuesto a una auditoría externa, establecer un nuevo régimen jurídico para regular los regalos que reciben los miembros de la Familia Real... Y aquí entra el papel de Doña Letizia, que al fin y al cabo responde a la hoja de ruta de la Casa del Rey y que sigue la misma línea que la del Jefe del Estado: en estos meses de bloqueo político, el Monarca se ha ceñido escrupulosamente a la Constitución con la máxima de no «borbonear», en un papel más cercano al de un notario que al de un árbitro. Felipe versus Don Juan Carlos.

El caso de Doña Letizia es paralelo al de Don Felipe, en una decisión «coordinada y estudiada de forma conjunta» por todos los órganos de la Corona, según afirman fuentes de la Casa. «La Reina consorte o el consorte de la Reina no podrán asumir funciones constitucionales, salvo lo dispuesto para la Regencia», establece la Constitución. Zarzuela entiende que el Rey debe asumir en exclusiva estas competencias, para focalizar en él el papel que le marca la Carta Magna. Y ponen como ejemplo las cinco sucesivas rondas de consultas que el Monarca ha afrontado para proponer un candidato a La Moncloa durante estos meses. «¿La Reina ha estado?, No. Pues qué sentido tiene que esté en la jura?», plantean. «Situación distinta es la apertura de las Cortes, que es un asunto de Estado, y por tanto ha estado toda la Familia, incluidas tanto la Princesa de Asturias como la Infanta Sofía», explican. Zarzuela aleja así la consideración que ha circulado por diversas publicaciones de que Doña Letizia, de forma unilateral, sea la que haya decidido no formar parte de estos actos. La agenda exterior de los Reyes se planifica de forma conjunta con el Gobierno, explican, y se consensúa la conveniencia de que viaje sólo el Jefe del Estado o que esté acompañado por la Reina·. Tras el viaje fallido a Arabia Saudí –que se tuvo que suspender por la muerte del príncipe Turki bin Abdulaziz al Saud, hermano del rey Salman– el próximo destino será Portugal, al que irán Don Felipe y Doña Letizia siguiendo el mismo requisito, el que sea un viaje de Estado: será el primero de los Reyes desde que España tiene gobierno.

Agenda exterior de la Reina

Esta semana, los Reyes tienen agendados varios actos juntos: visitarán la Conferencia Episcopal Española con motivo de su 50 aniversario e irán a Valencia por la entrega de la 28 edición de los Premios Rey Jaime I, Comunidad en la que aprovecharán para visitar el Mercado Central con motivo de su centenario. «Los Reyes no sólo participan juntos en aquellos actos que sean de Estado, sino también en los que tengan como objetivo estar cerca de la gente», señalan desde su entorno.

Respecto a la agenda propia que tiene la Reina, a partir de enero recuperará su «pata» coja por tener un gobierno en funciones: la parte exterior. Según informaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, será en algún país de Sudamérica o África, en el que la Reina respaldará proyectos de ayuda a países desfavorecidos supervisados por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Honduras fue su primer y último destino, a finales de mayo de 2015, ya que este año no se pudo continuar debido al bloqueo político. Este compromiso propio es uno de los otros que Doña Letizia ha heredado de Doña Sofía, como la Presidencia de Honor de UNICEF. Continuidad pero con reformas, tema aparte es que sean del gusto de todos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs