20 costumbres que te afean ¡y mucho!

La columna de Carla de la Lá

  • 20 costumbres que te afean ¡y mucho!

Tiempo de lectura 8 min.

30 de mayo de 2019. 17:37h

Comentada
Carla de La Lá Madrid. 1/6/2019

Podrán matarse a abdominales, devorar lechugas y marcarse todas las operaciones bikini de ambos hemisferios, podrán comprar más ropa que Meghan Markle y recauchutarse como Mickey Rourke ¡Adelante, señores y señoras, pero les prevengo, desde el cariño y la observación, si practican estas desatinadas costumbres verán seriamente menoscabado su atractivo! La belleza es intangible, no lo olviden.

1. Tener complejos: todos tenemos alguno pero lo cierto es que no hay nada menos seductor que lucir complejos. Para preservar nuestra belleza y encanto el único camino es trabajar en deshacernos de ellos igual que haríamos con un grano en el trasero o con una mancha de tomate en la solapa. Por el contrario, una persona desacomplejada es puro magnetismo, belleza a raudales, carisma, atracción fatal.

2. No dormir lo suficiente: El descanso es otro de los pilares de la belleza y el atractivo desde toda perspectiva; si quieren ver brillar su mirada libre de bolsas y ojeras, defiendan su sueño como una loba a sus lobeznos. Además, la falta de sueño nos precipita a ser gruñones y antipáticos por no decir a la psicosis, tres cosas muy poco atractivas en general.

3. Preocuparnos: Por supuesto que la realidad existe, pero no para el hombre,ni para la mujer, nuestra subjetividad es consustancial y en ella no caben mayores preocupaciones. Lo que sí que existe de manera pública y notoria son las líneas de expresión. Por eso, los que se denominan realistas me parecen tan ingenuos... ¡son pesimistas!. Los realistas emanan frustración. Hay que frustrar a los niños dicen los realistas... Si fuera por ellos, no habría san Valentín, ni Halloween, ni frutos, ni verdor... no habría navidad, ni tinte de pelo.

4. Ser dependientes: No sobreestimen su necesidad de los demás. No sobreestimen a los demás.

5. Cuidar sólo nuestro aspecto físico: Les recomiendo mucho “El mito de la belleza” donde Naomi Wolf dice que sobrevalorar el físico está en realidad prescribiendo el comportamiento y no la apariencia. Un libro perfecto para las mujeres que se afanan por parecer adolescentes photoshopeadas en vallas publicitarias, para las que viven en la privación luchando contra su naturaleza de mujeres adultas_no hay nada más ridículo e infructuoso que perseguir al tiempo. El tiempo no espera y las carnes menos.

6. Ser temerosos: Mi madre siempre lo dice, el valiente muere una vez pero el cobarde muere todos los días. Vivan sin miedo. Decididos, audaces. Vamos a morir igual y ¡qué estimulante es el valor! ¿No les parece?

7. Descuidar nuestro aspecto físico: “Si vas a tener dos caras, al menos maquíllate una”, decía Monroe y no puedo estar más de acuerdo, lo cortés no quita lo valiente. ¡Pongámonos guapos! ponerse guapo es cortesía, respeto, generosidad, deseo de integración, ponerse guapo es cuestionarse, dudar, ceder, amor... La gente que no se "prepara" a mí me parece fea, pero por dentro.

8. Abandonar el sex appeal: Mi mejor amiga dice que no hay que renunciar a él por nada del mundo, asumiendo y disfrutando, por supuesto, nuestra complexión y nuestra verdadera edad; estoy de acuerdo, hay que cuidarse y mantenerse en las mejores condiciones dentro del sentido común, sabiendo que no es necesario ser guapo para ser irresistiblemente atractivo, ni ser delgado para ser guapo, ni tampoco ser atractivo para ser feliz...

9. No sonreír: La cualidad que más admiro en una persona inteligente es la alegría, la más difícil. E inequívocamente el mejor maquillaje o vestido imaginable, el más sexi y cautivador, el milagro antiaging, el lifting definitivo es la sonrisa.

10. Vivir de dieta. Mucho cuidadito, especialmente las mujeres, que la autodisciplina constante en pos de la delgadez cumple una función perversa que nos autoinflingimos sin estudiar detenidamente quién dicta las normas, ni las medidas. ¿Quién?

11. Comer más de la cuenta: Cuando estoy a dieta tomo sacarina, leche de soja, cola de caballo, pavo, piña, pechuguitas a la plancha, huevos cocidos sin yema, bonito, cogollos de Tudela, pepinos, palitos de zanahoria, crudités, queso fresco, queso de Burgos, queso Ideazabal, La Vaca que Ríe, Parmesano con albóndigas sobre lecho de espaguetis, morcillas, tigretones, chorizos, Risketos... lo de siempre: "El secreto es no darle importancia".

12. Beber más de la cuenta: Como dice mi querida Silja Goetz "Cuando más necesitas beber peor visto está". Nos encanta beber pero hay que reconocerlo, cuantos más años cumplimos la ingesta de tóxicos compensa menos y sienta peor. Felices años mozos donde nuestros cuerpos e hígados recién estrenados lo procesaban absolutamente todo, ¡pero todo! ¡cualquier cosa! con una mano en la cintura...

13. Ser groseros: Sea amable, tolerante y gentil. Trate a las personas con cariño, respeto y humor, principalmente a su persona.

14. Fumar: yo he fumado neuróticamente, fumando con todos los grifos del fumar abiertos, como un oso hormiguero de madera fumando, fumando hasta la necedad, a calzón quitao, con ese fumar que sólo puede fumar una mujer fumando en malvada y deliciosa compañía, fumando a tumba abierta... fumando sin esperar nada salvo seguir fumando... como el deshollinador, fumando leaving las vegas, fumando con terquedad, disparatadamente, fumándote la cena, la casa de los tres cerditos y los zapatos de la bruja del oeste. Yo me he fumado el muro de Berlín, las estrellas y la vía láctea, fumando como una blackanddecker, como un pájaro carpintero, con los codos y las coletas, porque llevo fumando desde los 13 años y siento que me he fumado Australia y creo en mis memorias, que son muchas, pero fumando. Sin embargo, tengo que decirles amigos, que a mis 42 años me planteo seriamente dejarlo, sobre todo cuando el mismísimo Dr Diego Tomás Ivancich, uno de los mejores cirujanos plásticos que conozco me dice que fumar es uno de los mayores agentes en lo tocante al envejecimiento facial.

15. No hacer ejercicio: Haz deporte, camina a diario.Mantente en óptimas condiciones físico-estéticas. De lo contrario.. No me mires, no me mires, nome-nome-nome-mires...

16. No hacer el amor: Sí, sabemos que no es lo mismo llevar 6 días que 6 años juntos, sabemos que el sexo requiere un esfuerzo físico y hasta intelectual y que uno a veces está falto de energía y que hace calor... pero amigos ¡no sean vagos o lo lamentarán! La falta de sexo envejece, produce neurosis y un espantoso y característico humor, sean disciplinados. Después... es como salir del gimnasio ¡qué bien sienta!

17. Despreciar la estética: Rodéese de objetos personales y hermosos.

18. Envidiar: Rodéese de personas inteligentes y aprenda. Rodéese de personas bellas y disfrute.

19. Hablar mal: Sean impecables con la lengua, cuando hablen.

20. Cultivar la ira: Vigilen a dónde se dirige su agresividad que ni se crea ni se destruye, se transforma... Canalicen su ira en los negocios, en el gimnasio, en la cama. El enfado, el reproche y la confrontación solo en la intimidad. Sólo para relaciones sólidas e importantes. Y poco.

Últimas noticias