Cómo resetear tu cuerpo tras los excesos con platos llenos de sabor y energía

En ocasiones, llevar una estilo de vida saludable puede hacerse complicado. Celebraciones, viajes, fines de semana… las tentaciones son muchas y no siempre es fácil evitarlas. Por suerte, y aunque enero haya pasado y tus propósitos de comer mejor se hayan ido con él, aún no es tarde para comenzar una dieta variada y saludable.

Llevar una vida con hábitos saludables es clave para nuestro bienestar, pero en algunas ocasiones es complicado mantener este estilo de vida a causa de viajes, fiestas, fines de semana… Las tentaciones son muchas y no siempre es sencillo evitarlas.

Por suerte, y aunque enero haya pasado y tus propósitos de comer mejor se hayan ido con él, aún no es tarde para comenzar una dieta variada y saludable con Florette. Esta te ayudará a retomar buenos hábitos y “resetear” el cuerpo, eliminando los efectos de las comidas copiosas.

Existen múltiples formas de depurar el organismo y compensar los días de excesos, como hacer deporte o beber mucho líquido. Florette, por su parte, recomienda combinar estas prácticas con el consumo de productos que hagan ‘clic’ en el botón del reseteo, primando las frutas y las verduras, que ayudarán a lograr tu objetivo sin perder vitalidad. De este modo, aportarán todos los nutrientes para que te sientas lleno de energía y disfrutes del proceso gracias a recetas con ingredientes frescos y naturales.

No obstante, contar con poco tiempo para preparar este tipo de alimentos puede ser un obstáculo. Por ello, la amplia gama de productos Florette, especializada en vegetales frescos envasados y listos para consumir, te ayudará a crear menús de reseteo de una forma sencilla, rápida, sabrosa, variada y saludable.

¿Quién dijo que comer sano era aburrido? Algunos ejemplos:

Al contrario de lo que muchos piensan, llevar una dieta equilibrada no significa renunciar al sabor y limitar el menú a cuatro recetas, ya que caeríamos en la monotonía y acabaríamos abandonando el propósito. Es importante combinar de forma diferente alimentos variados, dando un toque de color y creatividad a tus comidas. Además de aportar sabor y salud, te permitirán vencer la sensación de "comer todos los días lo mismo".

- La ensalada Detox es una gran alternativa gracias a su mezcla de vegetales ricos en Vitamina A. Los brotes de espinaca, rúcula, lechuga roja y canónigo rojo ayudarán a limpiar tu organismo y a reducir la sensación de hinchazón. Con un poco de piña, queso de cabra y atún, el resultado será espectacular.

- Si te encanta la ternura y la suavidad de los primeros brotes, Florette propone la siguiente receta: mezcla Deluxe primeros brotes -lollo verde, hoja de roble, espinaca, rúcula y tatsoi- con trigo sarraceno, uvas y setas. Su sabor único te encantará y los ingredientes te llenarán de vitalidad.

- En caso de que seas fan de las verduras frescas, tu opción es Verduras para micro al vapor. En solo cinco minutos, podrás disfrutar de brócoli, zanahoria y coliflor en un plato antioxidante y colorido. Para los días más fríos, también puedes hacerlo en crema, añadiendo a las verduras ya cocinadas caldo de pollo, tomillo fresco y una pizca de sal y aceite de oliva.

- Y si no tienes tiempo o ganas de cocinar, Florette ha lanzado recientemente su gama Recetas Micro: una deliciosa y divertida combinación de vegetales frescos y sabrosas salsas con noodles asiáticos (Micro Asiática), arroz hindú (Micro Hindú) o pasta tagliatelle (Micro Italiana).

“Es muy importante que la verdura forme parte de nuestra alimentación diaria. Ya sea en formato ensalada, salteada o al vapor, su ingesta supone una excelente opción para depurar el organismo y reestablecer el equilibro de manera saludable. Combinada con la porción recomendada de proteína o hidratos, las opciones son múltiples y ricas, por lo que es muy fácil encontrar la que más te guste y la que más se adapte a tu ritmo de vida”, señala Miren Aierbe, asesora culinaria de Florette.

Es fundamental recordar, además, que, para lograr nuestro objetivo, debemos usar siempre productos frescos y programar qué vamos a comer cada día, de forma que no nos asalten las tentaciones.