10 consejos para afrontar la vuelta al cole de los niños

El equipo de psicólogos de ifeel explica las claves para facilitar la vuelta al cole de los niños cuando aparecen muchas preguntas en este inicio de curso atípico.

La vuelta al cole es cuestión de días y las familias aún no tienen claro cómo deben afrontar el inicio del curso. Muchas son las dudas por parte de los padres sobre cómo orientar a sus hijos ante la nueva normalidad de este septiembre atípico.

Un equipo de psicólogos de familia de ifeel recopilan en diez claves cómo deben los hijos afrontar la nueva vuelta a las aulas y cómo los padres pueden ayudarles a conseguirlo:

1. Explicar la situación adecuándose a la edad del niño/a. Todo primer paso pasa por explicar la situación. Los padres no son los únicos que tienen dudas y a quienes esas dudas les pueden generar ansiedad. Cuanto más claro tengan todos cómo será la nueva rutina en esta vuelta al cole y lo puedan entender más fácil será. Con los más pequeños es útil ayudarse de cuentos y metáforas para poner muchos ejemplos, vigilando el lenguaje. Sin embargo, los adolescentes y preadolescentes se pueden sentir infantilizados y no tenidos en cuenta si se usan este tipo de explicaciones.

2. Vivir el presente. En un momento en el que las noticias cambian cada día preocuparse por un futuro incierto y hacerse preguntas constantemente acerca de él solo fomentará la aparición de preocupaciones, ansiedad y otro tipo de problemas psicológicos. ¿Nos confinarán de nuevo?, ¿podré llevar a mi hijo al colegio?, ¿y si se contagia?, ¿cómo lo compagino con el trabajo?... Es importante centrarse en el presente y no anticipar ningún acontecimiento.

3. Preparar paulatinamente los cambios de horario. No todas las comunidades autónomas tienen la misma fecha para el inicio del curso. Por ello, es aconsejable adaptarse al cambio de horario con antelación dado que nuestro organismo necesita un tiempo entrar en la rutina. Acostarse y levantarse tarde tienen poco a poco que dejar de ser rutina, incluso cuando los hijos sean mayores y tengan buena parte de las clases de forma online.

4. Asignación de tareas. Es recomendable responsabilizar a todos los miembros de la familia de la vuelta al cole: preparar la ropa, los libros, la mochila, tener organizados los deberes, la agenda… Los padres no deben de ser quienes controlen todo este tipo de cuestiones ya que, según la edad, los niños progresivamente deben de ir ganando más responsabilidades e ir participando en las tomas de decisiones del curso escolar.

5. Motivar, no transmitir ansiedad. Muchos padres se muestran muy preocupados ante las múltiples incógnitas de la vuelta al cole. Sin embargo, no debemos transmitir estas preocupaciones a nuestros hijos. Al hablar con ellos sobre el comienzo del curso debemos motivarlos y hablar en “clave positiva”. De lo contrario corremos el riesgo de que aparezca temor y una actitud negativa hacia el colegio.

6. Control del tiempo y del contenido que se consume a través de las pantallas. Cuando buena parte de la educación se realiza de forma online es especialmente importante prevenir el tiempo que nuestros hijos pasan frente a las pantallas (televisión, ordenador, tablet, móvil…). Igual de rápido que la tecnología ha sido nuestra aliada, se puede volver en nuestra contra y desencadenar problemas de adicción, ansiedad o depresión, entre otras, si su uso es excesivo.

7. Reservar un espacio para el ejercicio físico. En algunas comunidades autónomas se han cancelado o limitado las actividades extraescolares o las clases de educación física. Es por ello, que no hay que perder de vista la importancia de fomentar el ejercicio físico e incorporarlo a la rutina para un correcto desarrollo físico y mental.

8. Comentar las preocupaciones. Dentro de la rutina diaria, es aconsejable encontrar momentos para hablar de cómo ha ido el día y las preocupaciones o inquietudes que puedan ir surgiendo con los cambios de la nueva normalidad. Además, en estos espacios lo mejor es que participe toda la familia, pero si se solicita también se puede hacer de forma más individual.

9. Planificar la nueva rutina. Cuando llegue el primer día de cole, en la medida de lo posible se debe tener todo organizado para no estar corriendo de un lado a otro. Poder desayunar con calma e iniciar el día una actitud positiva facilitará reducir los nervios de los primeros días.

10. No olvidarnos de meter en la mochila una dosis de paciencia. Como llevamos unos meses en la nueva normalidad, podemos suponer que este curso estará lleno de cambios durante su transcurso. Por ello la paciencia, ante todas estas novedades, será una de nuestras mejores aliadas. ¡No la dejes en casa!