El 80% de las familias no tragan con la etiqueta de “sostenible”

Creen que muchas marcas se aprovechan de lo ecológico y sostenible para aumentar el precio.

Durante los últimos años hemos visto un aumento en el compromiso generalizado con la sostenibilidad en todos los estamentos sociales. Pese a ello, el 96% de los españoles afirman estar preocupados por el medioambiente, según un reciente estudio elaborado por la compañía de energía fotovoltaica SotySolar.

A pesar de lo necesario de apostar por alternativas que cuiden el medioambiente, 8 de cada 10 encuestados consideran que hay marcas que se aprovechan de lo ecológico y sostenible para aumentar el precio, haciendo que optar por este tipo de productos sea solo accesible para unos pocos. Por contra, el 18% de los encuestados consideran que el precio de este tipo de productos se adecúa a lo que se ofrece mientras que sólo un 2% afirman que no son más caros.

Esta situación pone de relieve la demanda por parte de los consumidores de precios más justos para que entre todos podamos ser más sostenibles. Concretamente el 64% de los españoles declara que podrían acceder a más productos ecológicos si sus ingresos fueran mayores, mientras que el 37% opina que la conciencia ecológica no depende del dinero.

Otro aspecto que llama poderosamente la atención son las razones por las cuales los encuestados creen que ha habido un aumento de consumo de opciones ecológicas o sostenibles: 6 de cada 10 españoles consideran que se debe a una mayor concienciación, mientras que el 54% considera que se debe a un mayor número de alternativas sostenibles y ecológicas en el mercado y el 5% afirma que se trata de una moda para ricos.

A la hora de considerar quién es el culpable de que no se cuide más el medioambiente, los españoles se encuentran divididos, aunque señalan principalmente a la sociedad (48%), por delante del Gobierno (45%) y las empresas (8%).

“Cada vez más personas están dispuestas a realizar pequeños cambios en su día a día para ser más sostenibles. Sin embargo, hay una opinión generalizada de que las alternativas ecológicas son más caras. La realidad es que cada vez hay más opciones en el mercado que han permitido democratizar estos productos y servicios. Por ejemplo, en nuestro caso con la energía solar. En SotySolar contamos con un modelo de suscripción mensual tipo ‘Netflix’ que permite realizar una instalación de placas solares para que la energía del hogar sea 100% renovable sin realizar ningún tipo de inversión inicial, ni de mantenimiento ni permanencia. Así, cualquier ciudadano puede consumir energía verde en su hogar desde 23€ al mes, ahorrando de media un 70% en su factura”, declara Daniel Fernández, cofundador de SotySolar.