¿Debería retrasar el embarazo por culpa del coronavirus?

Me llamó para pedirme consejo pues tenía el deseo de buscar su segundo hijo, mi inmediata respuesta fue que esperara un poco pues la información que teníamos hasta el momento era muy limitada.TOPDOCTORS

A propósito de un artículo publicado el 30 de septiembre en la prestigiosa revista “The New England Journal of Medicine”. Tras la lectura comienzo a reflexionar y mi primer recuerdo es una conversación que tuve en marzo de este año con un compañero y buen amigo de facultad que trabaja como intensivista en Londres. A parte de años de clases en la facultad y prácticas en múltiples servicios hospitalarios, hemos disfrutado de interesantes viajes e interminables conversaciones.

Me llamó para pedirme consejo pues tenía el deseo de buscar su segundo hijo, mi inmediata respuesta fue que esperara un poco pues la información que teníamos hasta el momento era muy limitada. Fundamentalmente este artículo nos da una visión histórica del comportamiento de la medicina contemporánea ante la aparición de nuevas enfermedades como HIV, Zika hasta la más actual SARS-2 COVID-19.

En todas ellas el primer acto automático, podríamos pensar que instintivo incluso, es recomendar evitar el embarazo hasta tener más información que pueda aportar seguridad.

Tanto en los casos de influenza H1N1 2009 y los brotes del virus Zika, en un primer paso se aconsejó evitar el embarazo en las mujeres residentes de las zonas afectadas, pero poco después los esfuerzos se centraron en educar a las mujeres y a sus médicos sobre las formas de prevenir la infección y la importancia del tratamiento temprano.

Ahora disponemos de mucha más información gracias al esfuerzo de las instituciones sanitarias de muchos países y la inmediatez en compartirlas. Esta información científica contrastada es la que debe marcar las directrices de actuación, desde aquí apoyamos los llamamientos desde distintas sociedades científicas que vuelven a solicitar en “the lancet”:

¿Debería retrasar el embarazo por culpa del coronavirus?

Es fundamental crear protocolos consensuados para atender a los pacientes a nivel hospitalario, en la habitación de dilatación, en paritorio y en neonatología, así están diseñados en nuestro Hospital Ruber Internacional.

Los estudios indican que las embarazadas no parecen tener una mayor facilidad para contraer la infección, ni para presentar complicaciones graves, pero sí es fundamental reconocer pacientes de riesgo por tener enfermedades como asmadiabetes o hipertensión para ser tratadas de forma prioritaria.

A nivel fetal, el contagio dentro del útero a través de la placenta o durante el parto es prácticamente inexistente. No hay evidencias de malformaciones uterinas ni mayor riesgo de aborto.

Siguiendo la recomendación de la mayoría de sociedades científicas nacionales e internacionales (CDC, RCOG, SEGO, Ministerio de Sanidad), si el estado materno y neonatal lo permiten, se recomienda que se promueva la lactancia materna aún también durante el período de riesgo infeccioso, con medidas estrictas de aislamiento (uso de mascarilla quirúrgica, lavado correcto de manos antes y después del contacto, limpieza de la piel a nivel mamario y de las superficies que puedan estar en contacto). Una alternativa sería el uso de sacaleches de uso individual con estrictas medidas de higiene. La decisión final sobre el tipo de lactancia deberá ser un consenso entre la paciente y los neonatólogos en base a los conocimientos científicos de cada momento y el estado de salud de la madre y el recién nacido.

Sí sabemos del elevado riesgo de trombosis tanto de la infección de COVID-19 como del propio embarazo en sí mismo, por tanto tras el parto es imprescindible la prevención con anticoagulantes según la intensidad y duración de los síntomas, edad y peso de la paciente.

En resumen, querido compañero no tengo ningún motivo para desaconsejaros el deseo de ampliar la familia. Eso sí cuidaros mucho, limpieza de manos frecuente, evitar en lo posible, situaciones de riesgo y usar lo más posible mascarilla hasta que podamos hablar en pasado de la pandemia.

Dr. Alfonso Duque Frischkorn es ginecólogo y está en TopDoctors