¿Cómo evitar la bronquitis en bebés?

Si las infecciones son muy frecuentes se pueden prevenir con una exclusión temporal de la guardería durante los meses de mayor incidencia.

Si las infecciones son muy frecuentes se pueden prevenir con una exclusión temporal de la guardería durante los meses de mayor incidencia.
Si las infecciones son muy frecuentes se pueden prevenir con una exclusión temporal de la guardería durante los meses de mayor incidencia.PIXABAY

La gran mayoría de las bronquitis en bebés (lactantes y niños pequeños) se deben a infecciones víricas y son más frecuentes durante los meses fríos del año (octubre a marzo). Hay bebés más susceptibles que otros a “pillar” infecciones respiratorias, pero el contacto con otros niños que también son susceptibles (entorno de guardería) es causa de un mayor número de bronquitis.

Prevención de la bronquitis

Si las infecciones son muy frecuentes se pueden prevenir con una exclusión temporal de la guardería durante los meses de mayor incidencia. También se aconseja evitar, durante los meses de mayor circulación de virus respiratorios, centros comerciales y lugares con mucha aglomeración de gente. Por otro lado, es importante que el entorno doméstico sea libre de humos (no fumar en el interior de la vivienda) y que la calefacción no se deje en marcha durante toda la noche, ya que según el Dr. Van Esso Arbolave, pediatra experto en enfermedades infeccionas y bronquitis, la calefacción continuada las 24 horas “reseca las vías aéreas”.

Higiene de manos y evitar contacto con adultos enfermos

Si un adulto está enfermo deberá usar mascarilla y lavarse las manos antes de coger al bebé. Los adultos del entorno de un bebé con bronquitis frecuentes deben extremar el lavado de manos, toser en el codo si tienen tos, utilizar pañuelos desechables si están resfriados y lavarse las manos después de sonarse la nariz.

En determinados casos conviene hacer un tratamiento “preventivo” o “de base” que es un tratamiento médico (inhalado o sobres orales) para evitar bronquitis de repetición. También una alimentación saludable con ingesta adecuada y suficiente de vitamina C es útil para prevenir resfriados que puedan evolucionar a bronquitis. Además, se ha detectado que la lactancia materna prolongada (6 meses) actúa como protectora contra la bronquiolitis.