7 beneficios del entrenamiento de alta intensidad en las mujeres

La mayoría de las mujeres tienen cierto miedo a entrenarse con ejercicios de fuerza en sus rutinas tan solo por la falsa creencia de que pueden aumentar su volumen muscular.

La OMS recomienda que dos veces o más por semana se realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

Cada día son más las mujeres que descubren el entrenamiento de alta intensidad y sus beneficios. Sin embargo, muchas mujeres tienen miedo a probar este tipo de entrenamiento por el temor de aumentar su volumen muscular, uno de los mitos de fitness femenino más comunes y, al mismo tiempo, una creencia totalmente falsa. Desde Freeletics insisten que el entrenamiento de alta intensidad no hace a las mujeres más grandes y corpulentas como si fueran culturistas. «Si quieres mejorar tu cuerpo, tu fuerza y tu confianza, el deporte es la mejor forma de hacerlo. No dejes nunca que estos mitos te quiten las ganas, a veces son excusas», explican.

Aunque es cierto que en la práctica se observa diferencia a la hora de entrenar entre hombres y mujeres, estas se deben a los diferentes objetivos que cada persona desea alcanzar, pero no existe ningún motivo fisiológico, metabólico ni biológico de ningún tipo, es decir, lo importante es la meta marcada y no el sexo.

Piernas, glúteos y abdomen son las zonas elegidas para realizar el training journey de 12 semanas de Freeletics, una serie de ejercicios de peso corporal y diseñado exclusivamente para mujeres. Concretamente, está desarrollado para trabajar los cuádriceps, los glúteos y los abdominales con la finalidad de fortalecer y tonificar el tren inferior mediante un programa de intervalos de alta intensidad (HIIT).

Desde Freeletics han notado que cada vez hay más mujeres que practican el entrenamiento de alta intensidad, superando los límites y creando estímulos de entrenamiento muy elevados. De su mano, Freeletics comparte los efectos positivos que ejerce sobre el cuerpo femenino el entrenamiento personalizado de alta intensidad:

Eficaz contra la grasa corporal

Está demostrado que el entrenamiento de alta intensidad en combinación con unidades de resistencia es especialmente efectivo ya que estimula el metabolismo y proporciona un alto efecto afterburn (periodo de recuperación de nuestro cuerpo durante el cual sigue quemando grasas aunque ya no se esté realizando ejercicio).

Tonifica los músculos

Muchas mujeres desean estar tonificadas. Los factores que endurecen el tejido muscular son, por una parte, la reducción de la cantidad de grasa corporal y, por otra, el fortalecimiento de los músculos mediante un crecimiento intramuscular, así como un aumento de los glucógenos y de la acumulación de agua.

Esto significa que, efectivamente, se forma más tejido muscular y que la musculatura aumenta sus reservas de energía, sin que por ello el músculo femenino tenga que aumentar mucho de volumen. De hecho, aunque la musculatura femenina es capaz de desarrollar hipertrofia, su bajo nivel de testosterona le impide que esta alcance la dimensión y la rapidez que alcanza en la musculatura masculina.

Además, Freeletics trabaja regularmente todos los músculos importantes, de forma que el resultado sea una imagen corporal general “tonificada” y equilibrada.

Entrenamiento funcional

Lo importante es entrenar grandes grupos musculares a la vez y, por tanto, secuencias completas de movimientos. De esta forma, se consigue una mejor percepción corporal, una postura más erguida y una mayor seguridad en los movimientos, algo que se manifiesta tanto en un aura más positiva, como en las acciones cotidianas.

Entrena la mente

Durante un workout o run de alta intensidad, nuestro cuerpo desprende las conocidas hormonas de la felicidad y reduce algo la actividad de diversas regiones del cerebro, lo cual tiene un efecto parecido a un reset para el cerebro. Ese momento es perfecto para desconectar y dejar atrás los problemas cotidianos. A corto y largo plazo, esto también conlleva un comportamiento más equilibrado, mejor humor y, además, entrena la capacidad de poder concentrarse en sí mismo: aquí y ahora.

Músculos fuertes, espalda fuerte

Muchas mujeres desean mejorar su musculatura en la zona dorsal y lumbar para evitar las lesiones y los dolores de espalda. Los ejercicios de pushups y burpees, o también los situps, fortalecen la espalda y el centro del cuerpo, el cual desempeña un papel especial como punto central de la musculatura. El aprendizaje de nuevos ejercicios y nuevos movimientos te hacen ser más consciente con el cuerpo: te pones en forma y aumenta la autoestima.

Protege la debilidad muscular típica de una edad avanzada

Las mujeres a cierta edad están expuestas a un mayor riesgo de padecer osteoporosis ya que estas hormonas están directamente relacionadas con el crecimiento de los huesos y la densidad ósea. La mejor forma de proteger los huesos para evitar un debilitamiento o, incluso, roturas a una edad avanzada, es una musculatura fuerte que descargue el esqueleto. Es ahora el momento de fortalecer la musculatura y entrenar con regularidad.