El 70% de las españolas en edad fértil desconoce cómo saber su reserva ovárica

La reserva ovárica es el número de óvulos disponibles e indispensables para la concepción.

  • El 70% de las españolas en edad fértil desconoce cómo saber su reserva ovárica
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de diciembre de 2018. 14:55h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 6/12/2018

ETIQUETAS

El actual ritmo y estilo de vida que llevamos hace que muchas parejas decidan retrasar el momento de ser padres. Esto afecta directamente a la capacidad reproductiva de la mujer, ya que a medida que esta va cumpliendo años, ve disminuidas sus probabilidades de concebir. La edad es el factor más determinante para conseguir el embarazo, ya sea de forma natural o con técnicas de reproducción asistida. La Sociedad Española de la Fertilidad asegura que a partir de los 35 años la probabilidad de embarazo natural es menor. Cuando la fertilidad de una mujer empieza a disminuir con la edad y quedarse embarazada empieza a ser más difícil, muchas de ellas recurren a técnicas de reproducción asistida.

Un factor importante a tener en cuenta es poder conocer la reserva ovárica de la mujer, sobre todo si se quiere tener un bebé. Según una encuesta realizada por WOOM entre más de 1.300 mujeres, el 42% de ellas con edades comprendidas entre los 35 y los 40 años, asegura llevar más de 12 meses intentando concebir.

“Conocer qué es la reserva ovárica es algo clave para entender el funcionamiento de la salud reproductiva de la mujer, sin embargo, el 63% de las usuarias encuestadas no sabe qué es ni para qué sirve” dice Clelia Morales, COO y co-fundadora de WOOM. “De allí, que nuestra misión de empoderar a la mujer para que pueda tomar decisiones antes de buscar el embarazo y conozca mejor su cuerpo, cobra cada vez más vigencia,” añade.

La reserva ovárica indica la cantidad de óvulos que tiene una mujer, un marcador tanto de la fertilidad de esta como del tiempo restante hasta el establecimiento de la menopausia. Las mujeres nacen con una dotación ovárica finita de alrededor de un millón de ovocitos, de los cuales sólo 400 aproximadamente llegarán a ser ovulados.

Conocer la reserva ovárica de una mujer ayuda a saber hasta qué edad puede concebir de forma natural, planificar los próximos pasos de cara a una futura maternidad o incluso la probabilidad de éxito que puede tener al someterse a un tratamiento de fertilidad.

Según datos de la encuesta, el 64% de las españolas cree que los beneficios de conocer su reserva ovárica son múltiples, como saber si son aptas para un tratamiento de reproducción, conocer la cantidad de sus óvulos o incluso tomar decisiones sobre su fertilidad.

Existen varias técnicas o indicadores que permiten conocer el estado de la reserva ovárica de la mujer: a través de una ecografía para conocer la cantidad de folículos antrales o mediante la medición de la hormona Antimülleriana (AMH). Según los datos arrojados en la encuesta realizada por la compañía femtech, el 73% de las mujeres desconoce que existe esta hormona. Dentro del 27% que sí la conocen, 3 de cada 10 no sabe cuál es su nivel de AMH.

“Cuando los niveles de la hormona Antimülleriana son normales, la probabilidad de embarazo es mayor” dice el Dr. Isidoro Bruna, director médico de HM Fertility Centers. “Conocer los niveles de esta hormona, determina con gran precisión cuántos folículos ováricos están saliendo en desarrollo en cada ciclo menstrual y qué probabilidad hay de que entre ellos se desarrolle un folículo maduro susceptible de ser fecundado” añade.

Mediante un análisis de sangre podemos conocer los niveles de AMH sin importar el momento del ciclo en el que se encuentre la mujer. Es importante saber que, si los niveles de hormona no son normales, siempre se podrá acudir al ginecólogo para obtener más información.

De las mujeres encuestadas que sí conocen sus niveles de hormona Antimülleriana, un 46% se han hecho la prueba como parte de un tratamiento de reproducción asistida, un 45% como recomendación del ginecólogo y tan sólo un 9% lo ha hecho por iniciativa propia. De hecho, el 43% de las mujeres asegura que se sometería a un test para conocer sus niveles de AMH, aunque supusiera un gasto adicional. En cuanto a los centros elegidos, el 66% de las encuestadas apuesta por la clínica privada para realizarse esta prueba, frente al 34% que se decanta por la Seguridad Social.

Esta prueba permite a cada mujer saber si, en su caso, es recomendable o no dilatar la maternidad, ya que gracias a ella sabemos el potencial de fertilidad de cada mujer. Además, al mismo tiempo permite a los especialistas orientar a la mujer acerca de cuáles son las opciones de tratamiento más adecuadas en función de su reserva ovárica.

En cualquier caso, si se decide posponer el momento de ser madre (no es aconsejable hacerlo más allá de los 35 años) una buena opción puede ser optar por la vitrificación. Esta técnica de reproducción asistida ofrece la posibilidad de congelar tanto los óvulos como los espermatozoides, manteniendo su capacidad reproductiva hasta el momento que se desee tener un hijo. Aunque es una buena técnica, no asegura la maternidad en el futuro.

Últimas noticias