• 1

La hiperconexión digital cambia la manera en la que las familias se comunican

Hay más información que nunca, más impactos, más estímulos y nuestros ojos están ahí para filtrarlos. Hemos de mirar alrededor y aprovechar las herramientas que tenemos a nuestro alcance. La diferencia entre utilizarlas o no hará que, sencillamente, nuestra comunicación sea o no efectiva.

  • Photo by rawpixel on Unsplash
    Photo by rawpixel on Unsplash
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de julio de 2018. 13:51h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 12/7/2018

En un mundo absolutamente digitalizado, a través de nuestros móviles expresamos y compartimos sentimientos, nos enfadamos o sencillamente, ‘silenciamos’. Casi todas las acciones de comunicación, excepto las estrictamente biológicas, pasan por un móvil, una tablet... Una pantalla, en definitiva. Por poner una cifra: se estima que cada segundo se comparten cerca de 9.000 fotografías.

Vivimos rodeados de información. Información, además, digitalizada. Textos e imágenes que consumimos a través, sobre todo, de nuestros móviles. Con ellos compramos y nos informamos, sí, pero con ellos hablamos y escuchamos. Damos los buenos días y organizamos planes. Hablamos con amigos, familia, hablamos de tú a tú y en grupo. Hablamos en grupos de tres, cuatro y hasta 20 personas. ¡Ojo! Cuando decimos hablar, ya somos inexactos, pues en realidad, estamos escribiendo y enviando. Codificando nuestros pensamientos y reduciéndolos a frases y emojis. En el mejor de los casos, se convertirán en un audio.

“Entre todo ese magma de información, el filtro somos nosotros. Nuestros ojos. Hay más información que nunca, más impactos, más estímulos y nuestros ojos están ahí para filtrarlos”, explica Javi Pastor uno de los copywriters o expertos en escritura persuasiva con más proyección nacional. Las generaciones llamadas millennials y centennials lo saben y lo practican.

Los primeros, también llamados Generación Y, nacieron entre 1981 y 1995. Le dieron play al ‘cassette’ y al discman, pero también fueron los primeros en tener un móvil. A caballo entre lo viejo y lo nuevo, en pocos años representarán el 75% de la fuerza laboral mundial, según la consultora internacional Deloitte. Por su parte, la generación Z, o centennials, nacieron literalmente con un smartphone o tablet debajo del brazo y con la sobreexposición a la información como bandera.

Unos y otros han crecido en un mundo donde el acceso a la información no es un privilegio, sino un ‘bosque frondoso en el que intentar sortear obstáculos estériles’ y forjar un camino, mayormente individual, en el que ir descartando lo que no nos sirve y aceptar y comprar aquello que sí los ha cautivado. “Es evidente, han acentuado sus mecanismos de defensa y de atracción. Entre tanto caos informativo, separan el grano de la paja a una velocidad espasmosa”, detecta Javi Pastor, copywriter.

Ya es tarde para decirles: ‘apaga el móvil o la tele. Sal a pasear’. Como padres, ¿qué podemos hacer? “Recomendarles que sepan escoger bien. Y que en esa información, de repente, encuentren una app que les motive a dar un paseo. Y voila, lo habremos conseguido. Algunos, los más ‘chapados a la antigua’, verán una involución”, valora Pastor. ¿Nos estamos volviendo locos? Tal y como añade, hemos de mirar alrededor y aprovechar las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Ni son mejores, ni peores. Pero la diferencia entre utilizarlas o no hará que, sencillamente, nuestra comunicación sea o no efectiva.

El copywriting propone sistemas muy parecidos a la hora de plantear los textos de una web. “Hemos de ser conscientes del entorno en el que estamos y en el que se mueve nuestro ‘consumidor’ para trasladar mensajes que verdaderamente lo lleven a emprender la acción deseada”, explica Javi Pastor. Y la comunicación familiar debe empezar a entender que las reglas del juego han cambiado. “De alguna manera, debe superar viejos paradigmas y refrescarse”, añade.

Cuando me planteo los textos de una web, soy consciente de lo que quiero conseguir, pero sobre todo, soy consciente del ruido o exceso de información existente alrededor que puede anular esa acción. Una web entre... millones. ¿Cómo lograr que me compren a mí?”, se pregunta el joven copywriter de 28 años.

Como copywriter y millennial de manual, tiene claro que padres y tutores deben empezar a ver ese ruido y reconocerlo para enviar mensajes más efectivos. ¿Cómo lograr que presten atención? “Teniendo claro que jóvenes y adolescentes actúan cada vez más como consumidores de ideas y argumentos. Si la comunicación familiar no lo tiene en cuenta y utiliza el canal equivocado o utiliza canales propios de otras generaciones, será infructuosa”, valora.

Sobre Javi Pastor

Javi Pastor es copywriter profesional que tiene como misión ayudar a todos los que se interesen por la escritura en Internet a generar más clientes a través de las palabras. Vive enEl Puerto de Santa María, Cádiz. Estudió dos carreras (Diplomatura en Empresariales y Licenciatura en Publicidad y RRPP) y tiene formación específica en marketing digital. Presta servicios de copywriting y forma en la materia. Es uno de los referentes del sector en España.

Últimas noticias