• 1

“La infertilidad tiene mucho de bloqueos y emociones que afectan a nuestro sistema hormonal”

  • “La infertilidad tiene mucho de bloqueos y emociones que afectan a nuestro sistema hormonal”

Tiempo de lectura 8 min.

21 de diciembre de 2017. 08:49h

Comentada
Redacción.  21/12/2017

El sueño de muchas parejas es tener un hijo. Y muchas no lo consiguen. Después de interminables tratamientos farmacológicos muchos tiran la toalla. Y otras conocen a personas como nuestra protagonista de hoy. Que convierten algunos sueños en realidad recurriendo a técnicas más naturales, a aspectos que están dentro de nosotros mismos. Muchas lo logran y no solo consiguen el embarazo, sino que encuentran otra manera de entender el mundo, la vida, su mundo, su vida.

Soy Antonia González Fernández, Licenciada en Biología, experta en Medicina Reproductiva (Embrióloga-Andróloga). Máster en Reproducción Humana en IVI. Especialista universitario en Análisis Clínicos.

Soy Miembro del Colegio Oficial de Biólogos (COB), Miembro de la Asociación Española para el estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR), Miembro de la Sociedad Española de Nutrición y Medicina Ortomolecular (SENMO) y Miembro de la Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales (COFENAT).

Acompaño desde hace más de 12 años a parejas con problemas de fertilidad. Me he formado en el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), en el Instituto de Medicina Reproductiva (IMER) y he trabajo 7 años como Coordinadora, en el Instituto de Reproducción de la Marina Alta.

Después de todo lo aprendido y, sobre todo, todo lo vivido, la vida me hizo parar y “mirar”. Y amplié mi formación en Terapias Naturales y Psicología. Ya que en la reproducción, además de la alta tecnología, hay mucho más...

He creado y patentado, PsicoFertilidad Natural, una forma de trabajar la infertilidad única en el mundo. Doy un enfoque multidisciplinario, natural e integral a la reproducción humana, para mejorar la salud física y emocional en la pareja y así obtener mejores resultados en la reproducción natural o en la reproducción asistida y conseguir un bebé sano y feliz. Todo empezó con la voluntad de querer ayudar a aquellas mujeres, y parejas, que no podían ser madres y padres.

“La infertilidad tiene mucho de bloqueos y emociones que afectan a nuestro sistema hormonal”

Y estudié Biología porque me parecía la carrera perfecta, para conocer la VIDA en todas sus formas, cuando me fui especializando dentro del propio plan de estudios, me iba dando cuenta que la embriología era una de mis pasiones. Y me lancé, acabé la carrera y me metí de lleno en estudiar todo lo estudiable sobre la embriología, y la reproducción asistida, en aquellos años, hace ya más de 12, solo impartían masters y diferentes cursos especializados en técnicas de reproducción asistida, el instituto valenciano de infertilidad (IVI), y los hice todos, incluido el Máster, claro, quería estar preparada al máximo para ayudar.

A la vez, no solo me interesaba lo que pasaba dentro del laboratorio, también, para mí era apasionante entender todo el puzzle, conocer la parte biológica, sí, pero también la parte bioquímica, hormonal... y me especialicé también, por la universidad, en Análisis clínicos. Y aún sin haber terminado estos estudios ya estaba haciendo prácticas de distintas clínicas de reproducción asistida. Tuve la gran suerte de quedarme definitivamente a trabajar en una de ellas, era una clínica de reproducción asistida dentro de un hospital de Maternidad y Partos en el agua, el famoso Hospital Acuario, y eso amplió aún más, mi manera de ver la medicina. ¡Trabajar en un hospital como ese cambia a cualquiera!

Pasé 7 años en la clínica de reproducción asistida, viendo algunas piezas del puzzle, pero seguía sintiendo que me faltaban piezas, pero no sabía cuáles... y caí enferma, estuve un año encerrada en mi casa con una agorafobia grave. Según mi psicóloga nunca había visto una agorafobia tan grave en toda su carrera... a mí me gusta todo a lo grande...

Durante el encierro tomé conciencia de muchas cosas, claro... las crisis aparecen para que tomes conciencia, para que realices cambios, para que aprendas a ser coherente. Y para todo eso, y más, me sirvió la peor etapa de mi vida. Además, ese espacio de vida, lo dediqué a formarme en Naturopatía, Nutrición y Medicina Ortomolecular, Coaching, Meditación Mindfulness... para aplicármelo a mí misma, para salir de ese pozo, porque el psiquiatra no me aportaba todas las soluciones que yo necesitaba (finalmente era un paralelismo con la reproducción asistida).

“La infertilidad tiene mucho de bloqueos y emociones que afectan a nuestro sistema hormonal”

Esa enfermedad me hizo posicionarme, me hizo ampliar mi mirada y empecé a ver la importancia de las emociones en nuestro cuerpo, me hizo ver que no solo somos un cuerpo, que vamos acompañados de pensamientos, emociones, bloqueos, creencias limitantes que afectan a nuestro sistema hormonal y a nuestro sistema inmunológico, y que eso era la parte que le faltaba a la reproducción asistida.

Cuando me reincorporé de mi baja laboral y volví a la clínica las cosas habían cambiado, principalmente porque yo había cambiado, y para mí ayudar a esas mujeres y parejas solo desde el laboratorio ya no era suficiente, la infertilidad era mucho más, y los pacientes necesitaban una mirada más integral, más amplia, para así poder ofrecer unos porcentajes de éxito mucho mayores.

Finalmente aposté por mi visión y creé PsicoFertilidad Natural, tenía toda la información y formación de la parte más científica de la fertilidad y quería unirla con lo aprendido en mi encierro y el tiempo posterior.

“La infertilidad tiene mucho de bloqueos y emociones que afectan a nuestro sistema hormonal”

Mi enfoque no rechaza la reproducción asistida, sé que hay mujeres y parejas que la necesitan, mi enfoque quiere integrar todas las partes, no solo mirar un útero, o unos ovarios...se trata de estudiar las interacciones del sistema nervioso, sistema hormonal y el sistema inmunológico. Se trata de no dejar de lado las emociones, que tanto nos influyen en el cuerpo (las viví en carnes propias en mi encierro, mi cuerpo cambió, mi ciclo menstrual cambió...), se trata de no olvidarnos del poder que tenemos en nuestro cerebro (consciente e inconscientemente). Pero además estudiar todos los parámetros que afectan a nuestra fertilidad.

El enfoque de PsicoFertilidad Natural es volver a conocer nuestro cuerpo, volver a respetar nuestra salud, tomar conciencia de aquello que nos aleja de nuestra fertilidad natural, tomar conciencia de nuestros bloqueos, para así, sin necesidad de tomar ningún tipo de hormona, volver a equilibrar nuestro organismo.

Además, el hecho de haberme formado en análisis clínicos, me ha hecho darme cuenta de la importancia del buen diagnóstico antes de empezar con eternos tratamientos de reproducción asistida. Estaba harta de ver cómo se planteaba primero el tratamiento a seguir, que los estudios-análisis a realizar.

Y muchas mujeres y parejas saben de qué hablo, primero se hacen unos estudios muy básicos para determinar el tipo de técnica, o una inseminación o una fecundación in vitro o una ovodonación... y si eso sale mal, si tras 3 tratamientos no funciona, entonces, se plantean realizar estudios más exhaustivos de fertilidad. Mi punto de vista es otro, claro, es primero hacer el estudio, subsanar aquello que esté alterado y si con tratamiento natural y con tratamiento psico-emocional, no se consigue el embarazo, entonces sí, recurrir a tratamientos de reproducción asistida, pero ya es otra cosa, los porcentajes de éxito aumentan, porque nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestras emociones... están en sintonía, incluso estamos más preparados para afrontar ese tratamiento desde la tranquilidad.

Existen ya múltiples estudios científicos que aseguran que el estrés reduce la posibilidad de un embarazo, entonces, por qué esto no se tiene en cuenta en la reproducción asistida? Y los mismo pasa con la alimentación, déficits, el sueño, biorritmo, emociones... hay tantos factores que alteran nuestra fertilidad que no son tenidos en cuenta... por eso apareció PsicoFertilidad Natural, y apareció en el momento perfecto, porque por lo menos en España no existía esa visión integral de la infertilidad.

¿Y cómo ayudamos con este enfoque?

Lo primero es, como he comentado anteriormente, realizar un estudio completo, mirando no solo la parte hormonal, también vitaminas, minerales, aminoácidos, infecciones, estudios inmunológicos, de coagulación sanguínea, resistencia a la insulina, hipotiroidismo, incluso problemas intestinales.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs