• 1

“La mujer suele estar en el punto de mira y se le juzga si es capaz de llegar a todo”

Entrevista a empresaria y madre de familia

  • Berta Martín Sainz en su estudio de diseño
    Berta Martín Sainz en su estudio de diseño

Tiempo de lectura 4 min.

22 de agosto de 2018. 12:34h

Comentada
Gema Lendoiro Madrid. 30/8/2018

Berta Martín Sainz fundó en 2010 Poète, una firma de moda española con inspiración francesa. Actualmente tiene sesenta empleados. Es madre de dos niñas pequeñas de 4 y 5 años.

-¿Cómo es su día a día laboral? Horarios, qué tiene que hacer, si lleva o no a los niños al colegio o los recoge etc...:

- Mi día a día es frenético, intento optimizar cada minuto, ya sea a nivel laboral como personal. Me levanto muy temprano y también me acuesto muy tarde. Embarcarse en un proyecto profesional propio exige muchísima dedicación. Pero mi familia, sobre todo mis hijas que aún son pequeñas, también requieren su tiempo. Intento llevarlas yo misma al colegio todos los días. Es, sin lugar a dudas, la mejor forma de comenzar el día.

-¿Cómo se organiza en el día a día para trabajar? ¿Necesita ayuda?

-Cuento con todo el apoyo de mi marido y no declino ninguna ayuda, sobre todo la de mis padres, que son mi gran apoyo logístico y también emocional. Ellos se hacen cargo a menudo de mis pequeñas, con total generosidad y dedicación y para mí es una tranquilidad saber que están en las mejores manos.

-¿Cree que las pymes o autónomas son las grandes perjudicadas en cuestiones impositivas?

-Son las grandes perjudicadas, sobre todo, por la falta de apoyo que reciben los emprendedores y las pequeñas empresas. Algo totalmente injusto, si tenemos en cuenta que suponen más del 90% del tejido empresarial y crean en torno al 75% del empleo.

-El hecho de ser madre, ¿le aporta mayor empuje que antes de serlo a la hora de trabajar?

-Para mí mi trabajo siempre ha sido mi mayor ocupación, se podría decir que me dedicaba a él día y noche pero ahora debo compaginarlo con mis hijas y mi familia. Paso con ellas todo el tiempo que puedo ya que como dice mi familia, “los niños crecen muy rápido y te lo estás perdiendo”, y puede que tengan razón pero intento que no sea así.

-¿Cree que las mujeres que trabajan siguen teniendo doble carga con respecto a los hombres?

-En muchos casos es así. La mujer suele estar en el punto de mira y se le juzga si es capaz de llegar a todo: ser una buena profesional, una buena madre... e incluso estar pendiente del resto de la familia, los amigos... A veces, es una carrera contra reloj para llegar a todo.

-¿Se ha sentido alguna vez discriminada por ser mujer? ¿Y por ser madre?

-No, la verdad es que me considero muy afortunada ya que nunca he tenido la presión de la discriminación por ese motivo. Siempre he encontrado apoyo y un buen ambiente que favorecía mi iniciativa y me empujaba a seguir adelante.

-¿Cree que la maternidad está poco protegida en España?

-Hemos mejorado mucho en esa materia en España, aunque todavía quedan algunas cosas por hacer. También es importante destacar los avances que se han hecho por favorecer la “paternidad” y la implicación del padre en el proceso.

-¿Qué le gustaría que se modificase?

-Creo que la clave en este tema se encuentra en la flexibilidad. Las circunstancias de cada familia son diferentes, y quizá sería interesante que la maternidad, dentro de unos criterios generales, pudiera adaptarse según las necesidades particulares.

-¿Qué opina de la “conciliación”?

-La conciliación es posible siempre que tengamos claro cuáles son nuestras expectativas al respecto, hasta donde queremos llegar y no nos dejemos llevar por la corriente de que todas tenemos que ser “superwoman”. Es decir, conciliar no significa dar el 100% en todo, porque eso, es prácticamente imposible.

-¿Disfrutó de su baja por maternidad o no le quedó más remedio que seguir trabajando?

-En los dos casos me pilló en un momento profesional complicado y tengo que reconocer que, aunque disfruté muchísimo de los primeros meses de mis pequeñas, no pude desconectar del todo de mi vida profesional. Son momentos vitales que llegan así y hay que afrontarlos de la mejor manera posible.

-¿Se siente culpable por no pasar más tiempo con sus hijos?

-¿Qué madre trabajadora no ansía poder pasar más tiempo con sus hijos? Pienso que a todas nos gustaría poder estar con ellos las 24 horas, pero en mi caso me encanta también mi trabajo y no quiero desligarme totalmente de él.

-¿Cree que en muchas cosas nos han “mentido” a la hora de hablarnos de la liberalización de la mujer que compagina casa, maternidad y un trabajo?

-Efectivamente tras el eufemismo de la liberalización, muchas mujeres se han visto envueltas en la vorágine de atender casa, hijos y trabajo. Pero creo que las cosas están cambiando. Las parejas están cada vez más involucradas, no tenemos por qué estigmatizar el hecho de tener ayuda y profesionalmente las empresas están cada vez más sensibilizadas.

-¿Le gustaría que en España disfrutásemos de otros horarios más tipo nórdicos? Creo que lo horarios deben adaptarse a la cultura de cada país y, en España, seamos realistas, todavía no tenemos la sensibilidad nórdica. No obstante, es prioritario optimizar el tiempo que dedicamos a cada parcela de nuestra vida y, especialmente, en el trabajo.

Últimas noticias