Las damas de la política

Un repaso a las políticas de primera línea de nuestra democracia

  • Las damas de la política

Tiempo de lectura 5 min.

08 de abril de 2019. 12:43h

Comentada
Carla de La Lá Madrid. 6/4/2019

He visto todos los debates y todos los vídeos de las mujeres de nuestra política uno por uno. Las he escuchado sin mirarlas, para después observarlas quitando el volumen que es como se conoce verdaderamente a un político y a cualquiera. Pruébenlo y descubrirán con asombro al que miente, al que es divertido, al que está triste y cuánta ira o cuánta ternura en cada gesto...

He llegado a una conclusión muy agradable sin que exista un partido que realmente me enamore: ¡me gustan las damas de nuestra política! Y esta columna pre-electoral se la dedico a ellas con grandísimo entusiasmo; voy a decirles una cosa, las invitaría a una cena, bebería con ellas, las escucharía con atención e independientemente de lo que dijeran, las votaría a todas. ¿Creen que alguna de estas mujeres llegará a la Presidencia del gobierno? Ojalá. Apreciándolas a todas, las ordeno conforme a mis más subjetivas preferencias, no particularmente políticas. En una cena me sentaría más cerca de:

Mujeres en política, España

Inés Arrimadas(Ciudadanos por Cataluña). Tiene 37 años, nació en Jerez de la Frontera y es licenciada en Derecho y Administración de empresas. Se afilió a Ciudadanos en 2011 sin conocer a nadie y en solo un año ya era diputada del Parlamento de Cataluña. Es evidente que además de guapa y magnética tiene un cerebro privilegiado, es educadísima, agradable y coherente. Arrimadas tiene un sentido común aplastante y sin perder la dulzura no se deja ni un milímetro; miren bien esa carita, ¿no les recuerda a Emilia Clarke, Daenerys Targaryn en Juego de Tronos? Me encantaría sentada en nuestro respectivo trono de hierro presidencial.

Mujeres en política, España

Rocío Monasterio (Vox por Madrid). Adoro a Rocio Monasterio y me mata de risa, de verdad. Es ver un video suyo y no poder parar (se lo recomiendo encarecidamente). Lo más interesante de esta arquitecta y madre de cuatro hijos, no es su elegancia natural, ni su discurso, que es potente y maduro, ni su belleza, que la tiene; lo extraordinario de Monasterio es su insultante parsimonia y su impasibilidad ultra cortés con las que vuelve literalmente locas a todas las personas agresivas e irritables del establishment. Si son de izquierdas y/o algo acomplejadillas las descoyunta del todo porque imposta o posee una voz como de marquesa de dibujos animados, francamente desternillante. Luego es que suelta, sin sombra de complejos, verdades como puños, independientemente de lo que no nos guste del programa de VOX.

¿Es usted feminista? Le preguntan inquisitivamente, cada vez que está frente a un micrófono, y ella responde con esa voz pausada, revestida de toda la dignidad existente el mundo: “Miren, valoro y admiro el feminismo de Clara Campoamor, Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán...etc...mujeres por las que todas hemos avanzado, pero a mí, que soy arquitecto y llevo 20 años trabajando entre hombres al pie de una obra no me van a venir a validar mi feminismo un atajo de pazguatas que no hacen otra cosa que pancartas” ¡No se la pierdan! Aire fresco en la España del pensamiento único.

Mujeres en política, España

Cayetana Álvarez de Toledo, Marquesa de Casa Fuerte (PP por Cataluña). Esta estilizada mujer padaung española-franco-argentina de preciosa melena rubia que nunca sonríe, me pareció espantosamente cursi o cínica con el famoso “no te lo perdonaré jamás, Carmena”. En general me cae mal todo aquel que exagera la niñez e hipertrofia las necesidades infantiles por el camino de la memez. Lo cierto es que me he detenido a escuchar con mi mayor objetividad ante sus videos. Cayetana es formalmente hosca y seria para mis estándares y eso no me gusta: la seriedad no es sinónimo de madurez, sino de escaso repertorio. En su defensa, aceptemos que no es monologuista, que es política y en un político la seriedad es un posible valor. Sin embargo, el humor nos da la talla de la inteligencia y la sofisticación intelectual de una persona. Cayetana nos ha dado sentencias como estas: “Rajoy ha llorado como una mujer lo que no ha defendido como un hombre”. Esta frase chirría, porque como todos saben hoy día, el hombre más duro es una mujer.

Pese a todo Cayetana habla muy bien: “Soy una española que piensa que cada centímetro cuadrado de Cataluña pertenece a cada uno de los españoles y que cada cm2 de España pertenece a cada uno de los catalanes”. Una mujer cultivadísima, fina, valiente y, como todas en esta lista, una persona absolutamente fuera de serie.

Mujeres en política, España

Irene Montero (Segunda por Podemos). Esta chica de Moratalaz que se afilió con 15 años al Partido Comunista, hoy tiene 31 y es la segunda de Podemos, junto a su pareja por todos conocida. Desde enero de 2016 es diputada porMadriden elCongreso de los Diputadosy desde febrero de 2017 portavoz del Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso; fue la portavoz más joven de la democracia.

En las elecciones delCongreso de Vistalegre IIa la dirección de Podemos fue la mujer más votada, colocándose en el cuarto puesto, tras Pablo Iglesias, Pablo Echenique e Íñigo Errejón. ​ Para los que no lo saben.

Esta semana tuvo un lapsus _y miren no es de extrañar_ al referirse, en unas declaraciones ante los periodistas, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como "los fuerzos y las cuerpas". Me recuerda al jaleo de la comparecencia Iglesias/ Montero a propósito de su chalet, donde la muchacha se refería a su marido y a ella como nosotras; lo preciosísimo es que luego se les escapaba algún nosotros_el nosotros neopatriarcal_ e intentaban corregirlo desmultiplicando sus palabras con el “nosotras y nosotros”. Me los imagino, cuando crezcan, llamando a sus hijos a cenar en Galapagar con el “nosotras” en el desgobierno más absoluto. Irene Montero no me resulta simpática; ni simpática, ni graciosa, ni divertida, ni atractiva pero tiene mucha fuerza, habla muy alto y muy rápido, está muy empoderada (desde luego su papel se lo ha creído) y tanto ella como Iglesias están dando un buen ejemplo para romper el mito de la mujer como cuidadora y el hombre como el principal sostén de la familia.

Últimas noticias