¡Ojo con estos dulces esta Navidad!

En estas fiestas abusamos de los dulces provocando en muchos casos caries en las bocas infantiles

  • ¡Ojo con estos dulces esta Navidad!
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de diciembre de 2018. 12:49h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 6/12/2018

ETIQUETAS

Lotería, compras, Papá Noel, uvas, fiesta, comida...y dulce, muchísimo dulce. En navidades comemos más que en otra época del año y, sobre todo, abusamos de los dulces, unos productos que se deben consumir de forma moderada, de lo contrario la salud dental puede verse afectada. A continuación el doctor Juan José Alió, miembro de Top Doctors ha elaborado la lista de los ocho dulces más dañinos para los dientes.

Fruta escarchada: su alto contenido en azúcar (81 gramos por cada 100 gramos) además de su alto contenido calórico, hace de este dulce un peligroso enemigo para los dientes. Y más aún si su textura pegajosa se incrusta entre las piezas dentales. Esto obliga a mantener una correcta higiene dental y si esta no se realiza aumenta el riesgo de caries.

Guirlache: es el caramelo en estado sólido que se combina con la almendra. Su dureza y alto contenido en azúcar (51,3 gramos por cada 100 gramos) pueden romper alguno de los dientes.

Chocolate a la taza: pese a que su contenido en azúcar supera al del guirlache (73,8 gramos por cada 100 gramos) sus restos son más fáciles de retirar debido al estado líquido del dulce. Tan solo hará falta enjuagarse de forma correcta los dientes tras el cepillado.

Mazapán: este dulce cuenta con 49 gramos por cada 100 gramos y al igual que la fruta escarchada, su textura viscosa se adhiere a los dientes y dificulta la eliminación de los restos incrustados en la dentadura. Para eliminar estos restos es aconsejable la utilización del hilo dental para los vacíos entre los dientes, a parte de una limpieza utilizando el cepillo de dientes.

Turrón duro: la dureza del turrón puede dañar alguna pieza dental. Este producto cuenta con 45,1 gramos de azúcar por cada 100 gramos.

Turrón blando: para eliminar sus restos más difíciles será necesario utilizar la seda y el enjuague para conseguir su eliminación completa. Además este producto cuenta con 25 gramos de azúcar por cada 100 gramos.

Mantecados y polvorones: cuenta con 25 gramos por cada 100 gramos. Su contenido en azúcar y calorías son parecidos, contienen más de 500 calorías por cada 100 gramos de producto.

Roscón: el gran problema de este producto son los dulces que lo adornan. La fruta confitada se pega a los dientes, el azúcar se cuela entre los dientes y las almendras se clavan en las encías. Por último la sorpresa del roscón puede llegar a ser desagradable si uno no se da cuenta de que le ha tocado. Cuenta con 24 gramos de azúcar por cada 100 gramos.

Revisiones dentales tras la Navidad

Los expertos recomiendan que tras estas señaladas fiestas los pacientes revisen sus dientes. Los odontólogos son capaces de reparar pequeños accidentes en prótesis, dientes o aparatos de ortodoncia. Otro de los servicios más solicitados por los pacientes son las limpiezas bucales tras los excesos de Navidad.

¿Qué es la limpieza bucal?

La limpieza bucal es el cuidado preventivo para mantener una buena higiene de la boca. La dejadez de la dentadura puede conllevar una acumulación excesiva de placa bacteriana y sarro en la boca que pueden desembocar en enfermedades dentales. No requiere ningún tipo de anestesia.

¿Por qué se realiza?

La higiene dental es muy importante para evitar la aparición de caries u otras enfermedades bucales. A pesar de los cuidados diarios, es importante realizarse una limpieza bucal ya que es más exhaustiva.

Si no se realiza una limpieza bucal a menudo, la placa bacteriana y el sarro se van acumulando en la boca, lo que puede provocar una gran variedad de enfermedades como:

Caries dentales

Halitosis

Abscesos

Gingivitis

Periodontitis

¿En qué consiste?

La limpieza bucal es un tratamiento sencillo pero su intensidad depende de la placa y del sarro acumulado. El odontólogo inicia el proceso de eliminación del sarro con una herramienta de ultrasonido. Finalmente, aplica flúor en los dientes.

Cuidados tras la intervención

Tras realizarse una limpieza bucal, es importante seguir con los cuidados dentales habituales. Estos cuidados se basan en cepillarse los dientes de manera correcta dos o tres veces al día, utilizar hilo dental, enjuagarse la boca con líquido antibacteriano y visitar al dentista de manera periódica para hacerse revisiones.

Últimas noticias