¿Qué le conviene más a una familia, comprar un coche o tenerlo de renting?

¿Es posible que el coche en propiedad sea algo en extinción?

  • ¿Qué le conviene más a una familia, comprar un coche o tenerlo de renting?
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

10 de abril de 2019. 13:46h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 9/4/2019

¿Qué es más rentable, comprarse un coche o contratar un renting? Las futuras prohibiciones en la venta de coches térmicos (en algunas comunidades entrarán en vigor en 2025) sumado a las restricciones al tráfico que ya han comenzado a funcionar en las grandes ciudades ha provocado que los ciudadanos pasen por un momento de confusión y se planteen nuevas fórmulas de movilidad antes que comprarse un coche.

Los datos del sector pintan un escenario nada halagüeño. Según las cifras de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), las ventas de turismos y todoterrenos nuevos en España alcanzaron un volumen de 122.664 unidades en marzo de 2019, lo que supone una caída del 4,3% en comparación con el mismo mes del año anterior. Desde que el 1 de septiembre de 2018 se introdujera el nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP, el sector ha encadenado siete meses consecutivos a la baja. El peor dato desde la crisis económica; entre 2008 y 2009 se llegaron a encadenar 16 meses seguidos de caídas en las ventas de coches.

Mientras la venta de coches no termina de recuperarse, el sector del renting pasa por un momento dulce. Según la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR) durante 2018 se financiaron en renting 212.807 turismos, un 5,7% más que en 2017. Si tenemos en cuenta los turismos, vehículos industriales y todoterrenos, el sector creció un 7,8% el año pasado con 265.352 operaciones firmadas.

¿Es posible que el coche en propiedad sea algo en extinción? “Sin pretender sacar una bola de cristal, creo que el futuro será el del coche compartido y, además, que el coche dejará de ser una propiedad, salvo casos muy puntuales o de coleccionismo. Creo que el futuro está en ver al coche como un servicio de movilidad compartido que pagaremos según el uso que hagamos y sin ningún sentido de la propiedad”, explica Esteban Viso, experto en finanzas del motor en iAhorro.com.

Este experto destaca que cada vez hay más personas que no necesitan un coche para su día a día. “La opción de alquilar un vehículo ya no solo por días, sino por horas, con su seguro, su mantenimiento al día, combustible...) es muy atractiva y plantea una movilidad sostenible sin precedentes, eliminando el exceso de vehículos en movimiento en ciudades y carreteras. No hablo solo de modelos de suscripción para disponer de un vehículo (como plantea Volvo, por ejemplo), ni siquiera de leasing o renting”, destaca Viso.

Cuánto cuesta tener un coche en propiedad

A pesar de que la compra de coches no pasa por su mejor momento, el precio de los vehículos sigue creciendo. Según el INE, los automóviles se encarecieron un 0,3% durante el pasado mes de enero respecto al mismo mes del año anterior. Su precio sumado a las restricciones hace que cada vez sean más los ciudadanos que apuestan por el renting, ¿pero realmente sale más rentable?

“A la hora de comprar un coche hay que tener en cuenta diversos gastos. El primero y más importante, por su cuantía, es el precio de compra del vehículo.Otros gastos a tener en cuenta cuando adquirimos un vehículo son el alquiler o la compra de una plaza de garaje, el seguro, los gastos de mantenimiento y reparaciones y el combustible, aunque estos últimos dependen más del kilometraje anual que hagamos, que de otros factores”, señala Esteban Viso, experto financiero en iAhorro.com.

El coche más vendido de 2018 fue el Seat León, un vehículo que tiene un coste medio de 18.000 euros. Si a esta cantidad le sumamos el IVA, el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación nada más sacar el coche del concesionario habremos pagado 23.635,4 euros. Si al coste de compra le sumamos los gastos que podemos tener en un año (gasolina, seguro y zona verde) acabaremos pagando en los primeros 12 meses de vida del coche 24.660 en el caso de un coche diésel. Para hacer este calculo hemos tenido en cuenta que durante ese primer año se han hecho 10.000 kilómetros, a 1,2 euros el litro para un coche que consumo 5 litros a los 100km hablamos de unos 600 euros al año. A esta cantidad le hemos sumado el seguro (400 euros) y el pago de la zona verde (24,6 euros). El caso de ser gasolina el precio se eleva un poco hasta los 24.840 euros por el coste de este combustible, hemos tenido en cuenta un precio medio de 1,3 euros.

La vida media de un coche en España es de 12 años, por eso hemos querido saber cuánto nos costaría nuestro Seat León en el conjunto de los 12 años. Para hacer este calculo hemos tenido en cuenta que cada año hemos hecho más o menos el mismo uso del coche, por lo que hemos recorrido 10.000 kilómetros anuales, o 120.000 en 12 años.

Durante estos doce años, hemos calculado que hemos cambiado las ruedas dos veces, el aceite 6 veces (lo recomendado es una vez cada 20.000 km), la correa de distribución una vez, las lámparas 3 veces y hemos añadido una partida de improviso de 2.000 euros en los 12 meses. A esta cantidad le hemos añadido los pagos de la ITV (6 veces en 12 años), el impuesto de circulación, (1.200 en 12 años) y la zona verde (295,6 euros en 12 años).

A la hora de elegir un coche muchos ciudadanos se dejan guiar por sus gustos y no analizan otros aspectos más prácticos como puede ser su estilo de vida o el uso que le van a dar el coche. “Lo primero en que me fijaría es en el uso cotidiano que le vamos a dar al coche. Si necesitamos un vehículo para pasar el 90% del año en territorio urbano, para recorridos cortos y que nos permita realizar con comodidad ciertas tareas, por ejemplo, llevar los niños al colegio o hacer la compra, buscaría un vehículo con ese ADN: un coche utilitario, con no demasiada potencia, con un motor que consuma muy poco, de gasolina, híbrido o eléctrico, y una habitabilidad suficiente como para poder llevar a los niños o las bolsas de la compra” explican el experto financiero de iAhorro.

En el caso de necesitar un coche con el que vamos a necesitar hacer kilómetros por carretera o autovía, “elegiría un coche cómodo para las largas distancias, con un motor capaz de mantener un buen ritmo constante, y motorización diésel. La clave de todo este proceso es dar prioridad a la cabeza antes que al corazón, y evaluar bien el uso principal del coche para poder tomar una decisión inteligente” apunta Esteban Viso.

Si tenemos en cuenta lo que hemos pagado durante el primer año del vehículo y le añadimos el resto de años (11). La suma total de los 12 años para un coche diésel es de 42.440 euros y para un coche de gasolina de 44.226 euros.

Qué pasa si financio el vehículo

El coste del vehículo se eleva considerablemente si se ha tenido que recurrir a un préstamo coche. Teniendo en cuenta un TIN del 5,50% y una TAE del 60,06% con una comisión de apertura de 270 euros, la mensualidad será de 235,67 euros, un coste total en los 8 años de vida del préstamo de 22.894 euros. A la financiación habrá que sumar el IVA de la compra, el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación lo que suma 28.529 euros. Si este coche tiene una vida útil de 12 años, el coste total de uso más la compra financiada asciende a 44.220 euros en el caso de ser diésel, en el caso de gasolina el precio total sería de 48.380. Si la financiación que conseguimos es algo más elevada, por ejemplo, un TIN del 8,75%, una TAE del 11,63% y comisiones de 540 euros, nos vamos a una cuota mensual de 261,38 euros.

Últimas noticias