Rutinas veraniegas para mantener la boca sana

En verano somos propensos a descuidar la salud bucodental

  • Photo by Allef Vinicius on Unsplash
    Photo by Allef Vinicius on Unsplash
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de julio de 2018. 15:45h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 4/7/2018

ETIQUETAS

La llegada del verano rompe con nuestra rutina y lo que menos nos gustaría es volver de vacaciones con problemas bucales. La doctora Daniela Carranza codirectora del centro Instituto Profesor Sada nos da las claves para presumir de una sonrisa de Verano.

-Evita consumir tóxicos. Las noches de verano incrementan el consumo exagerado de tabaco, de alcoholes destilados y en general tóxicos, ya que afectan tanto a la salud en general como a la boca en particular, favorecen el desarrollo de enfermedades dentarias y de encías. Además, llevar una alimentación sana y equilibrada que permita un correcto equilibrio de nutrientes, también repercutirá en la renovación celular y en la buena salud bucal.

-Preparar maletas, llegar a tiempo al aeropuerto, dejar el trabajo organizado antes de irnos de vacaciones...hacen que nos sintamos nerviosos e inconscientemente, tenemos gestos nerviosos y dañinos como la onicofagia (morderse las uñas), mordisqueo de lápices y bolígrafos, consumo excesivo de chicles y caramelos... Con el tiempo, todos esos hábitos acaban por ocasionar lesiones que afectan tanto a los dientes como a nivel de la articulación de la boca.

-No desconectes del todo, tu boca también merece especial atención en verano. Auto-explórate la boca cada semana. Al igual que otras partes del cuerpo, revísate a conciencia la boca. Puedes ayudarte de espejitos. Cualquier lesión o herida que pueda aparecer, debe ser tratada lo antes posible para evitar que desemboque en problemas más serios y soluciones más costosas.

-En verano es muy normal comer fuera de casa ya que frecuentamos restaurantes, chiringuitos...No olvides meter un cepillo en tu bolso y límpiate correctamente. Después de cada comida, usa un buen cepillo.

-Hay que evitar que los restos de comidas queden entre los dientes. Si te saltas algún cepillado no olvides utilizar una ayuda extra, puedes enjuagarte con el colutorio (no sustituye al cepillado).

-Ojo con las pastas dentífricas de los hoteles. Elegir la correcta pasa por pedir asesoramiento al dentista. Ahora las hay específicas para cada caso: para quien tenga dientes sensibles, para quienes lleven braquets, para los que padezcan gingivitis, para quienes necesiten pastas muy fluoradas. Si usas una incorrecta puede suceder que se generen infecciones resistentes a otros tratamientos.

-Cuidado con los helados. Intenta disminuir el consumo de hidratos de carbono en forma sobre todo de azúcares sólidos retentivos, aumentan el riesgo de caries.

-Los pacientes bruxistas es importante que no olviden su férula de descarga. El bruxista aprieta los dientes en invierno y en verano.

-Si te has realizado un blanqueamiento es aconsejable realizar un refuerzo de éste antes de poner rumbo a tu destino vacacional, aprovechando esta cita para saber en qué estado se encuentra tu boca y poder marcharte tranquila y sin preocupaciones.

-La visita al dentista a la vuelta del verano es muy recomendable. Debemos insistir en las visitas para mantener una buena higiene dental, para revisar el blanqueamiento, y en general para prevenir enfermedades bucales.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs