¿Tu niño no te duerme? Consejos para solucionarlo

Las malas noches de los niños, un problema que preocupa a muchos padres

  • ¿Tu niño no te duerme? Consejos para solucionarlo
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2019. 13:20h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 12/6/2019

Hasta un 30% de los problemas de pacientes que acuden al pediatra obedecen a casos de trastornos del sueño, en busca de respuestas y consejos para acabar con aquellos problemas que impiden a los más pequeños disfrutar de un descanso reparador. Es una frase muy de padres sobre todo al principio. Es una realidad que finalmente terminan por regular los ciclos de sueño permitiendo el necesario descanso para toda la familia, como también es una realidad que hasta que ese día no llega se pasa realmente mal ya que dormir es fundamental para la salud.

El insomnio infantil es un problema acusado por numerosos niños, los cuales tienen unas neuronas cerebrales que actúan como una especie de reloj biológico que les controla los momentos de la jornada en que pueden estar despiertos o dormidos, aunque iis.es apunta a determinadas condiciones medioambientales como la acción de la melatonina que asocia un ambiente oscuro con el sueño y la luminosidad con momentos activos del día.

A medida que el niño avanza, comienza a adquirir unos hábitos más fijos que en sus primeras semanas de vida, en las que puede llegar a descansar hasta 16 horas diarias repartidas en varias etapas, lo que hace que se despierte en medio de la madrugada.

No obstante, cuando se presupone que el niño debe descansar de una manera más normal y los padres se percatan de que no es así, deben tomar medidas para conseguir el mejor descanso posible para sus hijos.

Medidas para conseguir el mejor sueño infantil según el Instituto Europeo del sueño

A continuación, se ofrecen las principales pautas para acabar con los problemas de sueño en los más pequeños:

-A diferencia de lo que se piensa, hay que evitar que los niños desempeñen ejercicio físico antes de irse a la cama, optando por actividades más pausadas, como ir al baño, un cuento o dibujar sobre papel.

-Rutinas anteriores al sueño: estas mismas actividades se deben marcar como usuales en los momentos anteriores a irse a dormir, para que así lo asocien a esta rutina.

-Cena ligera: al igual que ocurre con los adultos, los niños no necesitan comidas nocturnas muy pesadas que les impidan conciliar el sueño. Muy importante también es que cenen pronto, entre las siete y ocho de la tarde. En España los horarios de las cenas suelen ser entre las nueve y diez de la noche, un hábito no demasiado adecuado para los niños. Es preferible que cenen antes y tengan una hora de ocio tranquilo antes de dormir.

-Los padres no deben mostrar alteración ante los actos de los niños, ya que cualquier signo de excitación o nerviosismo son captados a la perfección por los más pequeños.

Evitar el uso de dispositivos tecnológicos por parte de los niños, como tablets, ordenadores o móviles antes de dormir puede ser contraproducente para los deseos de que concilien el mejor sueño posible.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs