Rubiales siembra dudas sobre la presencia de Robert Moreno en la Eurocopa

Robert Moreno, durante el partido contra MaltaMARCELO DEL POZOReuters

España acababa de golear a Malta y Luis Rubiales apareció por la zona mixta para atender a los medios. Sus primeras palabras no fueron para felicitar al técnico, Robert Moreno, después de un 7-0 y de haber clasificado a España para la Eurocopa después de unos meses complicados internamente por lo sucedido con Luis Enrique. Al contrario, el presidente puso en duda la presencia del seleccionador en la fase final de la Eurocopa que se disputa a final de temporada.

"Aquí hay un departamento que lidera Molina y cuando termine la fase de clasificación me comentará, hablaremos y veremos qué se hace si es que hay que hacer algo", dijo Rubiales. La norma de comportamiento de Ángel María Villar como presidente era renovar de manera automática al seleccionador después de clasificarse para una fase final. Es lo que hizo Rubiales con Lopetegui nada más alcanzar la presidencia de la Federación para después despedirlo a dos días del comienzo del Mundial, con la selección ya concentrada en Rusia. "Hay normas que se mantienen y otras que no", reconoce.

José Francisco Molina es el director deportivo de la Federación y hacia él deriva Rubiales la responsabilidad sobre la continuidad de Robert Moreno. "Yo respaldo totalmente a Molina y sus ideas son las de la Federación. Nos queda un partido y después tenemos mucho tiempo para pensar, para reflexionar y ahí actuaremos y veremos lo que hacemos", asegura.

Mientras, en la conferencia de prensa le preguntaban a Robert Moreno si ya se sentía seleccionador de pleno derecho. "La sensación la he tenido siempre", dice, "pero la responsabilidad que tienes en cada momento te hace sentir las cosas de una manera o de otra". "Te marcas un objetivo, que es la clasificación, te lo marcas en una situación especial, siendo yo una figura inesperada para un cargo como éste y eso te hace asumir responsabilidades no sólo por mí mismo, por mi staff, la gente que me quiere, la familia porque sufre por que lo hagas bien y cuando lo consigues sólo puedes estar agradecido a los jugadores y a la gente que te apoya", dice el técnico.

"Si alguien no quiere que esté en la Eurocopa será que no estoy haciendo bien mi trabajo", comentaba resignado el seleccionador cuando le preguntaban por las palabras del presidente.