El Barça se la juega ante el Borussia en medio del debate trampa: ¿jugar bien o ganar?

Si no gana a los alemanes en el Camp Nou podría jugarse su clasificación para octavos de la Champions en Milán ante el Inter

Champions League - FC Barcelona Training
Messi, antes del último entrenamiento del BarcelonaALBERT GEAReuters

La pregunta trampa de siempre está de moda ahora en el Barcelona: ¿mejor ganar o jugar bien? Dicha así parece insinuarse que jugar mal es sinónimo de vencer y jugar bien, de perder, como si no fueran compatibles o incluso complementarios. Valverde trata de dar respuesta: «La mejor manera de ganar es llegar al área contraria, generar ocasiones y que no te hagan ninguna. Si tienes la pelota y no haces ocasiones, te falta lo más importante. Tratamos de encontrar el resultado a través del juego. El otro día lo hicimos a balón parado y eso pasó porque atacamos», se defiende el entrenador, citando el partido de Leganés. Dicho esto, el Barcelona está jugando rematadamente mal y en la Champions se encuentra ante uno de esos encuentros en los que debe buscar mejorar en la forma para llegar al fondo. Una derrota contra el Borussia Dortmund en el Camp Nou y un triunfo del Inter en Praga dejaría a los azulgrana en una situación dramática: ir a Milán a jugársela en la última jornada. «Los otros equipos se cambiarían por nosotros», insiste Valverde. Esto también es cierto.

Se trata, por tanto, de un día para Messi, el hombre de la jornada en la Ciudad Condal más allá del debate del juego. La revista «France Football» publica que después de la debacle europea del año pasado en Liverpool, Leo le pidió a Neymar que volviera. Y le dijo más: «En dos años yo me iré y vos tomarás mi relevo». Se pone, por tanto, el argentino fecha de caducidad, límite para buscar la Champions que se le resiste las últimas temporadas. Todo eso en medio de los rumores más que fundados de que el Balón de Oro va a ser para él. El lunes se sabrá lo que está cantado: será el sexto para él, justo después de una semana importante en Liga y Liga de Campeones, porque tras el Dortmund, el Barça visita el domingo al Atlético. Dos días para jugar bien y ganar.